Saturday, February 04, 2012

“Credibilidad y transparencia”, editorial del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede


Información de Radio Vaticano, Feb-04-2011.

En estos años de debates encendidos y de fuertes críticas a la Santa Sede y a la Iglesia es absolutamente necesario tener firme el timón también en aguas agitadas e –inspirándose con el Papa en los criterios evangélicos, de verdad y de rigor moral– mostrar la firme voluntad de hacer resplandecer un testimonio coherente de los valores anunciados. La cuestión es urgente en dos ámbitos que atraen una gran atención del público: la cuestión de los abusos sexuales sobre menores y la cuestión de la transparencia económico-financiera.

En el primer campo, la línea trazada por el Papa y el empeño desarrollado en diversas Iglesias locales duramente probadas por el escándalo, han puesto en movimiento una serie cada vez más vasta de iniciativas de escucha de las víctimas, de intervención de ayuda, de profundización de las causas, de conciencia y prevención, por lo que se puede decir con confianza que estamos en el camino justo.

El Congreso de los próximos días en la Universidad Gregoriana de Roma – “Hacia la curación y la renovación”– con la participación de representantes de más de cien Conferencias episcopales y treinta Órdenes religiosas, y con la implementación de un Centro internacional que proseguirá los impulsos, es prueba de ello. La Iglesia desea hacer justicia, renovarse, ser capaz de ayudar a una sociedad y a un mundo en el que los abusos sexuales se multiplican para combatir eficazmente esta plaga.

En el segundo campo, la Santa Sede se está empeñando para introducir sus instituciones en el sistema internacional de controles de las actividades económicas para la lucha contra el reciclaje, el crimen organizado y el terrorismo. Diversas veces las instituciones económicas vaticanas, en particular el Instituto para las Obras de Religión, han sido acusadas injustamente: precisamente en estos días en un tribunal de los Estados Unidos se concluyó, por ser totalmente infundada, también la tercera de tres causas movidas contra el IOR en los años pasados. Y ahora, una serie de nuevas normativas garantizará cada vez más eficazmente que las actividades desarrolladas con la motivación del servicio de la Iglesia sean totalmente transparentes y seguras.

El camino es largo y difícil, pero la ruta es clara y la voluntad segura. De esto se obtendrá una gran ventaja para testimoniar el Evangelio.

Presentación del Simposio “Hacia el Alivio y la Renovación”


Información de Radio Vaticano, Feb-03-2012.

Presentación del Simposio "Hacia el Alivio y la Renovación"

(RV).- Este 3 de febrero a las 16 horas en el Palazzo Frascara de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, se presentó a los Medios de Información el Simposio para los obispos de 110 Conferencias Episcopales y los Superiores de las órdenes religiosas de todo el mundo, titulado “Hacia el alivio y la renovación”, referido a los abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia próximo a desarrollarse del 6 al 9 de febrero. En la presentación participan el padre Federico Lombardi SJ, Director de Radio Vaticano y de la Sala de Prensa de la Santa Sede y Mons. Charles Sciculuna, promotor de Justica de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El simposio sobre abusos sexuales contra menores por parte de la Iglesia se desarrollará en el mismo Ateneo Pontificio para volver a lanzar el compromiso de la Iglesia por la protección de los niños y de las personas vulnerables de abusos sexuales. El encuentro será ocasión para intercambiar información sobre los recursos disponibles para actuar contra el fenómeno en la Iglesia y en la sociedad tomando como punto de partida la Circular difundida en mayo de 2011 por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha solicitado a todas las diócesis en el mundo poner al día los procedimientos adecuados para brindar asistencia a las víctimas así como directrices tendientes a educar a la comunidad eclesiástica sobre el tema de la protección a menores.

En el importante encuentro participan expertos en el ámbito de la psicología, el derecho canónico, la teología y la pastoral, que compartirán los propios conocimientos prácticos con el objetivo de desarrollar una respuesta coherente y global por parte de la Iglesia para ofreceré una mejor tutela a los más vulnerables.

