Saturday, December 10, 2011

Diócesis del norte de Indiana hace campaña para que católicos no practicantes regresen a Misa


En nuestra entrada inmediatamente anterior dimos cuenta de cómo el Arzobispo de Dublín, Irlanda, pedía a los católicos no practicantes que tuvieran el valor de abandonar la Iglesia; al otro lado del Atlantico una diócesis invierte 120.000 Dolares en una campaña publicitaria para que los no practicantes vuelvan a Misa. Si, estamos hablando de la misma Iglesia Católica, Apostólica, Romana, aunque no parezca.

Información de agencia AP, Dic-10-2011, vía Journal Gazette.net. Traducción al español de Secretum Meum Mihi.

Diócesis quiere que vuelvan los católicos no practicantes

Associated Press

La diócesis católica de Fort Wayne-South Bend está planeando utilizar anuncios de televisión y vallas publicitarias para atraer a feligreses no practicantes para que vuelvan a Misa.

El obispo Kevin Rhoades dijo que espera que la campaña local —que coincide con una campaña nacional parecida— moverá a la gente e inspirará a algunos a volver a la práctica religiosa. Rhoades dice que sólo cerca del 30 por ciento de los católicos locales va misa

Rhoades supo acerca de la iniciativa por otros obispos y decidió utilizarla en el norte de Indiana. Otras diócesis de todo el país ya se han mostrado anuncios que presentan a católicos hablando de por qué regresaron a la iglesia.

Los anuncios empezarán a emitirse en el norte de Indiana el 17 de Diciembre y continuarán hasta finales de Enero.

Rhoades dijo que la campaña costará a la diócesis de alrededor de US$120.000.

Arzobispo de Dublín pide a los católicos no practicantes abandonar la Iglesia


Información de The Irish Independent, Dic-10-2011, pag 5 (copia facsimilar en la imágen).

El Arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, ha urgido a los católicos no practicantes tener la madurez para abandonar la Iglesia.

Durante las últimas dos décadas, un número creciente de católicos “a la carta” simplemente van al altar para recibir los sacramentos como el bautismo, la comunión y el matrimonio.

Pero en un nuevo documental sobre el futuro de la iglesia, los sacerdotes revelan que en el futuro esperan un compromiso más firme de su rebaño. Se muestra cómo los bancos de la iglesia se abarrotan casi a plena capacidad para las celebraciones de los sacramentos, mientras que los servicios dominicales tienen disminución en los números.

El arzobispo Martin instó a los no creyentes a alejarse de la iglesia.

Él dijo: “Se requiere madurez en aquellas personas que quieren que sus hijos se conviertan en miembros de la comunidad eclesial y la madurez de esas personas que dicen ‘yo no creo en Dios y yo realmente no debería ser puesto en los vestigios de la fe cuando en realidad no creo en ella’”.

P. Michael Drumm, de la Asociación de Escuelas Católicas, dijo que la Iglesia estaría siendo más firme con los padres que busquen que sus hijos sean bautizados como católicos.

El arzobispo Martin también dijo que la iglesia estaba ansiosa por tomar un camino diferente del de algunas de sus escuelas católicas.

“No se puede hacer de la noche a la mañana. Todavía hay una muy fuerte demanda de educación católica”

El documental “Would You Believe” [“Creería Usted”. N. de T.] se podrá ver en RTE One mañana en la noche.

Francia; crece la protesta de los católicos en contra el "teatro blasfemo"


Artículo de Giacomo Galeazzi en Vatican Insider, Dic-10-011.

12/10/2011
Francia; crece la protesta de los católicos en contra el "teatro blasfemo"

Los fieles se siguen rebelando contra el espectáculo de un dramaturgo italiano. Pero los obispos franceses se muestran divididos

GIACOMO GALEAZZI
CIUDAD DEL VATICANO


Se acabo la resignación a la "cristianofobia". Ante el último de los muchos vuelcos blasfemos de sus valores, los católicos franceses han decidido tomar el camino de la protesta pública. Lo que ha provocado el levantamiento de los fieles en París ha sido el espectáculo teatral "Sobre el concepto del rostro del hijo de Dios" del dramaturgo italiano Romeo Castellucci, director de la "societas Rafello Sanzio". Grupos de creyentes se han reunido ante el Théâtre de la Ville, mostrando crucifijos, rosarios y banderas del Sagrado corazón, para protestar contra un espectáculo considerado blasfemo. Son particularmente ofensivos los últimos minutos del espectáculo, cuando el rostro gigante de Cristo parece sucio de excrementos, expresión de los sufrimientos de los dos personajes, un viejo incontinente y el hijo que lo lava y lo cambia. "Señores espectadores, hoy asistirán a una blasfemia y nosotros estamos aquí para reparar vuestros pecados", gritó el sacerdote Xavier Beauvais, de la iglesia parisina de Saint-Nicolas-du-Chardonnet, dirigiéndose al público que entraba en el teatro tras ser cacheado por la policía. "No somos fundamentalistas con malas intenciones, integristas", ha añadido, "somos católicos, fieles a la fe católica, que estamos aquí para manifestarnos contra la blasfemia".

