Wednesday, January 25, 2012

¿Está saliéndo del closet el obispo Williamson de la FSSPX/SSPX?


“En ellos [la FSSPX/SSPX] hay gente muy difícil. Hoy no más, leía yo una carta de algunos que son prácticamente sedevacantistas, o sea que creen que el Papa no es legítimo. Hay dentro de esa galaxia algunos pequeños grupúsculos que son exagerados”.

Card. Darío Castrillón
Presidente Emérito de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei»
Entrevista radial concedida a
RCN de Colombia
Abr-06-2009


Seguidamente reproducimos el más reciente comentario semanal del obispo Richard Williamson, de la FSSPX/SSPX (N° 236 de Ene-21-2012). La traducción es provista por el blog Biblia Y Tradición.

Enfermedad mental

Un corresponsal veterano me escribió recientemente presentándome una docena de argumentos para mostrarme las razones por las que la FSSPX no debe llegar a ningún acuerdo con Roma, incluso si las Discusiones doctrinales de 2009-2011 mostraron que la falta de coincidencias doctrinales entre Roma y la Fraternidad son radicales. Permítanme analizar aquí uno de sus argumentos, porque pienso que refleja en toda su dimensión aquello contra lo que está la Fraternidad.

Él escribió que si la Fraternidad no “normaliza” pronto su posición respecto a Roma, entonces corre el riesgo de perder el sentido de lo que realmente pertenece a la Iglesia, ya que existen laicos e incluso sacerdotes de la Fraternidad que están muy cómodos con su actual situación anormal y ya se han adaptado a ésta, ya que la Fraternidad «tiene todo lo que necesita y tiene notables obispos». Tal adaptación, escribió mi colega, tiende hacia la mentalidad cismática y hacia un sedevacantismo teórico, sino es que práctico. Le contesté que en mi opinión, existe un riesgo mucho mayor que el de adquirir una mentalidad cismática, y que es la de contraer «la enfermedad mental y espiritual que padecen los romanos de hoy y que podrían contagiar si se está muy cerca de ellos». ¿Fue esta una respuesta escandalosa?, permítanme explicarme.

«Enfermedad mental» es la frase aplicada a los hombres de la Iglesia de Roma con quienes un segundo amigo habló reciente y largamente. El dijo que ellos son hombres inteligentes y sinceros, totalmente capaces de comprender los argumentos que la Tradición les puso delante, pero concluyó: «ellos tienen una enfermedad mental, que es creer que sólo ellos tienen autoridad.» Ciertamente no deseaba insultar a estos romanos de forma personal cuando dijo que eran “enfermos mentales”, lo que él decía era algo mucho más serio que sólo un insulto personal, él comentó sobre el estado objetivo de la mentalidad de los romanos, como se lo confirmaron las largas conversaciones con ellos, sus mentes ya no procesan la verdad.

Un tercer amigo también ha estado en contacto con los romanos y dijo lo mismo, con diferentes palabras. Le pregunté: «¿No pudiste ir a la raíz de la cuestión y plantearles los temas básicos sobre la mentalidad y la verdad?» Me replicó «no, todos lo que ellos hubiesen dicho es que son la autoridad, y que ellos estaban dentro de la Iglesia católica, y que si queríamos ser católicos, ellos nos dirían cómo hacerlo.» Tal mentalidad ya no funciona a partir de la verdad, sino a partir de la autoridad. Ahora, la leche es una cosa extraordinaria, pero imagínese al dueño de un coche, con toda paciencia, ¡insistiendo en llenar el tanque de su coche con leche! El gran problema es que casi todo el mundo moderno ha perdido todo sentido de amor y de verdad; desde tiempo inmemorial, la Iglesia resistió esta pérdida de verdad, pero con el Vaticano II la última resistencia colapsó también.