Los trabajos serán inaugurados por el cardenal William Joseph Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y contará con la participación de obispos e 110 conferencias episcopales y superiores generales de más de treinta órdenes religiosas. En el programa se destaca también el testimonio de una víctima de abusos que hablará a los delegados sobre la necesidad de escuchar a las víctimas y sobre los cambios necesarios para afrontar mejor el problema.

Al concluir el simposio está prevista una segunda conferencia de prensa, el 9 de febrero, en la que participan, además de padre Federico Lombardi, el cardenal Reinhard Marx, Arzobispo de Mónaco, el profesor Jörg Fegert, Director del Reparto de Psiquiatría de la infancia y la adolescencia de la Clínica universitaria de Ulm, en Alemania; el profesor Hubert Liebhardt, Director del Centro para la Protección de los Niños del Instituto de Piscología de la Pontificia Universidad Gregoriana, entre otros.

Lefebvrianos: «No cerramos la puerta al diálogo»


Otro artículo de Vatican Insider, Feb-04-2012, basado en la homilía pronunciada en Feb-02-2012 por el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, de la cual aún no existe una traducción al español autorizada y en la cual se basó ya un artículo previo de Vatican Insider (ver aquí)

02/ 4/2012
Lefebvrianos: «No cerramos la puerta al diálogo»

Monseñor Bernard Fellay afirma que el diálogo con el Vaticano prosigue a pesar de las diferencias

REDACCIÓN
ROMA


En el diálogo con la Santa Sede, la Fraternidad San Pío X no tiene ninguna intención de «cerrar la puerta». «Al contrario –afirma el superior general, monseñor Bernard Fellay–, es nuestro deber continuar a tocar a la puerta, y no pedir si podemos entrar (porque ya estamos dentro), sino rezar para que se conviertan, porque pueden cambiar su postura para con nosotros y volver a lo que nos hace Iglesia».

El jefe de los lefebrvianos también subrayó que «cuando se escucha que el Papa actual afirma la continuidad en la Iglesia, nosotros decimos: naturalmente [...] Esto –indica– es lo que hemos dicho en todo momento. Cuando se habla de tradición, es justamente este el significado. Se dice: “debe haber Tradición, debe haber continuidad”. Entonces hay continuidad. Y después se nos dice: “el Vaticano II fue hecho por la Iglesia, la Iglesia debe ser continuidad, por ello el Vaticano II es Tradición”».

Estos son los pasajes más importantes de la homilía que mons. Fellay pronunció en el seminario de Winona por la fiesta de la Candelaria, de la que algunas fuentes habían difundido solo extractos de los que se deducía una ruptura de las negociaciones entre la Fraternidad que fundó monseñor Marcel Lefebvre en Roma.

De Fidel Castro el excomulgado a Fidel Castro el converso


Andrea Tornielli escribe un artículo en Vatican Insider en el cual trata a fondo un asunto al cual nos referimos a comienzos de año (aquí), cuando los medios de comunicación reseñaban el 50° aniversario de la supuesta declaración de excomunión por parte del Papa Juan XXII a Fidel Castro.

02/ 3/2012
Fidel Castro y el «misterio» de la excomunión

En enero de 1962, los periódicos escribieron que el «líder» había sido excomulgado por la Santa Sede y desde entonces se atribuye la decisión a la voluntad de Juan XXIII, que, en realidad, no estaba al corriente

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO


Dentro de algunas semanas, Benedicto XVI hará un viaje arduo a México y a Cuba, a 14 años de la histórica visita de Juan Pablo II. Fidel Castro, gravemente enfermo, ya no está en la presidencia, sino su hermano Raúl, y se está valorando la posibilidad de que, cuando el Pontífice visite al presidente en su residencia,también se encuentre presente su hermano, si sus condiciones de salud lo permiten. El posible encuentro entre el Papa Ratzinger y el “líder máximo” vuelve a actualizar los recurrentes rumores sobre un acercamiento entre Fidel y la fe. El expresidente cubano, por lo demás, fue educado por los jesuitas. Y se vuelve a citar la excomunión que le habría caído encima por orden de Juan XXIII, hoy beato. ¿El motivo? El decreto de excomunión para los comunistas, publicado en 1949 por Pío XII y reiterado en 1959 por el Papa Roncalli.

