Wednesday, December 07, 2011

Benedicto XVI enciende el árbol de Navidad mas grande del mundo. ¡Lo sentimos Apple, no clasificaste!


Benedicto XVI encendió hoy el el árbol de Navidad mas grande del mundo. Varios medios de comunicación informan que lo hizo “desde su IPad”, pero no hay tal, previamente el V.I.S. informó que se trataba de un “tablet” de la marca Sony. Perdón por la digresión.

Regresando al tema que nos ocupa, este es un reporte de Radio Vaticano, Dic-07-2011.

Miércoles, 7 dic. (RV).- El Señor nos pide que lo acojamos y lo amemos, nunca se olvida de nosotros. Benedicto XVI encendió esta tarde las luces del árbol de Navidad más grande del mundo, acto que estuvo acompañado por fuegos artificiales que manifestaban la alegría del momento. En vídeo conexión desde el Palacio Apostólico gracias a un tablet. Desde el Vaticano, el Papa hizo que se iluminara este multicolor - «signo universal de paz y fraternidad entre los pueblos» - que se encuentra en la localidad italiana de Gubbio. La fecha de hoy, elegida para esta cita luminosa, se debe a que es la vigilia de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, compatrona de esta misma localidad junto con san Ubaldo.

Antes de este acto tan sugestivo, el Santo Padre pronunció unas palabras de saludo y gratitud por haber sido invitado a encender la iluminación de un árbol navideño tan especial, así como una ‘triple’ felicitación. Reflexionando sobre el lugar donde se encuentra, en las faldas del Monte Ingino, en cuya cumbre está situada la Basílica del Patrono de Gubbio, san Ubaldo, y haciendo hincapié en que, al mirarlo, nuestra mirada se eleva «hacia el Cielo, hacia el mundo de Dios», Benedicto XVI fue explicando sus tres parabienes:

«El primero es que nuestra mirada, la de la mente y la del corazón, no se quede sólo en el horizonte de este mundo nuestro, en las cosas materiales, sino que sea algo así como este árbol, que sepa tender hacia lo alto. Que sepa dirigirse hacia Dios ¡Él no nos olvida nunca y nos pide que nosotros tampoco nos olvidemos de Él!»

Con el Evangelio, que nos dice que en la «noche de la Santa Navidad una luz envolvió a los pastores (xfr Lc 2,9-11), anunciándoles una gran alegría: el nacimiento de Jesús, de Aquel que vino a traer la luz, aún más de Aquel que es la luz verdadera, que ilumina a cada hombre (cfr Jn 1,9), y destacando que el árbol que iba a encender domina toda la ciudad de Gubbio, «iluminando con su luz la oscuridad de la noche», el Papa explicó su segundo parabién.

«Es que este árbol recuerde que también nosotros tenemos necesidad de una luz que ilumine el camino de nuestra vida y nos dé esperanza. En especial, en este tiempo nuestro en que sentimos de forma particular el peso de las dificultades, de los problemas y de los sufrimientos y un velo de tinieblas parece envolvernos. Pero ¿qué luz es capaz de iluminar verdaderamente nuestro corazón y de donarnos una esperanza firme y segura? Es, precisamente, la del Niño que contemplamos en la Santa Navidad, en una simple y pobre gruta, porque es el Señor el que se acerca a cada uno de nosotros y pide que lo acojamos nuevamente en nuestra vida. Pide que lo queramos, que tengamos confianza en Él, que percibamos que está presente, nos acompaña, nos sostiene y nos ayuda».

Y deseando que la luz del Señor ilumine a todos, antes de impartir su Bendición, Benedicto XVI presentó su tercer parabién:

«Que cada uno de nosotros sepa llevar un poco de luz a los ambientes en que vive: su familia, su trabajo, su barrio, a los países y ciudades. Que cada uno sea una luz para el que está a su lado; que salga del egoísmo que a menudo cierra el corazón y lleva a ensimismarse; que brinde un poco de atención al prójimo, un poco de amor. Cada pequeño gesto de bondad es como una luz de este gran árbol: junto con otras luces es capaz de iluminar la oscuridad de la noche, aun la más oscura».

Gracias a un sistema de alta tecnología telemática, el Papa dio el mando para iluminar este árbol al tocar la pantalla de un “tablet” Sony con sistema operativo Android, que, a través de Internet comunicaba con un servidor web, conectado al sistema que suministra la corriente eléctrica al abeto. Este sugestivo árbol navideño cubre una superficie que roza los 130.000 metros cuadrados; 300 luces verdes forman su silueta y se ilumina con 400 luces multicolores; está rematado por una cometa de 250 puntos luminosos con una superficie de 1.000 metros cuadrados.

