Sunday, July 01, 2012

Nuevo Vicepresidente de «Ecclesia Dei» critíca, en una sola entrevista, a Rahner, De Lubac, Congar, Chenu


Es una lastima que por ahora no podamos traducir toda la entrevista que el nuevo Vicepresidente de la Comisión «Ecclesia Dei», Mons. Augustine Di Noia, a concedido a National Catholic Register. Lo que queremos, por ahora, resaltar es que en el curso de esa entrevista ha tocado a varias de las que nos han vendido como vacas sagradas de la teología postconciliar.

Ha dicho, entre otras, Di Noa: «[Karl] Rahner tuvo un desastroso efecto en ello con su ‘cristianismo anónimo’». En otro aparte dice: «Ahora Ud. puede criticar a De Lubac, Congar, Chenu. Y muchos jóvenes están escribiendo disertaciones y libros que de alguna manera eran imposibles antes. Así que diría que la dominante lectura progresivista del Concilio [Vaticano II] está en retirada».

Hay que decir que la entrevista se basa principalmente sobre su nuevo nombramiento y las relaciones Roma-FSSPX/SSPX, y estas críticas a las que aludimos no constituyen la parte principal de la misma, ¡pero por algo se empieza!

Pío XII; el Yad Vashem cambia la didascalia controvertida


Primera página de Haaretz hoy, el cual anuncia que “bajo presión del Vaticano Yad Vashem [Museo del Holocausto] reescribe el texto de Pío XII del muro”; demasiado notorio como para dejarlo pasar por alto, redacción la cual denota la mala leche (para no decir ‘anticristianismo’) del editor o de quien haya titulado. Ladinamente la versión de internet de la nota está titulada de otra forma, a diferencia de la edición impresa (copia facsimilar en la imágen) que sólo circula localmente con el títular antes aludido. Por su parte, el Museo del Holocausto se ha apresurado a desmentir en su sitio de internet, que la nueva redacción sea “bajo presión del Vaticano” como había anunciado Haaretz.

Este es un artículo al respecto de Andrea Tornielli en Vatican Insider, Jul-01-2012.

07/ 1/2012
Pío XII; el Yad Vashem cambia la didascalia controvertida

El nuevo texto es más complejo y también considera los nuevos estudios a favor de Pacelli, después del taller internacional que se llevó a cabo en el Museo del Holocausto en 2009

Andrea Tornielli
Roma


La didascalia controvertida bajo la foto de Pío XII en el Yad Vashem, en el nuevo museo dedicado al Holocausto que fue inaugurado en 2005, ha sido cambiada. Lo anticipó el periódico israelí Haaretz y lo confirmó la dirección de Yad Vashem.

La nueva versión de la didascalia suaviza un poco el juicio contenido en la versión anterior, tomando en cuenta los descubrimientos históricos más recientes, de los que se deduce la complejidad de la figura del Papa Pacelli y el apoyo que ofreció para tantas acciones humanitarias en favor de los judíos perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. El primero de los cambios aparece en el título: si antes decía: «Pío XII y el Holocausto», ahora se lee: «El Vaticano y el Holocausto». Entre los cambios más significativos se encuentra, sobre todo, la desaparición de una frase que atribuía al concordato entre la Santa Sede y Alemania de 1933 el valor de un reconocimiento del «régimen nazi y racista».

Además, ya no se afirma que Pío XII, al haberse convertido en Papa en marzo de 1939, había dejado en el olvido una «carta contra el racismo y el antisemitismo preparada por su predecesor». Es cierto que Pacelli no hizo suyo el borrador de su predecesor, pero también es cierto que ese texto (todavía lleno del tradicional antijudaísmo católico) habría podido obtener el efecto contrario del deseado, por lo que es comprensible la decisión de Pío XII.

También la acusación de no haber protestado en público, que en la primera versión era mucho más clara, ha sido matizada. Y se añade, con enorme significado, la cita del fragmento del radiomensaje de diciembre de 1942, en el que el Papa hablaba de la suerte de «cientos de miles de personas, las que, sin culpa propia, a veces por razones de nacionalidad o de estirpe, fueron destinadas a la muerte». Se trataba de una referencia clara a los campos de concentración, a pocos meses de que comenzara la terrible «soliución final» que ordenó Hitler; y la palabra “estirpe” era particularmente significativa y, obviamente, se refería a las persecuciones raciales.