En efecto, la noticia de la excomunión de Fidel por orden del “Papa bueno” (fechada el 3 de enero de 1962) ha aparecido por todas partes en la red. ¿Qué cosa sucedió ese día? El que ha hablado sobre la excomunión fue el arzobispo Dino Staffa, entonces secretario de la Congregación para los Seminarios y famoso experto de derecho canónico. Pablo VI le habría promovido al Tribunal de la Signatura Apostólica (nombrado cardenal en 1967). Los periódicos le presentaban como un «altísimo prelado» de la Secretaría de Estado, qunque en realidad no tuviera ningún encargo en esa dependencia. Sobre todo, los motivos que indicó mons. Staffa no tenían que ver con el comunismo, sino con la violencia contra los obispos. El prelado, experto canonista, dijo, esencialmente, que Castro debía considerarse excomulgado según el Código de Derecho Canónico, que prescribe automáticamente esta sanción para todos aquellos que usan la violencia contra los obispos o que cooperan para hacer posible este tipo de actos. Se trataba, pues, de las consideraciones de un experto de derecho canónico, no de una excomunión verdadera.

Entonces, ¿por qué Staffa dijo lo que dijo justamente ese día? El arzobispo Loris Capovilla, entonces secretario particular de Juan XXIII, se sorprendió por la excomunión de Fidel, de la que no tenía noticia, e hizo notar que, como en el caso de los obispos chinos ordenados sin la aprobación de Roma, el Pontífice les aludió durante un discurso en el que recordaba la disciplina vigente, pero sin pronunciar ninguna excomunión. No hay que olvidar una coincidencia temporal. Justamente durante esos días de enero de 1962, el Papa Roncallihabía respondido a un mensaje de felicitaciones del presidente cubano Osvaldo Dorticós Torrado, expresando «sinceros votos de cristiana prosperidad para el amado pueblo cubano». Además, se había decidido que el nuevo embajador de Cuba, Amado Blanco y Fernández, presentaría sus cartas credenciales, después de que la embajada cubana en la Santa Sede hubiera encargado las funciones a un representante interino.

Tres meses antes habían sido expulsados de la isla el obispo Eduardo Roza Masvidal y 135 sacerdores; a estos y a otros episodios más generales de la situación de la Iglesia cubana, aludía en sus declaraciones el arzobispo Staffa. No hay que excluir (considerando la cercanía temporal con el mensaje de Juan XXIII al presidente de Cuba) que, al citar públicamente lo que indica la ley cacnónica con respecto a quienes actúan en determinada manera contra las jerarquías católicas, se estuviera tratando de equilibrar el efecto (considerado demasiado abierto) de las palabras del Papa Roncalli. Lo que es cierto es que hubo presiones para que el Pontífice se pronunciara en público y que excomulgara al “líder máximo”, pero Roncalli no lo consintió, para no empeorar la situación, de por sí difícil, de las relaciones entre la Iglesia cubana y el gobierno castrista. Así que no hubo ninguna excomunión “ad personam” para Fidel Castro, ni Juan XXIII tomó ninguna decisión en ese sentido.

La línea de la Secretaría de Estado (que dirigía el cardenal Domenico Tardini cuando estalló la revolución cubana, y bajo la dirección del cardenal Amleto Cicognani a partir de enero de 1962) era la de evitar más rupturas y tratar de que permanecieran los sacerdotes y misioneros en la isla. Lo cual no significa que la Santa Sede y el mismo Pontífice no estuvieran bien conscientes de la delicada situación que estaba viviendo la Iglesia cubana. El 13 de abril de 1962, después de haber recibido a monseñor Cesare Zacchi (a quien Pablo VI elevaría al episcopado al nombrarlo Nuncio en La Habana), Juan XXIII anotó en su diario: «Notable mons. Zacchi, oidor de la Nunciatura de Cuba en donde multae lacrimae rerum». Una referencia a la situación dolorosa de la isla. El 14 de noviembre de 1962, poco después de la famosa crisis de los misiles cubanos, el Papa Roncalli habría recibido a algunos obispos de la isla y, tras su visita, habría anotado en la agenda: «Después vino el grupo de los obispos representantes de Cuba, que me informaron de la condición dolorosísima que hay allá... ¡Oh! ¡Cuánto hay que rezar!».

