Saturday, June 23, 2012

Lefebvrianos; la historia (in)finita


Artículo de Andrea Tornielli en Vatican Insider, Jun-23-2012.

06/23/2012
Lefebvrianos; la historia (in)finita

El obispo Fellay debe responder sobre el texto que recibió. El Vaticano no tiene en mente nuevas discusiones y la Fraternidad parace cada vez más dividida

Andrea Tornielli
ciudad del Vaticano


En el comunicado de la Sala de Prensa vaticana que fue difundido después del encuentro del 13 de junio entre el cardenal William Levada y el superior de los Lefebvrianos, el obispo Bernard Fellay, se lee que este último «expuso la situación de la Fraternidad San Pío X». También en este caso, como en el resto de la historia, hay que interpretar con cautela estas palabras. El principal problema, en estos días cruciales para el futuro del grupo tradicionalista que fundó monseñor Lefebvre, no tiene que ver con el contenido de la declaración doctrinal que el Papa quiere que suscriba Fellay. Tiene que ver más bien con la complicada situación dentro de la Fraternidad.

Algunos de los sacerdotes más cercanos a los otros tres obispos, Tissier de Mallerays, De Gallareta y Williamson, repiten que, en caso de llegar a un acuerdo, serán muy pocos los religiosos de la Fraternidad que sigan a monseñor Fellay hacia la plena comunión con Roma. Por ello, esas líneas del comunicado vaticano sobre la “situación” al interior de la Fraternidad son particularmente significativas. Hasta este momento siempre se pensó que las divisiones internas se podían representar de esta forma: 25% favorable al acuerdo, 50% indeciso y 25% en contra (y aquí entrarían los tres obispos, como se deduce claramente de la carta que enviaron hace unos meses a Fellay, en la que tomaban distancias con respecto a cualquier acuerdo con Roma).

Sin embargo, nadie es capaz de afirmar que los porcentajes antes indicados sean reales. A partir de las declaraciones de diferentes exponentes lefebvrianos, y de los mismos obispos que están en contra del acuerdo, es evidente que hay una parte de la Fraternidad dispuesta a volver a la comunión con Roma, solo si el Papa decide renegar de facto el Concilio Vaticano II y culparlo (al igual que a la reforma litúrgica post-conciliar) de la crisis de fe que ha marcado las últimas décadas. Hay que indicar que la nostalgia por los sufrimientos que causó la situación de la separación actual la advierten solo los que conocieron a Lefebvre, que vivieron de cerca sus batallas y que vivieron en comunión con el Papa antes de la ruptura de 1998. Esta sensibilidad parece tener una intensidad menor, en cambio, en las nuevas generaciones de sacerdotes.

La declaración doctrinal que el cardenal Levada entregó a Fellay el 13 de junio no deja sitio para nuevos márgenes de maniobras.Y parece bastante difícil pensar en una nueva fase de discusiones, después de que durante dos años la Fraternidad haya discutido con los teólogos de la Santa Sede sobre la auténtica interpretación del Concilio. Benedicto XVI quiso examinar atentamente el texto final y tuvo en cuenta las consideraciones de los cardenales y de los obispos de la “Feria Quarta” de la Congregación para la Doctrina de la Fe: durante la reunión del 15 de mayo pasado, los cardenales expusieron sus dudas con respecto a los cambios que propuso Fellay al “Preámbulo Doctrinal” y corrigieron la interpretación de algunas citas (en particular del Concilio Vaticano I), que consideraban inaceptables.

El obispo cariñosito argentino habría renunciado


Según el diario argentino Clarín, Jun-23-2012, el obispo de Moreno-Merlo, Fernando Bargalló, habría aceptado su relación sentimental con una mujer con quien fue fotografiado en 2011 en las playas de Puerto Vallarta, México, y habría renunciado ayer, Jun-22-2012, en la sede de la Nunciatura Apostólica en Argentina.

Al final, el obispo admitió su relación sentimental y renunció

Por Sergio Rubín

Lo hizo ayer ante sus sacerdotes y luego presentó su dimisión a la Nunciatura.

23/06/12

La promocionada “novela” que se escribió esta semana a partir de la difusión de fotos de un obispo y una mujer en una playa de México en situaciones afectuosas llegó ayer a su fin. Monseñor Fernando Bargalló –el gran protagonista– admitió ante todos los sacerdotes de su diócesis Merlo-Moreno, a quienes convocó especialmente, el romance con la mujer y les comunicó su decisión de renunciar a su cargo. Luego, raudo, Bargalló partió hacia la Nunciatura Apostólica (embajada del Vaticano) de la Ciudad de Buenos Aires, con la renuncia en su bolsillo.

Atrás quedaban días agitados después de que el martes un canal de noticias puso en el aire unas fotos donde Bargalló, entre otras imágenes, aparecía abrazado con una mujer en el mar, junto a un hotel de Puerto Vallarta.