La noticia de la última reacción también referida por The Guardian con gran resalto es que durante las últimas horas la protesta ha aumentado: han sido ocho mil los católicos que se han manifestado en París contra la «cristianofobia» que encuentra diversas expresiones dentro de la cultura francesa. Pero respecto a las protestas, la Iglesia católica no tiene un pensamiento unívoco. Son una demostración de ello las tomas de posición de los obispos franceses reunidos hace dos semanas en Asamblea plenaria en Lourdes. Hasta el punto que el cardenal André Vingt-Trois, presidente de la Conferencia Episcopal Francesa en su discurso de apertura, deploró los comportamientos excesivos de grupos de fanáticos, "ya sean musulmanes, judíos o cristianos". Y como él todos los obispos en los pasillos del hemiciclo condenaron firmemente el recurso a la violencia para defender los valores cristianos. "Jesús nunca desenvainó la espada" recordó como ejemplo Monseñor Laurent Ulrich, arzobispo de Lille. Pero, dicho esto, queda siempre el problema de la actitud de los obispos frente a los ataques contra el cristianismo y contra sus símbolos. Hasta el punto que con la próxima representación de la obra teatral Golgota Picni, y la reposición de la obra El Vicario de Rolf Hochhuth (sobre el comportamiento de Pío XII durante la Segunda Guerra Mundial), ya es sabido que el problema volverá a surgir las próximas semanas. "El riesgo reside en dejarse llevar por reacciones agresivas", dijo preocupado Moseñor Benoît Rivière, obispo de Autun.

Ni siquiera la palabra "cristianofobia" para definir un clima anticristiano encuentra apoyo entre los obispos, salvo pocas excepciones. "No tenemos que seguir la misma lógica que los musulmanes, que se consideran inmediatamente atacados", ha dicho monseñor Gilbert Louis, obispo de Châlon-en-Champagne, que reconoce sin embargo que algunas veces se ha irritado a causa de algunos editoriales o algunas posiciones anticlericales "a menudo odiosas por el modo negativo de ver la religión, y que hacen daño". "Es cierto que, a veces, ya no aguantamos estos ataques", insistió Monseñor Francois Garnier, arzobispo de Cambrai, que calificó la situación de paradójica: "Por una parte, instituciones que solicitan que colaboremos con ellas y estamos contentos de ello. Por otra, reflujos de anticlericalismo militante, y un modo de tratar la religión que no es normal". Puso como ejemplo la capilla, en un hospital, transformada en lugar de culto interreligioso, donde los católicos no han podido poner una cruz, pero en las paredes ha sido señalada la dirección de La Meca... El pluralismo religioso cambia las situaciones: "Nos vienen denegadas solicitudes obvias, con el pretexto de que no se debería hacer para nosotros lo que no se quiere hacer para las otras religiones", siguió diciendo. Es el origen de la cólera de arzobispo de Digione, Monseñor Roland Minnerath, que considera que sea responsabilidad del obispo, como pastor, hacerse cargo del desconcierto del pueblo católico, "chocado por la violencia de algunas agresiones contra los símbolos del cristianismo". Subraya que los artistas tendrían que ser conscientes de su responsabilidad social.

El obispo de Digione afirma que ha recibido muchas cartas de personas que le reprochan "un ensordecedor silencio" de la Iglesia. Y considera que es necesario poner atención para no trivializar las críticas contra la figura de Cristo."Que alguien se la tome con la Iglesia, ya se sabe, es el riesgo de todas las instituciones. Pero en este caso, se trata de Cristo!" Sin contar otro riesgo subyacente: dejar el monopolio de la defensa del honor de Cristo a cristianos extremistas. Porque todos los obispos hacen la misma constatación. El círculo de los católicos exasperados supera el de los grupúsculos integristas y activistas. Para Monseñor Éric de Moulins de Beaufort, son a menudo "católicos muy simples, perdidos, porque se bromea con aquello en lo que creen firmemente".