Pero la figura de Fidel Castro dá para todo. El periódico La Repubblica Feb-01-2012, pág 51, anunciaba la supuesta conversión de Fidel Castro, la cual se habría madurado a raíz de su enfermedad, y ahora, con la visita del Papa a Cuba, se sellaría por completo el hecho y se haría público. La Repubblica se apoya en palabras de Alina Castro, hija de Fidel, pronunciadas en 2006, según las cuales Fidel Castro se habría acercado a la religión y habría redescubierto a Jesús, pero en esencia no presenta nada concreto que sustente la afirmación de que Fidel se ha convertido. El problema con estas declaraciones de la hija de Castro es que ella no tiene ninguna relación ni comunicación con Fidel desde hace bastantes años y de hecho es bastante crítica del régimen implantado por su Padre en Cuba. Entre otras cosas, nos parece bastante extraño que los cubanos disidentes, el grueso de los cuales vive en Miami, no hayan comentado nada respecto de estas alegaciones de La Repubblica sobre la tal conversión de Fidel Castro, a lo mejor lo que sucede es que el hecho es tan risible que ni atención le prestan.


Copia facsimilar del diario La Repubblica Feb-01-2012, pág 51, en donde se teoriza sobre una supuesta conversión de Fidel Castro
Caso Viganò: el Gobernatorado rechaza las acusaciones


Para ponerse en antecedente de lo que se trata el “caso viganò”, por favor visitar estas entradas anteriores: aquí, aquí y aquí. En el boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede se ha publicado hoy una declaración de 7 puntos al respecto, como el V.I.S. no trabaja los Sábados —salvo casos excepcionales—, de momento no se ha suministrado una traducción de la declaración. Transcribimos este artículo de Vatican Insider que trata el tema.

02/ 4/2012
Caso Viganò: el Gobernatorado rechaza las acusaciones

Una declaración con siete puntos, firmada por los antiguos y nuevos responsables, afirma que son infundadas las irregularidades denunciadas por el ex secretario, hoy Nuncio en los Estados Unidos

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO


Un comunicado largo para desmentir las denuncias que presentó monseñor Viganò. Siete puntos para rechazar las acusaciones con respecto a los episodios de «corrupción» que el actual Nuncio en Washington había escrito en algunas cartas para el Papa y para el Secretario de Estado Tarcisio Bertone (mismas que fueron difundidas durante una transmisión televisiva italiana). Hace pocos días, Benedicto XVI recibió en audiencia al cardenal Giovanni Lajolo, presidente emérito del Gobernatorado, que firmó la nota vaticana al lado de su sucesor, Giuseppe Bertello, del secretario que sustituyó a Viganò, Giuseppe Sciacca, y del ex vicesecretario, Giorgio Corbellini. Este último fue entrevistado en la transmisión que difundió las cartas (“Gli intoccabili”) y parecía confirmar el cuadro general que describían las cartas de Viganò.

La nota define, sobre todo, como «abusiva» la publicación de las dos cartas de Viganò, porque dan «la impresión» de que el Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano «es una entidad poco fiable, sujeta a fuerzas oscuras». Después de haber examinado las dos cartas, la Presidencia del Gobernatorado definió las afirmaciones de Viganò como «fruto de valoraciones incorrectas», o basadas «en temores sin pruebas, es más, abiertamente contradichos por las principales personalidades invocadas como testigos».

El documento recuerda que las cuentas del Gobernatorado «son sometidas con regularidad» a la Prefectura de los asuntos económicos de la Santa Sede, que las examina y las hace examinar por «revisores internacionales». La misma Prefectura tiene «la posibilidad de examinar en cualquier momento, sin aviso, la documentación de todas las oficinas del Gobernatorado».