Por supuesto, el mundo moderno es atractivo e influyente, ¡así como lo es Roma! He aquí como un amigo italiano percibe este atractivo del Vaticano: «Entrar en los palacios romanos es una empresa atrevida, ya que tan sólo el aire que se respira dentro es irresistible, la fascinación de estos sagrados recintos no viene tanto de la simpatía de sus funcionarios, pues de ninguna manera todos ellos son simpáticos, de estos salones exudan los dos mil años de duración de la historia de la Iglesia, ¿es una fascinación celestial?, ¿es una fascinación infernal?, en cualquier caso, solamente la atmósfera del Vaticano seduce a sus visitantes y doma la voluntad.»

Y la fascinación del Vaticano es sólo una pequeña parte de la presión total del mundo moderno que se filtra en la mente para desactivarla y hacer que sigamos su corriente. Estimado amigo mío, preferiría ser cismático sedevacantista que apóstata romano, y con la gracia de Dios, ¡ni lo uno, ni lo otro!

Kyrie Eleison.

¿Será que el obispo de la FSSPX/SSPX, Richard Williamson, al manifestar sus preferencias doctrinales, está saliéndo del closet? Más concretamente, ¿será que ya es sedevacantista pero en lugar de manifestarlo abiertamente manda un mensaje cifrado?

Nosotros vemos un problema nuevo con ello, caso de ser así, en los circulos sedevacantistas nunca han visto con buenos ojos a Williamson, y difícilmente lo aceptarían o acogerían. Los sedevacantistas, quienes a pesar de haber ganado adeptos en los años recientes todavía son un grupo relativamente pequeño, tienen entre ellos mismos facciones, y si Williamson no es aceptado por ninguna de ellas, la consecuencia catastrófica es que él en sí mismo pasaría a iniciar una nueva facción del sedevacantismo.

La película tenía por nombre “la tormenta perfecta”.

Nuncio en Estados Unidos lo denuncia: Corrupción en el Vaticano


Los diarios Corriere Della Sera y Libero publican extractos de alguna correspondencia envida por Mons. Carlo Maria Viganò, actual Nuncio Apostólico en Estados Unidos, al Papa y al Secretario de Estado, cuando todavía estaba encargado de los apartamentos y el mobiliario del Estado Vaticano en 2011. En las cartas Viganò expresa la situación desastrosa que se encontró cuando llegó en 2009, y vió su nombramiento como Nuncio en Estados Unidos como una especie de sentencia condenatoria y un castigo. “Mi transfrencia crea confusión y desaliento en quienes pensamos que sería posible limpiar muchos casos de corrupción y malversación de fondos”, escribe Viganò al Papa en una carta de Marzo de 2011.

Viganò, desde su llegada en 2009, habría enfrentado diversos casos de “corrupción” y “abusos de poder” arraigados de mucho tiempo atrás en las diferentes direciones de la Gobernación (Governatorato). Según el propio Viganò, su gestión había creado una gran aversión a la reorganización de la Curia.

Viganò buscó ayuda en el Vaticano, pero fue dejado solo. Se dió cuenta de que el trabajo de saneamiento era difícil. El comité de asuntos que se encargaba de las arcas del Gobierno malgastaba el dinero y se dedicaba a inversiones peligrosas y ocasionó la quiebra. Una de ellas es la pérdida de dos millones y medio de dólares en una sola operación.

Los enemigos de Viganò entonces habrían emprendido una campaña para desacreditarlo por medio de la prensa y arruinar su carrera.

Las revalaciones de estos correos serán objeto esta noche de un programa en la televisión italiana.


Corriere Della Sera, Ene-25-2012, pág 22

Libero, Ene-25-2012, pág 1

Libero, Ene-25-2012, pág 19

Actualización Ene-25-2012 (19:37 UTC): Un despacho de la agencia AP (ver vía The Washington Post) dice que ante estos reportes de corrupción el Vaticano ha manifestado no tener ningún comentario.


Actualización Ene-27-2012 : Sandro Magister en Chiesa On Line presenta el texto en español de la carta que envió Viganó al Papa en Julio de 2011, en la cual expresa su descontento por su nombramiento como Nuncio en Estados Unidos.


Entradas relacionadas: Nota de prensa sobre el programa televisivo “Los Intocables”, Corrupción en el Vaticano, publicado texto de carta de Viganò a Bertone, Caso Viganò: el Gobernatorado rechaza las acusaciones.