El nuevo texto define como una «falta moral» la decisión del Pontífice de no denunciar públicamente la deportación de los judíos y su exterminio, pero ahora el texto parece mucho más equilibrado, porque considera las posturas de los críticos que sostienen que justamente gracias a esta conducta pudo llevarse a cabo «un número considerable de actividades secretas de rescate en diferentes niveles de la Iglesia».

La cita de los «defensores» es una «verdadera novedad», explica Matteo Luigi Napolitano, profesor de Historia de las relaciones internacionales en la Universidad Marconi de Roma y autor del libro “The Vatican Files: la diplomacia de la Iglesia, documentos y secretos” que está por ser publicado. Es estudioso indica también que el final de la didascalia es importante, porque se afirma que «hasta que todo el material relevante no esté a disposición de los estudiosos, este tema seguirá abierto a nuevas investigaciones». Es una referencia a los archivos vaticanos, que todavía no pueden consultar los investigadores, del periodo entre 1939 y 1958 (los años del pontificado de Pacelli). En el Vaticano están trabajando muchísimo para que estén disponibles dentro de un par de años. «Esta referencia implícita vale para el material vaticano todavía cerrado –observa Napolitano–, pero también para el resto de los archivos en todo el mundo, que no siempre son accesibles, incluidas algunas secciones del mismo Yad Vasehm».

Dan Michman, director de la Escuela Internacional de Estudios sobre el Holocausto de Yad Vashem, declaró al periódico “Haaretz” que el texto fue modificado tras las recientes investigaciones, después del que el Vaticano permitiera que los estudiosos examinaran documentos hasta 1939, así como a las peticiones de los visitantes del museo. Hay que recordar que en 2009 Yad Vashem promovió un taller internacional, a puertas cerradas, sobre la figura de Pío XII, en el que participaron diferentes estudiosos de diferentes escuelas, tanto críticos como a favor de la figura de Pacelli: la publicación de las actas es inminente.

También expresó su satisfacción el judío Gary Krupp, presidente de Pawe The Way Foundation, organización que construye puentes entre las religiones del mundo y que en los últimos años ha trabajado mucho para presentar documentos con los cuales se puede demostrar que el juicio negativo que se había formado alrededor del Pontífice es erróneo.

La beatificación del Papa Luciani cada vez más cerca


Esta información la habíamos leído ayer en Corriere Delle Alpi, este es un artículo en español sobre el mismo tema que presenta Andrea Tornielli en Vatican Insider, Jul-01-2012.

07/ 1/2012
La beatificación del Papa Luciani cada vez más cerca

El postulante, Dal Covolo, anuncia: «La “positio” será entregada en octubre»

Andrea Tornielli
Ciudad del Vaticano


El último Papa que ha sido beatificado fue Juan Pablo II, hace un año. Pero también hay otros sucesores de Pedro del último siglo que están en lista de espera: Pío XII, de quien Benedicto XVI ya aprobó la heroicidad de las virtudes; Pablo VI y su inmediato sucesor Juan Pablo I.

«El 17 de octubre, en el centenario de Albino Luciani del nacimiento de Albino Luciani, en compañía de mi colaboradora Stefania Falasca, entregaré oficialmente al cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, la “positio” relativa al “Siervo de Dios” Juan Pablo I», anunció antier en Agordo el obispo Enrico Dal Covolo, rector de la Pontificia Universidad Lateranense y postulador de la causa para la beatificación del Papa Luciani.

Dal Covolo dio el anuncio durante la homilía que pronunció por la fiesta de los santos Pedro y Pablo, padrones de Agordo, pueblo natal del obispo. «La “positio” –explicó el postulador– es un expediente que consta de dos grandes volúmenes rojos: el primero recoge los testimonios sobre la vida y sobre las virtudes de Luciani, mientras el segundo se centra sobre todo sobre la historia del personaje. En tales obras se demuestran lo mejor posible las virtudes y la heroicidad de Juan Pblo I, que después serán examinadas en dos niveles: por los expertos de la Congregación y por los miembros de la misma».