En la nota también se recuerda que, «como es sabido, las inversiones financieras del Gobernatorado, confiadas a administradores externos, sufrieron pérdidas relevantes durante la gran crisis internacional de 2008». Las pérdidas «también se distribuyeron en el ejercicio de 2009, que tuvo, de esa forma, un pasivo de: 7.815.000 euros». El paso del resultado negativo al resultado positivo (final) de 21.043.000 euros de 2010 «se debió, principalmente, a dos factores: a la gestión de las inversiones financieras del Gobernatorado, confiada al cardenal Presidente de la APSA Sección Extraordinaria en 2009, y, en todavía mayor medida, a los excelentes resultados de los Museos Vaticanos». Así que no tanto (o, por lo menos, no solo) gracias a los recortes que efectuó monseñor Viganò.

Además, los antiguos y nuevos dirigentes del Gobernatorado también recuerdan que los «contratos para nuevas obras de un cierto nivel» se asignan con concursos regulares y después de una examinación «por parte de una comisión ad hoc, instituida de vez en vez por el cardenal Presidente». Mientras que «para los trabajos de menor envergadura, la dirección de los Servicios técnicos se sirve del propio personal o incluso de algunas empresas exteriores bien calificadas, conocidas, con base en las cotizaciones que se usan en Italia».

Así pues, la nota confirma la «plena confianza y estima» por los banqueros miembros del Comité de finanza y gestión, acusados por Viganò de haber perdido cifras notables en malas inversiones, y les «agradece por el precioso aporte que han prestado con profesionalidad reconocida y no poco dispendio de tiempo, sin ninguna carga para el Gobernatorado, confiando poder continuar a servirse de su consejo en el futuro». La presidencia del Gobernatorado también confirma «su plena confianza en las direcciones y en los diferentes colaboradores, habiéndose revelado infundadas (tras un minucioso examen) sospechas y acusaciones».

Además, la noticia es definida como «risibile […] deudora de un cierto periodismo asaz poco serio», según la que «habrían sido efectuadas algunas interceptaciones telefónicas y ambientales como parte de un procedimiento meramente administrativo y disciplinario». Algunos periódicos, de hecho, escribieron que la comisión disciplinaria, encargada de investigar las denuncias de Viganò, habría usado una documentación abundante, que incluiría algunas interceptaciones facilitadas por el responsable de los gendarmes vaticanos, Domenico Giani.

El documento indica que «la puesta en marcha de las propuestas para mejorar que hizo la McKinsey» sobre la gestión del Gobernatorado, «activada desde hace tiempo, procederá» según los criterios de «transparencia» y «rigor». Los nuevos superiores seguirán manteniendo esta misma línea.

La declaración de la cúpula del Gobernatorado representa una posición inédita, que llega a más de una semana de la primera declaración del portavoz vaticano, el padre Federico Lombardi. A diferencia de aquella primera declaración, en la que se insistía en la estima por monseñor Viganò, esta nota, con mayor lujo de detalles, afirma que las acusaciones que aparecen en las cartas al Papa y a Bertone son infundadas. No se hace ninguna referencia, por ejemplo, al Pesebre de Plaza San Pedro (que costaba la exhorbitante y objetivamente escandalosa cifra de 550.000 euros antes de los recortes que impuso Viganó), ni indica los ahorros en la gestión de los jardines vaticanos. La impresión que surge del texto es que se toma distancia (en los hechos) del actual Nuncio en los Estados Unidos. Aunque en un pasaje se hace una alusión a la «transparencia y el rigor, loablemente perseguidos por la presidencia anterior», es decir del cardenal Lajolo y de Viganò.

En la declaración, para terminar, no se cita explícitamente uno de los problemas que se exponían las cartas de Viganò, por lo demás sin relación con el Gobernatorado: el arzobispo, sometido al “promoveatur ut amoveatur” se decía víctima de una campaña de desprestigio en su contra con la publicación de algunos artículos anónimos en el periódico “Il Giornale”. Mons. Viganò indicaba al actual director de la Rai Vaticano (emisora televisiva pública italiana), Marco Simeon, y a monseñor Paolo Nicolini de los Museos Vaticanos como los «inspiradores» de los artículos anónimos. Por lo que ha podido constatar Vatican Insider, la comisión disciplinaria considera «indemostrable» esta atribución.


