Friday, May 18, 2012

Benedicto XVI se refiere tácitamente al caso de las religiosas liberales estadounidenses


Como suelen hacerlo los Pontifices, Benedicto XVI se ha referido muy sutilmente hoy al caso de las religiosas liberales estadounidenses, quienes han sido objeto de recientes medidas por parte de la CDF (ver aquí). Lo ha hecho en el contexto de su discurso al grupo de obispos estadounidenses de las regiones XIV-XV y de las Iglesias Orientales, May-18-2012. Traducimos a continuación el pasaje concerniente.

En nuestras conversaciones, muchos de ustedes han hablado de su preocupación por construir relaciones cada vez más fuertes de amistad, cooperación y confianza con sus sacerdotes. En el tiempo presente, también, les insto a que permanezcan particularmente cerca de los hombres y mujeres en sus Iglesias locales que están comprometidos en seguir a Cristo cada vez más perfectamente abrazando generosamente los consejos evangélicos. Quiero reiterar mi profunda gratitud por el ejemplo de la fidelidad y autosacrificio dado por muchas consagradas en su país, y a que se una a ellas en oración para que este momento de discernimiento traiga abundante fruto espiritual para la revitalización y el fortalecimiento de sus comunidades en la fidelidad a Cristo y a la Iglesia, así como a sus carismas fundacionales. La necesidad urgente en nuestro tiempo para una creíble y atractiva testimonianza del poder redentor y transformador del Evangelio la hace esencial para recuperar el sentido de la dignidad sublime y de la belleza de la vida de consagrada, orar por vocaciones religiosas y promoverlas activamente, al tiempo de fortalecer los existentes canales para la comunicación y la cooperación, especialmente a través de la labor del Vicario Delegado para los Religiosos en cada Diócesis.