Sunday, July 29, 2012

“Analfabetismo impresionante y dramático” en materias de Fe, denuncia el hombre que nos va a reevangelizar. ¿Y si le aplicamos a él esas mismas afirmaciones...?


Realmente sorprendidos quedamos cuando vimos en una nota de agencia Kipa-Apic, Jul-28-2012, que Mons. Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, en el marco de la 27a sesión de la Renovación carismática que se lleva a cabo del 25 al 29 de Julio de 2012 en la Basílica del Sagrado Corazón de Koekelberg de Bruselas Bélgica, ha denunciado un “analfabetismo impresionante y dramático” en materias de Fe.

La sorpresa nos viene porque si aplicamos esa denuncia a él mismo, encontramos que también él se encuentra dentro de los analfabetas, y particularmente en materia grave, gravísima, como lo es el aborto.

Siendo Mons. Fisichella Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, escribió en primera página de L´Osservatore Romano en Mar-09-2009, un artículo en el que supuestamente respaldaba a una niña brasileña de nueve años de la diócesis de Olinda-Recife, Brasil, a quien le habían realizado un aborto (ver aquí texto del artículo en español. Copia del artículo original en italiano tal como apareció impreso en ese entonces en la imágen inmeditamente inferior). Previamente la diócesis había reafirmado la excomunión para quienes habían participado de ese aborto (ver Globo.com, Mar-05-2009), que es la posición de la Iglesia. Mons. Fisichella en el artículo aludido escribió cosas como:



Son otros los que merecen la excomunión y nuestro perdón, no quienes te permitieron vivir y te ayudaron a recuperar la esperanza y la confianza, no obstante la presencia del mal y la perversidad de muchos.

Después de ello, el obispo de Olinda-Recife, Mons. José Cardoso Sobrino (ahora emérito) pidió a L'Osservatore Romano un derecho a réplica, cosa que jamás le fue concedida (ver una cronología de los hechos aquí).

Sólo unos días después la Congregación para la Doctrina de la Fe, y también en primera página de L'Osservatore Romano, Jul-10-2009, emitió una aclaración sobre el aborto procurado, en la cual se respaldaba a Mons. Cardoso Sobrino, pero por cuanto respecta a Mons. Fisichella, jamás, y hasta el día presente, se ha retractado de cuanto escribió en 2009 en L'Osservatore Romano respecto del aborto.

¡He allí al hombre que nos va a reevangelizar denunciando “analfabetismo impresionante y dramático” en materias de Fe!