Tuesday, May 15, 2012

El macielismo “vivo y pateando”, otro Legionario de Cristo admite ser padre de un niño


Información de agencia AP, May-15-2012.

Ciudad del Vaticano, 15 de Mayo (AP)- La orden religiosa de los Legionarios de Cristo fue sacudida por segunda vez en una semana tras revelarse que uno de sus clérigos más conocidos es padre de un niño.

El cura Thomas Williams, comentarista en la televisión estadounidense, confirmó hoy que es padre de un niño, producto de la relación que sostuvo con una mujer hace varios años.

Agregó que tanto él como los superiores de la orden decidieron que se separará un año del ministerio para reflexionar sobre su compromiso como sacerdote.

El escritor y teólogo en cuestiones morales en la universidad de la Legión en Roma informó que lamentaba profundamente "esta grave transgresión".

La Legión ha estado plagada por escándalos durante años, desde que se reveló que su fundador Marcial Maciel tuvo tres hijos y abusó sexualmente de varios seminaristas.

El padre Maciel falleció en 2008 y un año después la Legión reconoció sus delitos.

Williams, el cura más prominente en la orden de 800 integrantes, admitió que Maciel llevaba una doble vida, al declarar a un programa de la televisión católica que las revelaciones representaron un duro golpe para todos.

La semana pasada, El Vaticano informó que siete sacerdotes de los Legionarios de Cristo son investigados por autoridades eclesiásticas por supuestos abusos sexuales contra menores.


Entradas Relacionadas: Caso Thomas Williams; los Legionarios sabían de antemano, el P. Lombardi se pronuncia.

Reconciliación Roma-FSSPX/SSPX, “El hoy de Dios no es postergable”, dice don Nicola Bux


La agencia ASCA anticipa unos cortos apartes de una entrevista con Don Nicola Bux que aparecerá mañana (May-16-2012) en el diario napolitano Roma.

Don Nicola Bux, quien el Sábado pasado pronunció una conferencia titulada “El Pensamiento Litúrgico de Benedicto XVI” en la iglesia Santa Maria delle Anime del Purgatorio ad Arco (Via Tribunali) de Nápoles, afirma en la entrevista: “Este es el momento favorable para el regreso de la Fraternidad San Pío X a la plena comunión con Roma. El hoy de Dios no es postergable. Se necesita aprovechar el momento en el cual el Señor llama”.

Don Bux, que se muestra optimista respecto de las conclusiones de los diálogos Roma-FSSPX/SSPX, invita a los obispos a acoger a los miembros de la FSSPX/SSPX y a “no hacer ninguna objeción a la celebración que Benedicto XVI ha codificado como forma extraordinaria del rito romano”.

Más adelante, según ASCA, dice Don Bux sobre la aceptación del Concilio Vaticano II: “La Fraternidad San Pío X nunca ha negado el Concilio Vaticano II, es sólo superficialidad y las simplificaciones periodísticas le han atribuido esta negación. Si hay algo que ha criticado, son algunas de sus doctrinas, ni siquiera de importancia primaria. En la iglesia hay personas y grupos que niegan verdades más importantes”.


Actualización May-18-2012: Para no dejarlos con la curiosidad, este es el recorte de Il Roma, May-16-2012, pág 11 (click sobre la imágen para ampliar), en donde fue publicada la entrevista con Don Nicola Bux. Presentamos disculpas por no poder proporcionar una traducción del mismo.


Algunos de los supuestos mensajes de Medjugorje son triviales, P. Salvatore Perrella


Entrevistado para Speciali TG1 en su programa transmitido May-13-2012, el P. Salvatore Perrella (imagén), miembro de la comisión internacional vaticana que investiga las presuntas apariciones de Medjugorje ha dicho:

La Iglesia no se ha pronunciado porque las visiones a dichos videntes continúan, y por el hecho que muchas de las afirmaciones atribuidas a la Virgen son simples, pero algunas se pueden considerar triviales .

Seguidamente el video (en italiano) del programa aludido, en donde se pueden escuchar en su totalidad las declaraciones del P. Perrella.


Nuncio en Costa Rica a favor de la Comunión de Rodillas


El Arzobispo Pierre Nguyen van Tot, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Costa Rica, en una carta de fecha Feb-02-2012 y titulada “Sobre el recto desempeño del servicio pastoral”, ha manifestado su favorecimiento a la práctica de la comunión de rodillas.



Una postura corporal acorde con la grandeza del Misterio Eucarístico; ya que, como lo hemos explicado antes, es necesario asegurarse que la fe profesada se exprese y transmita adecuadamente en las acciones litúrgicas. Y esto resulta particularmente urgente en el contexto que estamos viviendo; pues es imperiosa la necesidad de contrarrestar con especial fuerza el ya mencionado materialismo y relativismo de nuestros días. Por lo que, sin dejar de valorar cuanto hasta ahora se ha hecho, estoy convencido de que es necesario tomar medidas nuevas que respondan a esas circunstancias apremiantes en las que vivimos.

