Sunday, January 15, 2012

No nos crean ingenuos, ni la CDF actuará sobre editorial San Pablo, ni editorial San Pablo hará caso


Muy prontos a echar las campanas al vuelo han estado algunos al ponderar, alabar, exaltar, subrayar, la presunta eficiente actuación de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la cual habría “ordenado” a la editorial San Pablo en Argentina, retirar de circulación el libro titulado “Parejas y sexualidad en la comunidad de Corinto”, del pastor Pablo Manuel Ferrer, el cual contendría opiniones contrarias a la doctrina de la Iglesia (ver El País, Ene-09-2012). Por ahora, el libro ha sido sacado de circulación desde Nov-22-2011. De otra parte, los modernistas, liberales, progresistas, y en general toda esa caterva del mismo pelambre, no ha desprovechado esa ocasión para venirse lanza en ristre contra la Iglesia.

Consideramos que este asunto ha sido sobredimensionado ya que, basados en experiencias anteriores, pensamos que no va a pasar nada.

Para poner un ejemplo muy claro y notorio, tomemos el caso de Anthony De Mello, sacerdote perteneciente a la Compañia de Jesús (lo cual no quiere necesariamente decir “católico”, pero para el efecto presúmase como tal), cuyos escritos, o los que se le atribuyen, fueron objeto de un pronunciamiento concreto por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe en una notificación de Jun-24-1998, es decir, vamos para 14 años.

La editorial San Pablo, que para la fecha del aludido pronunciamiento publicaba varios de los títulos de De Mello ó atribuidos a él, autodefine su misión de la siguiente manera:

Nuestra misión de apóstoles modernos nos compromete a anunciar a Cristo como único Maestro, el Camino que conduce a la Verdad y da la Vida. Para que el amor de Dios pueda llegar al corazón de cada hombre, transformamos el mensaje contenido en la Biblia, palabra de Dios siempre joven, en programas de televisión y de radio, en audiovisuales y vídeos, en libros, revistas y páginas hipertextuales.

Nuestro Fundador nos ha animado a intervenir en los problemas de la sociedad actual aportando el pensamiento de Cristo y la enseñanza de la Iglesia. «¡Hablad de todo, pero cristianamente!». Nos ha encomendado los mismos horizontes misioneros del apóstol Pablo: «Vuestra parroquia es el mundo entero». Nos ha recomendado que tengamos en cuenta la invitación de Cristo: «Lo que habéis oído con vuestros oídos, predicadlo desde los tejados».

Estamos presentes con nuestras comunidades y centros apostólicos en 34 países.

Según esa autodefinición, podríamos suponer que editorial San Pablo tendría bien presente que la salvación de las almas es la ley suprema de la Iglesia (Cf. CIC 1752), y no proporcionaría material que amenazára la salud del alma de nadie y, visto el pronunciamiento de la CDF, hubiera suspendido la edición, venta, comercialización, promoción, de los libros de De Mello. Pues suponemos mal, muy mal, porque a la fecha, editorial San Pablo voluntariamente sigue ignorando aquel pronunciamiento de la CDF. Si se hace una busqueda en el sitio de internet de Editorial San Pablo en España, se puede constatar que los libros de De Mello siguen siéndo comercializados por esta, esta es la captura de pantalla que muestra los resultados que hemos obtenido de la busqueda.




Y, que se sepa, a la CDF no le inquieta que San Pablo siga envenenando a la gente con obras de un autor objeto de una notificación suya; y como no le inquieta, no hace nada al respecto. Eso para no hablar de otro tipo de literatura que edita o comercializa San Pablo, de la cual no hay ningún pronunciamiento por parte de la CDF.

Regresando al caso con el cual hemos iniciado, y basados en casos como el del ejemplo, repetimos, no creemos que pase nada; el perro seguirá volviéndo a su vomito y la puerca recien lavada seguirá revolcándose en el cieno (Cf. 1 P 2,22).

En lugar de especular sobre respuesta de la FSSPX/SSPX al «preámbulo doctrinal», el director de DICI aconseja...


El consejo al que nos referimos viene vía este comunicado publicado en DICI, Ene-13-2012, y firmado por su director, P. Alain Lorans. Como a la fecha no ha aparecido una traducción del mismo al español, Secretum Meum Mihi se ha tomado la libertad de hacer su propia tradución.

Le Courrier à Rome [“El correo a Roma”]
13-01-2012

Muchos se preguntan sobre los contenidos de la carta dirigida a Roma a principios de Diciembre por Mons. Bernard Fellay en respuesta al Preámbulo Doctrinal entregada a él por el Cardenal Levada el pasado 14 de Septiembre. Estamos en posición de hacer saber que en complemento de esta respuesta el Superior General de la Fraternidad San Pío X ha hecho llegar a Roma el estudio sólidamente argumentado del Padre Jean-Michel Gleize aparecido en Le Courrier de Rome (N°. 350, diciembre de 2011); del que DICI ha publicado, en su número precedente, los extractos más significantes.

Este estudio, intitulado Une question cruciale [“Una Cuestión Crucial”], responde al artículo de Mons. Fernando Ocáriz aparecio en L'Osservatore Romano del 2 de Diciembre, ambos autores participaron en los diálogos doctrinales sobre el [Concilio] Vaticano II, que tuvieron lugar en Roma de Octubre de 2009 a Abril de 2011.
En vez de especular sobre la naturaleza de la respuesta de Mons. Fellay, es mejor estudiar el texto integral del P. Gleize en Le Courrier de Rome en su número de Diciembre el cual se ha transformado en «Courrier à Rome» [“El Correo a Roma”].

P. Alain Lorans

Para los que quieran tomarle el consejo al P. Lorans, el “texto integral del P. Gleize en Le Courrier de Rome” aparece publicado en español en el sitio de internet del Distrito Suramericano de la FSSPX/SSPX (documento en PDF aquí).