La novedad que preocupa al arzobispo de Bordeaux, el cardenal Jean-Pierre Ricard: "Siempre ha existido una corriente de extrema derecha católica y política, caracterizada por acciones violentas. Pero hoy, esas acciones están legitimadas y justificadas por católicos desconcertados por la secularización y que tienen la impresión de ser objeto de burlas".

Interviniendo a puerta cerrada ante la Asamblea, el cardenal Vingt-Trois, puso sin embargo en guardia la asamblea contra el recurso a una "estrategia de minoría". Una evolución del catolicismo hacia el modelo de las religiones minoritarias, reaccionando simplemente para defenderse, sería contraria a la tradición del cristianismo que reivindica un papel más amplio en el debate social y político, dijo en sustancia. Y el cardenal Ricard lo traduce en un discurso con imágenes: "los obispos tienen que elegir entre dos modelos de reacción, dice. O construirse un caparazón que les proteja, pero el caparazón se destruye si se perfora; o bien, fortalecer la columna vertebral, para afrontar de manera más fuerte estas críticas, permaneciendo abiertos a la sociedad."


Entrada relacionada: Francia; la libertad de “manchar” el rostro del Jesús.

Hoy recordamos la casa voladora


No, no esa casa, esta casa:



La Traslación de la casa de Loreto

Hoy conmemoramos a la Virgen de Loreto. En esta ciudad italiana, según cuenta la historia, se conserva la casa de Nazaret donde tuvo lugar el nacimiento de la Virgen, la Anunciación y la vida de la Sagrada Familia.

En los últimos tiempos del siglo XIII, cuando los musulmanes arrasan Europa, los ángeles trasladan la casita de Nazaret a Loreto, donde se conserva y se venera en la actualidad. Previamente estuvo en Dalmacia, hasta llegar a la ciudad italiana. La Virgen se representa con el Niño en sus brazos, sobre la casita. Es Patrona del aire.

Benedicto XVI recurre a la tecnología para hacer cumplir el Motu Proprio Summorum Pontificum


Ciudad del Vaticano, 10 de Diciembre (FPA) — La oficina de prensa de la Santa Sede ha hecho conocer un inusual aviso, dada la resistencia de los obispos del mundo para aplicar el Motu Proprio Summorum Pontificum en los más de cuatro años de entrada en vigencia y vista la poca efectividad de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei» para hacerlo cumplir, el Papa Benedicto XVI ha recurrido a una novedosa tecnología la cual se augura exitosa. Asesorado en secreto por los más calificados expertos en tecnología de Silicon Valley, el Papa ahora dispondrá de un sencillo método para “recordar” a sus hermanos en el episcopado que la ley es para cumplirse.

En pocas palabras, el dispositivo funciona de la siguiente manera: un pequeño microchip es implantado en el destinatario, el cual, al captar una orden específica vía satelite es capaz de provocar una descarga electrica que inmediatamente recibe el portador, lo cual le indicará que debe ser “más diligente” en la aplicación del documento. La orden puede ser ejecutada desde la comodidad de un dispositivo tablet o teléfono inteligente.

“Como sabíamos que los Sres. Obispos del mundo no iban a cooperar voluntariamente para dejarse implantar el microchip, se tomó la decisión de implantarselo discretamente sin su consentimiento“, dijo hoy el portavoz vaticano en rueda de prensa. Al ser requerido por los periodistas de cómo ha sido eso posible, el portavoz explicó que en las habituales visitas Ad Limina, se les ofrece a los Sres. Obispos, cualquier tipo de bebida o alimento en el cual va “incluido” el microchip, el cual una vez dentro del organismo no puede ser eliminado, a menos que se practique un pequeño procedimiento parecido a una endoscopia, y aún así es difícil, ya que el microchip tiene la capacidad de migrar dentro del organismo.

El portavoz vaticano ha afirmado que la medida ya se ha tomado comenzando por los primeros grupos de obispos estadounidenses que recientemente cumplieron con la visita Ad Limina, es de esperarse que los primeros electrochoques hayan ya sido recibidos con agrado y alborozo por algunos de ellos. Los verdaderos resultados los pueden constatar los fieles de primerísima mano, dado que en sus respectivas diócesis se comenzará a ver la súbita aplicación del Motu Proprio papal, lo cual no ha sido posible en los cuatro años de entrado en vigencia el documento.

La oficina de prensa, al tiempo de publicar la información, ha dado a conocer esta imágen del Pontífice enviando su primer descarga a uno de los afortunados, del cual no se suministró el nombre.