Éste es el momento propicio para que, atendiendo al espíritu eclesial maravillosamente reflejado en el canon setecientos cincuenta y dos, prestemos oído a las recomendaciones que -aunque no hayan sido dadas con carácter de enseñanza definitiva- son fruto de la más ferviente solicitud pastoral por todas las Iglesias. En efecto, tanto el Papa Juan Pablo II como nuestro actual Sumo Pontífice, han marcado un camino de testimonio y enseñanza que podríamos fácilmente resumir con las palabras de Benedicto XVI:

(...) al hacer ahora que se reciba la comunión de rodillas y al darla en la boca he querido colocar una señal de respeto y llamar la atención hacia la presencia real (...) he querido establecer un signo claro. Debe verse con claridad que allí hay algo especial. Aquí está presente Él, ante quien se cae de rodillas. ¡Prestad atención!

Su Eminencia, el Cardenal Antonio Cañizares Lloveira, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos también se ha hecho eco de esta voz de alerta, haciéndonos ver la conveniencia de asumir dicha recomendación.

En consecuencia con esto, y tomando en cuenta la necesidad que experimentamos también en las diócesis de este país, solicito formalmente a la Conferencia Episcopal de Costa Rica que, asumiendo las normas universalmente constituidas, en esta Provincia Eclesiástica se vuelva a distribuir la comunión a los fieles en la boca, estando éstos de rodillas. Al hacerlo, estaremos dando un importante apoyo para la recta comprensión de la grandeza inmensurable del Sacramento Eucarístico.


Con información de Acción Litúrgica. El documento completo puede ser visto aquí.

Fellay en Roma las vísperas de la decisión de los cardenales


Este artículo de Vatican Insider originalmente aparecio en italiano ayer, May-14-2012, esta es la traducción al español del mismo publicado con fecha de hoy.

05/15/2012
Fellay en Roma las vísperas de la decisión de los cardenales

El superior de la Fraternidad de San Pío X fue recibido el pasado fin de semana por la Comisión Ecclesia Dei

Andrea Tornielli
Ciudad del Vaticano


Un nuevo paso hacia la solución de la crisis deseada por Benedicto XVI: el obispo Bernard Fellay, superior de la Fraternidad de San Pío X estuvo en Roma los pasados días para una reunión aclaratoria con la Pontifica Comisión Ecclesia Dei. Según ha podido saber Vatican Insider han sido examinadas y discutidas algunas de las modificaciones del preámbulo doctrinal propuestas por Fellay. El resultado del encuentro parece ser positivo. El miércoles 16 de mayo, por la mañana, se reunirá en el Palacio del Santo Oficio, la «Feria quarta», la reunión de los cardenales y los obispos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, llamada a dar su opinión respecto a las modificaciones del texto enviado por el superior lefebvriano. El resultado de la discusión colegial, que implica a cardenales y obispos de la Curia romana y de importantes diócesis- estarán presentes, entre otros, los cardenales Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Bordeaux y Christoph Schönborn, arzobispo de Viena- será transmitido al Papa los días siguientes.

Benedicto XVI recibirá de manos del Prefecto de la Congregación, el cardenal William Levada, cuyo mandato está a punto de llegar a su término, las opiniones expresadas por cada uno de los padres de la «Feria quarta» y por lo tanto podrá evaluar no solo el resultado de la votación final sino también las opiniones individuales, para luego poder tomar una decisión en plena autonomía. Según parece, los cambios propuestos por monseñor Fellay insisten en subrayar la importancia de la tradición como elemento estable. La sustancia del preámbulo, el punto de partida, constituyó el núcleo de la parte doctrinal del acuerdo suscrito en 1988 por monseñor Marcel Lefebvre, que decía que se «aceptaba la doctrina contenida en el punto n° 25 de la Constitución dogmática Lumen Gentium del Concilio Vaticano II sobre el magisterio eclesiástico y sobre la adhesión que le es debida». Respecto al disentimiento de algunas partes del concilio, afirmaba: «A propósito de ciertos puntos que han sido indicados por el Concilio Vaticano II o relacionados con las posteriores reformas de la liturgia o del derecho, que nos parecen difícilmente compatibles con la tradición, nos comprometemos a asumir una actitud positiva y de comunicación con la Sede Apostólica, evitando todo tipo de polémica».

Las sorpresas son siempre posibles, pero tanto lo sucedido en la precedente reunión de la «Feria quarta» dedicada a este argumento, como las opiniones ya manifestadas por obispos y cardenales, hacen imaginar con buena probabilidad un resultado positivo. Resultado que habría sido propiciado también por la última reunión de Fellay con Ecclesia Dei.

Lo que en cambio ha causado preocupación en el Vaticano ha sido el contenido de la carta que los obispos Tissier de Mallerays, de Gallareta y Williamson enviaron hace un mes al superior lefebvriano Fellay. Una carta muy dura, contraria al acuerdo, a la cual Fellay ha respondido con una misiva bastante significativa, en la que expresa las razones de su decisión, respondiendo a un llamamiento personal del Papa. La publicación de la correspondencia reservada intercambiada entre Fellay y sus tres hermanos ha provocado no poca preocupación en la otra orilla del Tiber, porque ha revelado la existencia de una oposición consistente, contraria al regreso en plena comunión con Roma, no por parte de algunos sacerdotes a título individual, sino de tres de los cuatro obispos ordenados por Lefebvre en 1988. Obispos a los cuales Benedicto XVI había revocado la excomunión en enero de 2009.