Si el resultado de este examen es positivo, añade Dal Covo, «como estoy seguro, entonces el Papa autorizará la atribución del título de “venerable”. El proceso preseguirá luego sobre la verificación completa del milagro, sigilio del iter, y que ya está en buena marcha, por lo que dentro de pocos años vuestro ilustre coterráneo subirá al honor de los altares como beato».

El postulador, de hecho, indicó un presunto milagro: la curacuón inexplicable del tumor de un italiano. Un presunto milagro también fue indicado en la postulación de la causa de Pablo VI: se trata de la curación de un niño que todavía no había nacido. Por el momento, la causa más avanzada es la del Papa Pacelli, pero parece que no se ha encontrado ningún presunto milagro que permita continuar adelante.

Benedicto XVI está muy relacionado tanto con Pablo VI como con Juan Pablo I. El Papa Montini fue el que eligió al teólogo de cincuenta años y profesor en Ratisbona para el arzobispado de Múnich de Baviera y pocas semanas después le creó cardenal durante su último consistorio. Ratzinger participó en el cónclave de 1978, que eligió al Papa Luciani, así como en el que eligió al Papa Wojtyla. Si las causas de beatificación de Pablo VI y Juan Pablo I proceden con buen ritmo, es probable que Patzinger les beatifique juntos, y se convertiría en el primer Papa en la historia de la iglesia que habría elevado a los altares a sus 3 inmediatos antecesores.

Nuncio en Indonesia: “En cuanto a la liturgia... debemos preguntarnos si estamos en sintonía con las enseñanzas y el ejemplo del Papa”


Aquí traducimos un aparte de la homilía (no dominamos el indonesio, pero en la parte de los comentarios se provee una traducción al inglés, que es de donde tomamos el aparte) que Mons. Antonio Guido Filipazzi (imágen), Nuncio Apostólico en Indonesia, pronunció en la reciente Fiesta de San Pedro y San Pablo.

La liturgia, que tiene su culmen en la celebración de los sacramentos y especialmente de la Eucaristía, es la oración de toda la Iglesia, la oración de la Iglesia formada por los santos, por los muertos en Cristo y por nosotros mismos; la oración de la única Iglesia extendida por todo el mundo y guiada por el Papa y los Obispos. Por lo tanto, en la oración eucarística de cada misa conmemoramos a la Virgen María y a los santos, al Papa y a los obispos, así como a toda la Iglesia extendida por todo el mundo. El Catecismo de la Iglesia Católica enseña: “Encargado del ministerio de Pedro en la Iglesia, el Papa es asociado a toda celebración de la Eucaristía en la que es nombrado como signo y servidor de la unidad de la Iglesia universal”. (CEC 1369).

Con qué frecuencia el Santo Padre Benedicto XVI nos recuerda que tenemos que celebrar la liturgia no como algo que inventamos como nos plazca, de acuerdo con nuestras ideas, siguiendo las tendencias y las teorías del momento, sino como una celebración de algo más grande que nosotros, en la cual tenemos que entrar y por la cual nuestra propia oración se forma. El Santo Padre ofrece esta enseñanza acerca de la manera correcta de celebrar la liturgia por el ejemplo de sus propias celebraciones, en las cuales resplandecen un sentido de adoración, de belleza y de tradición de la Iglesia.

Me gustaría subrayar una vez más la importancia de la fiel observacia de las reglas acerca de la liturgia dadas por la Iglesia: obispos y sacerdotes, ministros de la sagrada liturgia, no son los amos de la liturgia, ellos no pueden cambiarla a voluntad, y los fieles no deben asumir que las celebraciones litúrgicas no son más que simples objetos de gusto y deseo. ¡La liturgia no pertenece a nadie y no puede ser manipulada por nadie a su antojo!

En cuanto a la liturgia también, debemos preguntarnos si estamos en sintonía con las enseñanzas y el ejemplo del Papa.