Actualización Feb-06-2012: Muy bien, ahora V.I.S. nos trae lo que suponemos una traducción autorizada al español de la declaración. Aunque la información lleva fecha de Feb-04-2012, hay que aclarar que en realidad fue publicada en Feb-04-2012

NOTA DE LA GOBERNACIÓN SOBRE LAS CARTAS DEL ARZOBISPO VIGANÓ

CIUDAD DEL VATICANO, 4 FEB 2012 (VIS).- Sigue la declaración emitida hoy a mediodía por la Presidencia de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano y firmada por el cardenal Giovanni Lajolo, presidente emérito de ese organismo, junto con el presidente actual, arzobispo Giuseppe Bertello, el obispo Giuseppe Sciacca, secretario general y el obispo Giorgio Corbellini, ex secretario general adjunto.

1.- La publicación no autorizada de dos cartas del arzobispo Carlo Maria Viganò, la primera dirigida al Santo Padre el 27 de marzo de 2011, la segunda al cardenal secretario de Estado el 8 de mayo, ha sido para la gobernación de la Ciudad del Vaticano un motivo de gran amargura.

Las alegaciones contenidas en ellas no pueden por menos que dar la impresión de que la Gobernación de la Ciudad del Vaticano, en lugar de ser un instrumento de gobierno responsable, sea una entidad no confiable, a merced de fuerzas oscuras. Después de examinar cuidadosamente el contenido de ambas cartas, la presidencia de la Gobernación considera que es su deber declarar públicamente que dichas afirmaciones son fruto de evaluaciones erróneas o se basan en temores, que no están sufragados por pruebas y que, por el contrario, las principales personalidades llamadas como testigos contradicen abiertamente.

Sin entrar en la cuestión de las afirmaciones individuales, la presidencia de la Gobernación considera que debe reclamar la atención sobre los siguientes y seguros elementos de juicio.

2. Los balances preventivos y consuntivos de la Gobernación, después de haber sido aprobados por la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano, se someten regularmente a la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, que los examina en sus oficinas y los hace examinar también por su colegio de revisores internacionales. La propia Prefectura tiene, además, la oportunidad de examinar en cualquier momento, sin previo aviso, la documentación de todas las oficinas de la Gobernación durante el proceso de elaboración.

3. Como es sabido, las inversiones financieras de la Gobernación, confiadas a gestores externos, acusaron pérdidas significativas durante la gran crisis internacional de 2008. De acuerdo con los principios contables establecidos por la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, conforme a los criterios establecidos en Italia, dichas pérdidas también se distribuyeron en el ejercicio de 2009, que arrojó por lo tanto un pasivo de 7.815 millones de euros . Cabe señalar, asimismo, que, a pesar de las pérdidas financieras, la gestión económico-funcional de la Gobernación permaneció en activo. El paso del resultado negativo de 7.815 millones de euros en 2009 al resultado positivo (final) de 21.043 millones de euros en 2010 se debió principalmente a dos factores: a la gestión de inversiones financieras de la Gobernación, confiada por el cardenal presidente al APSA (Sección extraordinaria) en 2009, y todavía más a los excelentes resultados de los Museos Vaticanos.

4. Los contratos para nuevas obras de cierta importancia - por ejemplo. la restauración en curso de la columnata de la Plaza de San Pedro o la construcción de la fuente de San José – son asignados mediante un regular concurso y tras el examen por parte de un comité “ad hoc”, establecido de vez en vez por el cardenal presidente. Para las obras que no son de gran entidad la Dirección de Servicios Técnicos utiliza su propio personal o empresas externas cualificadas y bien conocidas ateniéndose a las listas de precios en uso en Italia.

