Sunday, July 15, 2012

Comunicado de la Casa General de la FSSPX/SSPX. Se enviará respuesta a Roma. Extraoficialmente, respuesta será negativa


Este es el texto del comunicado, Jul-14-2012.

Comunicado de la Casa General de la Fraternidad San Pío X (14 de julio de 2012)

[Francés, Inglés, Alemán, Italiano]

El Capítulo General de la Fraternidad San Pío X concluyó este sábado, 14 de julio de 2012, en Ecône. Reunidos en torno a la tumba de Mons. Marcel Lefebvre, los capitulantes dieron gracias a Dios por la profunda unidad que reinó entre ellos durante el transcurso de estas jornadas de trabajo.

El Capítulo General enviará próximamente a Roma una declaración común, que seguidamente será publicada.

El Superior General, Mons. Bernard Fellay, agradece vivamente a todos los sacerdotes ya los fieles por sus fervientes oraciones por este capítulo.

Ecône, 14 de julio de 2012

Ahora bien, esto es lo que dice Religión Digital, Jul-14-2012.

No están dispuestos a aceptar el Concilio Vaticano II con sus "errores"
Los lefebvrianos anunciarán mañana que dicen "no" a Roma

Agradecen al Vaticano el acercamiento y la posibilidad de diálogo que les ha brindado

José Manuel Vidal, 14 de julio de 2012 a las 21:02

(José Manuel Vidal).- No hay vuelta a Roma. El superior de los Lefebvrianos de España y Portugal, Juan María Montagut, comunicará a los fieles, tras la misa de 11, que la jerarquía de la FSSPX, reunida en Ecône, decidió decir "no" al Vaticano.

Los seguidores de Marcel Lefebvre no vuelven al redil romano. Fundamentalmente, porque no están dispuestos a aceptar el Concilio Vaticano II en todos sus extremos.

El Vaticano, a través del prefecto para la Doctrina de la Fe, cardenal Levada, les había exigido "la aceptación plena del Concilio". Y los lefebvrianos no están dispuestos a regresar con esa condición. Creen que aceptar el Concilio implicaría aceptar sus errores que, según ellos, se centran especialmente en los capítulos de "libertad religiosa, ecumenismo y conciliarismo".

La decisión de su jerarquía ha sentado bien entre los seguidores de los lefebvrianos, que no veían con buenos ojos un regreso a Roma condicionado a la aceptación del Concilio, al que reprochan gran parte de los males de la Iglesia actual. Eso sí, agradecen a Roma el acercamiento y la posibilidad que les ha brindado de poder exponer sus puntos de vista doctrinales.

Mañana, los superiores territoriales de la FSSPX leerán el comunicado en el que expondrán las razones y las circunstancias de su negativa a volver a Roma y reintegrarse en la Iglesia católica.