Wednesday, March 21, 2012

Holanda: Menores castrados en centros católicos


Información de Radio Netherlands, Mar-17-2012.

Holanda: Menores castrados en centros católicos

Publicado el 17 de marzo 2012

HILVERSUM (RNW). Niños víctimas de abuso sexual fueron castrados en departamentos de psiquiatría de hospitales católicos holandeses, así lo informa el periódico holandés, NRC Handelsblad. La castración se realizó a supuestos niños homosexuales, pero también a menores que trataron de dar la voz de alarma para denunciar el abuso, escribe el diario.

Esa fuente tiene evidencias de que un niño fue castrado y dispone de importantes indicios de que al menos diez víctimas de abuso sexual fueron sometidas al mismo tratamiento. Las pruebas incluyen documentos judiciales y médicos y cartas de abogados, entre otros. El NCR Handelsblad escribe que se informó de esa práctica en 2010 ante la Comisión Deetman, que el pasado mes de diciembre completó su investigación sobre abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica holandesa. Sin embargo, la comisión encabezada por el ex ministro, Wim Deetman del partido democristiano, CDA, en su informe final no menciona la castración de las víctimas de abuso. El rotativo holandés informa asimismo de que el que sería primer ministro, Vic Marijnen intentó por aquel entonces obtener el perdón para los religiosos que fueron condenados por abuso sexual en Harreveld, un antiguo internado situado en la provincia holandesa de Gerderland. Marijnen fue presidente del centro cuando se cometió el abuso.

También ocupó el cargo de vicepresidente de la principal organización católica para la protección de menores y líder del extinto Partido Popular Católico, KVP, que más tarde pasó a ser el Partido Democristiano. La Comisión Deetman nombrada por la Iglesia Católica respondió que no hizo mención sobre la castración de las víctimas de abuso infantil "porque no disponía de indicios suficientes para continuar la investigación”. En el informe final no se dan a conocer datos personales para proteger la privacidad de los implicados. Por su parte, la oposición en el Parlamento opina desde hace tiempo que el informe final de la Comisión deja muchas preguntas sin respuesta y considera que se ha de realizar una investigación parlamentaria para obtener más claridad sobre el papel desempeñado por el gobierno en la cuestión.