Las fotos, que llegaron anónimamente al canal, fueron inicialmente desconocidas por el obispo. Pero horas después admitió la autenticidad de las mismas, si bien negó que se tratara de un romance. “Es una amiga de la infancia”, dijo, y agregó que las “ambiguas” fotos “se explican en el marco de una larga amistad”.

En medio de un gran revuelo en la Iglesia, Bargalló –un obispo muy respetado, presidente de Cáritas hasta el año pasado y actual titular de esa entidad a nivel de América Latina– concurrió al día siguiente a ver al Nuncio, monseñor Emil Paul Tscherrig, representante del Papa Benedicto, a explicar su situación, ya que sólo un pontífice tiene potestad para decidir sobre el futuro de un obispo. Allí, según trascendió, Bargalló se habría defendido con uñas y dientes y atribuido la difusión de las imágenes a una operación política para perjudicarlo.

El Nuncio decidió encarar una investigación para contar con más datos, en línea con las máximas jerarquías de la Iglesia en el país. Paralelamente, el jueves, un diario publicó un artículo con todos los presuntos detalles del viaje a México del obispo y la mujer, ocurrido en enero de 2011, iniciado supuestamente en aviones diferentes, con escala inicial en Miami y un recorrido por varias playas mexicanas.

Además, revelaba la identidad de su pareja: María de las Victoria Martínez Bo, una empresaria gastronómica –con locales en Capital–, oriunda de San Isidro.

Por su minuciosidad, estos detalles abonaron la hipótesis de una venganza de un poderoso, pero su autoría y la autenticidad de esa versión, entró en la categoría de los grandes enigmas. Se habló de que Bargalló tiene una mala relación con el controvertido intendente de Merlo, Raúl Othacehé, lo cual no prueba nada. E incluso se recordó un cruce verbal con la presidenta Cristina Kirchner en 2008. Sin embargo, fuentes de la Casa Rosada y de Cáritas destacaron que siempre existió una “respetuosa” relación.

Ahora resta la aceptación de su dimisión y la designación de su reemplazante por parte del Papa.


Entradas Relacionadas: ¡No sean tan mal pensados, los obispos también toman vacaciones!...¿Verdad, Mons. Bargalló? Obispo de Moreno-Merlo renuncia “a tenor del canon 401, párrafo 2 del C.I.C.”

Restablecer el deseado clima de serenidad y confianza de la Curia romana


Benedicto XVI ha recibido hoy a los Jefes de Discasterios y en la tarde recibirá a cinco cardenales de su entera confianza en el apartamento pontificio ubicado en la Tercera Logia del Palacio Apostólico del Vaticano, para tratar el tema de los vatileaks.

Información de Radio Vaticano, Jun-23-2012 (énfasis añadido).

(RV).- A propósito de la reunión que el Santo Padre Benedicto XVI celebró esta mañana, en la Sala Bolonia del Palacio Apostólico del Vaticano con los jefes de los diversos dicasterios. Y de los encuentros de esta tarde con los Cardenales: George Pell, Arzobispo de Sydney, Australia; Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos; Jean-Louis Tauran, Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso; Camillo Ruini, Vicario General emérito de Su Santidad para la Diócesis de Roma; y Jozef Tomko, Prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el Padre P. Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, respondiendo a las preguntas de los periodistas, ha explicado que “en el contexto de la situación que se ha creado tras la difusión de documentos reservados, el Santo Padre profundiza sus reflexiones en diálogo continuo con las personas que comparten con él la responsabilidad por el gobierno de la Iglesia”.

Como se sabe –añadió nuestro Director General– el sábado pasado Benedicto XVI manifestó su deseo de ser informado de modo más amplio sobre la evolución de las investigaciones, en el encuentro con la Comisión cardenalicia delegada para esta cuestión y guiada por el Cardenal Julián Herranz. Mientras esta mañana el Papa participó en la reunión con los Jefes de los Dicasterios, dedicada como es habitual a las cuestiones referentes a la buena coordinación del trabajo de la Curia, hoy particularmente importante y urgente para testimoniar de modo eficaz la unión de espíritu que lo anima.

Por la tarde –prosiguió explicando el P. Lombardi– el Papa ha decidido encontrarse con algunos miembros del Colegio cardenalicio que, en virtud de su grande y variada experiencia de servicio a la Iglesia, no sólo en el ámbito romano sino también internacional, pueden útilmente intercambiar con él consideraciones y sugerencias para contribuir a restablecer el deseado clima de serenidad y de confianza con respecto al servicio de la Curia romana.

Naturalmente –concluyó nuestro Director General– el Santo Padre proseguirá en los próximos días sus conversaciones y sus reflexiones, aprovechando también el viaje a Roma de tantos pastores con ocasión de las festividades de los Santos Pedro y Pablo, que son una ocasión extraordinaria para que la comunidad de la Iglesia universal se sienta unida a él en la oración, en el servicio y en el testimonio de la fe para la humanidad de nuestro tiempo”.