Por medio de una conexión en vídeo del Centro Televisivo Vaticano (CTV), se pudo ver al Santo Padre en Gubbio. Además, el acto fue transmitido por diversas televisiones nacionales e internacionales. Desde 1981, un grupo de voluntarios coloca el árbol en la ladera del monte Ingino a cuyos pies está situada Gubbio. El abeto se extiende, sobre una base de 450 metros, a lo largo de 750 metros por las faldas del monte partiendo de las murallas de la ciudad medieval, hasta llegar a la basílica de su patrón, San Ubaldo, en la cima de la montaña. El árbol se enciende todos los años, el 7 de diciembre, durante una fiesta tradicional en la que participan representantes del mundo de la cultura, las instituciones, las ciencias y el espectáculo.

Este un video (italiano) proporcionado por Rocco Palmo.


125 años del nacimiento de P. Pío. ¿Benedicto XVI de nuevo en Pietrelcina?


En Mayo 2012 se conmemora 125 años del nacimiento del P. Pío y diez años de su canonización, lo cual podría servir de ocasión para que Benedicto XVI visite nuevamente Pietrelcina, población donde vivió el santo hasta sus últimos días. Así lo especula el diario Il Sannio Quotidiano, Dic-07-2011.

Deudas económicas agobian a los Legionarios de Cristo


Información de agencia Notimex, Dic-06-2011.

CIUDAD DEL VATICANO, 6 de diciembre.- La congregación religiosa de los Legionarios de Cristo padece una crisis económica interna que ha provocado una cuantiosa deuda en una de sus principales residencias en Roma y la puesta en venta de algunos de sus inmuebles.

Según informó a Notimex el vocero del instituto religioso, Andreas Schoggl, la cúpula tomó la decisión de intensificar una estrategia de ahorro y pidió a todos sus miembros implementar planes para que todas sus obras sean autofinanciables.

En las últimas semanas ha circulado -entre los grupos cercanos a la Legión- un mensaje de su procurador general, Carlos Skertchly, quien funge también como rector del Colegio Internacional María Mater Ecclesiae de la capital italiana.

Se trata de una residencia administrada por los legionarios pero que ofrece servicio a unos 150 seminaristas provenientes de 77 diócesis del mundo, los cuales no son parte de la congregación.

Según el mensaje del rector, esa casa 'sufre una crisis muy fuerte', no sólo debido a las dificultades de la economía mundial, sino también por la situación ligada al instituto religioso.

Con esas palabras y sin mencionarlo, se refirió al escándalo en el cual se han visto envueltos los legionarios a causa de las acciones cometidas por su fallecido fundador, Marcial Maciel Degollado, culpable entre otras cosas- de abusos sexuales contra menores.

'Estos últimos meses han sido muy difíciles y estamos llegando al punto de no saber qué hacer para mantener el seminario. Desde hace un mes nos han amenazado con el corte de la electricidad por estar arrastrando una deuda desde hace un año', escribió Skertchly.

'Pero ahora hemos llegado al punto insostenible. Definitivamente: o pagamos o nos quedamos sin electricidad, lo cual sería gravísimo. Tendríamos a 150 personas sin luz, sin agua, sin alimentos (los que tenemos conservados en refrigeración se echarían a perder)', añadió.

Según el sacerdote, la deuda acumulada por concepto de luz equivale a 32 mil euros (unos 43 mil 500 dólares) y por ello solicitó donaciones a través del sistema de pagos por internet Pay Pal.

Andreas Schoggl aseguró al respecto que la congregación 'no dejaría caer' a una institución como el Pontificio Colegio María Mater Ecclesiae, sugiriendo que intervendrían de alguna manera.

Agregó que la política actual es que 'cada quien se rasque con sus propias uñas' para evitar que exista un fondo económico en la dirección central de Roma del cual echar mano para financiar las obras de la Legión de Cristo alrededor del mundo.

Reconoció además que desde hace al menos un año la congregación ha intentado vender diversos inmuebles en varios países del mundo, pero no ha podido colocarlos aún.

Entre otros bienes, ha puesto a la venta una propiedad de 39 hectáreas ubicada en el distrito de Armonk Road, New Castle (Pennsylvania, Estados Unidos), donde tenía previsto construir un seminario.