Saturday, May 12, 2012

¿“Las estructuras eclesiásticas tradicionales ya no son adecuadas”, Card. Schönborn?. ¿Su Eminencia...?, ¿hay alguien ahí?


En nuestra entrada inmediatamente anterior dimos cuenta de las afirmaciones de un Príncipe de la Iglesia, Card. Christoph Schönborn, según las cuales “Las estructuras eclesiásticas tradicionales ya no son adecuadas”. Como un pequeño ejemplo de nuestro desacuerdo con semejantes afirmaciones, presentamos un aparte de una entrevista publicada en el actual número (N° 237, Mayo de 2012) de la revista La Nef. La entrevista es con Mons. Gilles Wach (imágen), fundador y Prior General del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, instituto de derecho pontificio ligado a la Forma Extraordinaria del Rito Latino, en términos populares, una comunidad tradi. En dicha entrevista Mons.Wach justamente habla de la incapacidad de su Instituto para acoger el floreciente número de vocaciones que llegan y las medidas que han tomado para hacerle frente a la situación. Todo ello mientras los seminarios no tradis gastan fortunas tratando de atraer nuevas vocaciones, para ponerlas a leer a Kant y mandarlas al psiquiatra, etc... Eso sin hablar del ‘floreciente’ número de seminarios que cierran por no tener vocaciones nuevas.

La Nef: El Instituto se ha embarcado en nuevos trabajos en desarrollo: ¿qué son exactamente y por qué este nuevo proyecto?

Mons. Gilles Wach:
Nuestra casa de formación, situada en Toscana, no lejos de Florencia, está llevando a cabo una gran campaña de trabajo. En el seminario de Gricigliano ya no hay suficientes habitaciones para acomodar a los jóvenes que se presentarán, Dios mediante, en septiembre próximo. Desde hace algunos años, por falta de espacio, tuvimos que enviar a unos quince seminaristas en formación a nuestros apostolados. Las nuevas habitaciones fueron construidas hace 2 años, pero no es suficiente para albergar a 80 seminaristas.

Decidimos este año restaurar dos edificios próximos al seminario, con el fin de construir 15 nuevas habitaciones, que corresponde al número de nuevas vocaciones que acogemos cada año.

Una parte del lugar está en ruinas, y la otra demasiado vieja para mantenerse en ese estado: ¡se derrumba el piso! Ya tenemos un nuevo camino de tierra que conduce a estos edificios, para comenzar cuanto antes de la obra mayor.

La Nef: En un contexto en el que las vocaciones son escasas, ¿de vienen dónde los jóvenes a sus puertas y cuáles son los principales países involucrados?

Mons. Gilles Wach:
Una buena parte de estas jóvenes vocaciones las hemos conocido a través de nuestras parroquias, capillas y escuelas presentes en el mundo entero. Esta es una gran gracia y un signo de fecundidad para nuestros apostolados ver florecer estas vocaciones. Algunos se sentían atraídos simplemente por rumores, ¡otros a través de Internet!

Casi la mitad de estos jóvenes provienen de Francia, la otra de Estados Unidos, América Latina, África o de toda Europa.

La Nef: Si el Instituto sigue creciendo, ¿no necesitará considerar otra casa de formación, tal vez en los Estados Unidos?

Mons. Gilles Wach:
A pesar del creciente número de vocaciones que la Providencia nos envía, nuestro Instituto tiende a seguir siendo una familia, en sentido literal. Es por esto que debe adquirir un espíritu de familia: necesitamos que nuestros santos patronos acompañen a nuestros futuros canónigos a través de toda su formación en el seminario. No es fácil constituir un cuerpo de profesores y de buenos pedagogos que sean a la vez ortodoxos y que posean bien espiritualidad salesiana, la teología tomista y el espíritu benedictino.

Después de mucho tiempo, ahora, podríamos abrir un seminario en los Estados Unidos que estaría repleto rápidamente... Sin embargo, nuestro objetivo no son los números, sino para mantener la unidad y nuestra especificidad propia. En cada cosa nunca se debe “pasar por encima de la Providencia” (San Francisco de Sales), sino que debemos esperar el tiempo de Dios.

[...]