5. El presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano expresa plena confianza y estima a los distinguidos miembros del Comité de Finanzas y Gestión y les agradece la valiosa contribución que han aportado -con reconocida profesionalidad, no poco empleo de tiempo, y sin cargo alguno- a la Gobernación y confía en seguir utilizando sus consejos en el futuro.

La presidencia confirma también su plena confianza en los distintos departamentos y colaboradores, al haber resultado infundadas - después de un cuidadoso examen – las sospechas y acusaciones. Igualmente infundada, hasta parecer risible, la noticia, deudora de un periodismo poco serio, según la cual, se llevaron a cabo escuchas telefónicas y ambientales en el transcurso de un procedimiento puramente administrativo y disciplinario.

6. La presidencia es consciente del hecho de que la gestión de la Gobernación, aunque ya sea bien ordenada y productiva, puede perfeccionarse ulteriormente, en conformidad con las recomendaciones formuladas por la sociedad gestora, McKinsey designada en 2009 por el cardenal presidente, siguiendo la propuesta del Comité de Finanzas y Gestión. La puesta en práctica de las propuestas de mejora elaboradas por McKinsey, comenzada hace tiempo, continuará con el mismo espíritu, mientras se reafirma que la transparencia y el rigor, laudablemente perseguidos por la presidencia anterior, son seguidos con el mismo compromiso y la misma serenidad por los superiores actuales.

7. Toda la Gobernación- presidencia, directores, jefes de departamento, empleados y trabajadores - desea reafirmar la firme voluntad común de seguir empleando todas sus fuerzas en servir , con fidelidad e integridad total , al sumo pontífice, consciente del gran honor y la gran responsabilidad que conlleva estar al servicio del Papa”.

¿Como juzga un discipulo del Card. Martini el motu proprio Summorum Pontificum?



Pues lean para que se den cuenta. Se trata de Mons. Giovanni Giudici (imágen), actualmente obispo de Pavia, y entre 1989 y 2002 vicario general de la Arquidiocesis de Milán, de la cual fue arzobispo el Card. Carlo Maria Martini entre 1979 y 2002. En este extracto de una entrevista tomada del blog de Giovanni Panettiere de Il Quotidiano, Feb-04-2012, lo presentan como alguien que está modelado según la horma del Card. Martini, y por lo que ha dicho respecto del motu proprio Summorum Pontificum, se darán Uds. cuenta que eso es cierto. Traducción al español de Secretum Meum Mihi.

[...]

Con la liberalización del misal tridentino el Papa Benedicto XVI está tratando de reparar el cisma con los tradicionalistas lefebvrianos. ¿Comparte el espíritu del Motu Proprio Summorum Pontificum de 2007?

La carta del Papa a los obispos nos invitaba a nosotros los pastores a una mayor atención y acogida hacia aquellos que habían vivido la época de la misa en latín. Y muchos de nosotros, según las circunstancias, han ofrecido a los que lo pidieron la oportunidad de la liturgia según el Misal de Pío V. Sin embargo, el motu proprio ha cambiado algún aspecto de la petición del Papa.

¿Qué ha pasado?

Ahora, en virtud del motu proprio, cualquiera puede pedir celebrar la misa en la liturgia de Pío V y el sacerdote solo tiene la obligación de responder positivamente a la solicitud. Esto comporta una cierta presión sobre los sacerdotes ya agobiados por los muchos compromisos; también se ofrece la posibilidad de celebrar la liturgia de la Pascua con el rito de Pío V en parroquias donde ya se celebra el Triduo Pascual con el misal de Paulo VI.

¿Está perplejo?

Sólo me pregunto que ventaja pastoral y espiritual tendremos de un estilo de oración, afectada por el individualismo religioso característico de la época en la cual fue compuesto el Misal de San Pío V, con el celebrante que ora dando su espalda a una asamblea facilmente pasiva durante la liturgia.

Sin embargo, entre los fieles está la idea de que esa es la misa antigua.

Este misal no tiene nada que ver con la oración coral y comunitaria de los primeros cristianos y las asambleas litúrgicas medievales. En este punto se necesita ser claros.

[...]