Tuesday, June 26, 2012

«Para Fellay el nuevo preámbulo es inaceptable»


Este artículo de Andrea Tornielli en Vatican Insider, Jun-26-2012, está basado en informaciones previamente publicadas en internet.

Primero que todo, “la decisión del mismo Fellay de posponer las ordenaciones de religiosos dominicos y capuchinos que pertenecen a la Fraternidad (previstas para el 29 de junio)”, ya circulaba por ej., en Le Forum Catholique, Jun-24-2012.

Segundo, la carta filtrada del P. Christian Thouvenot, fue publicada por varios medios: el blog Maurice Pinay (aunque retirada después) y republicada por el blog SPES, al igual que en el foro Ignis Ardens, que es de donde la toma Tornielli.

Tercero, sobre lo que el P. Alain-Marc Nély habría dicho “durante un encuentro con algunos sacerdotes del distrito de Francia que se llevó a cabo el pasado 21 de junio”; se puede ver en Fecit Forum, Jun-22-2012.

Seguidamente el artículo de Tornielli.

06/26/2012
«Para Fellay el nuevo preámbulo es inaceptable»

Publican en red la carta del secretario general de la Fraternidad San Pío X, en la que se indican las dificultades para aceptar el último texto que entregó la Santa Sede

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO


El camino hacia la plena comunión con los lefebvrianos podría encontrar nuevos obstáculos. Lo indica una carta circular destinada a los superiores de los distritos y de los seminarios de la Fraternidad San Pío X, con fecha del 25 de junio y clasificada como “confidencial”. Un sitio web que sigue con particular atención las negociaciones con los tradicionalistas la acaba de publicar. Se trata de una comunicación interna con la firma de Christian Thouvenot, secretario general de la Fraternidad San Pío, que fue enviada a la casa generalicia de Menzingen a los responsables de las comunidades lefebvrianas.

Thouvenot escribe que «según múltiples fuentes que concuerdan» la versión del preámbulo (corregido por Fellay) «parecía satisfacer al Soberano Pontífice».

El 13 de junio, indica la nota, Levada «entregó a nuestro superior general el texto de abril, pero con correciones que, en sustancia, volvían a proponer las propuestas» que contenía el preámbulo doctrinal entregado a Fellay en septiembre de 2011. De esta forma, se regresaría prácticamente a la primera declaración doctrinal vaticana, y los cambios propuestos por el superior de la Fraternidad habrían sido rechazados.

Thouvenot sigue: «Fellay ha indicado inmediatamente que no habría podido firmar este nuevo documento, claramente inaceptable. El próximo Capítulo permitirá llevar a cabo una evaluación» sobre el expediente de las relaciones con la Santa Sede.

En la carta se informa que Fellay revocó la facultad para participar en el Capítulo al obispo Williamson, «por sus posturas que invitan a la rebelión y por su desobediencia» constante. Al final, Thouvenot confirma la noticia que circula sobre la decisión del mismo Fellay de posponer las ordenaciones de religiosos dominicos y capuchinos que pertenecen a la Fraternidad (previstas para el 29 de junio), porque pretende estar seguro de la «lealtad de estas comunidades» antes de «imponer sus manos sobre los candidatos». De esta manera se confirmarían las dificultades que era posible identificar entre las líneas del comunicado de la Fraternidad San Pío X, publicado después del encuentro en el Vaticano del 13 de junio.

Dificultades sobre las que también habló Alain-Marc Nély, segundo asistente general de la Fraternidad San Pío X, durante un encuentro con algunos sacerdotes del distrito de Francia que se llevó a cabo el pasado 21 de junio. Nely confirmó que los últimos cambios que se hicieron a la declaración doctrinal que entregó Levada a Fellay no satisfacen a la Fraternidad sobre puntos esenciales como el Concilio Vaticano II y el Novus Ordo Missae, es decir la misa que surgió después de la reforma post-conciliar. La respuesta del superior lefebvriano llegará después del próximo Capítulo general. Fellay parece convencido de la importancia del restablecimiento de la plena comunión con Roma, objetivo de Benedicto XVI. Nély subrayó las palabras con las que concluía el comunicado de la Fraternidad después del último encuentro romano sobre la esperanza de que continúe el diálogo para llegar a una «solución por el bien de la Iglesia y de las almas».

Esta es una copia de la carta filtrada aludida (copia en PDF aquí), con una traducción al español que tomamos de Radio Cristiandad.


Excelencias, y superiores,

Como ustedes saben, nuestro Superior General, respondió a la carta del 16 de marzo del Cardenal Levada, que trató de imponer el preámbulo doctrinal del 14 de septiembre 2011. Mediante este documento, fechado el 15 de abril, que deseaba librarse del punto muerto creado por este Preámbulo. Según varias fuentes concordantes, el nuevo texto parecía satisfacer el Sumo Pontífice.

El 13 de junio de 2012, el cardenal Levada retornó a nuestro Superior General, el texto de abril, pero fue modificado de tal manera que todavía tomó, en cuanto al fondo, las proposiciones de septiembre de 2011. Monseñor. Fellay también dio a conocer a él que él no podía firmar este nuevo documento, que era claramente inaceptable. El próximo Capítulo General, permitirá el análisis de la totalidad del expediente.

Por otra parte, se informa a todos los miembros del Capítulo, que en virtud del Canon 2331, párrafo 1 y 2 (Nuevo Código de 1373) el Superior General ha privado a Monseñor Williamson de su cargo como miembro del capítulo por tomar una posición llamando a la rebelión, y por su desobediencia repetida continuamente. También le prohibió venir a Ecône para las ordenaciones.

Por último, monseñor. Fellay ha aplazado las ordenaciones de los Dominicos de Avrillé y los Capuchinos de Morgon, que se preveía fuesen ordenados en Econe el próximo 29 de junio. La puesta fuera de las órdenes fue dictada simplemente por el deseo de Mons. Fellay quien desea estar seguro de la lealtad de estas comunidades, antes de colocar las manos sobre sus candidatos (cf. I Timoteo 5:22).

Queden seguros, Excelencias y Superiores de mis respetuosos y fieles deseos sacerdotales

[firmado] P.Christian Thouvenot.