Friday, November 25, 2011

P. Gabriele Amorth advierte (por enésima vez) sobre Harry Potter, Yoga y otros


Artículo de Agencia Zenit, Nov-25-2011.

¿QUIÉN ES VERDADERAMENTE SATANÁS?

Habla Gabriele Amorth, uno de los mayores expertos en exorcismo

TERNI, viernes 25 de noviembre de 2011 (ZENIT.org).- ¿Quién es el diablo? ¿Cuál es su verdadero nombre? ¿Cómo es de poderoso? ¿Cómo se manifiesta su obra destructora en la vida de los hombres? A estas preguntas y a otras similares respondió el padre Gabriele Amorth, el exorcista italiano más famoso, en una vídeo entrevista proyectada durante el Umbria International Film Fest, poco antes de la emisión de la película El rito, de Mikael Håfström, sobre sus propias prácticas exorcistas.

El diablo, explicó el padre Amorth es, antes que nada, un espíritu creado por Dios como ángel. Como los hombres, también los ángeles fueron sometidos a una prueba de obediencia en la que Satanás, que era el más esplendoroso entre los espíritus celestes, se rebeló.

Satanás es, por tanto, el primer diablo de la historia sagrada, además de ser el más potente de todos. Como en el paraíso, con los beatos y los ángeles, en sus distintas categorías, también en el infierno hay una jerarquía. Mientras que el Reino de Dios está gobernado por el amor, el reino de Satanás está dominado por el odio. Los demonios se odian entre ellos y su jerarquía se basa en el terror, dijo el padre Amorth.

Un día, prosiguió el exorcista, pretendía liberar a una persona poseída por un demonio que ni siquiera estaba entre los más poderosos. ¿Por qué no te vas?, le pregunté. Porque si me voy Satanás me castiga. El objetivo de la existencia de los demonios es hacer caer al hombre en el pecado y llevarlo al infierno, explicó Amorth.

¿Entonces qué es lo que empuja al hombre a esta insensata obra de autodestrucción y daño? Según el padre Amorth, el hombre se ve empujado por la curiosidad, una inclinación que puede ser positiva o negativa según los casos.

La verdadera carta vencedora del demonio, sin embargo, es estar siempre escondido y la cosa que más desea es que no se crea en su existencia. Él nos estudia a cada uno y nuestras tendencias al bien y al mal, y después suscita la tentación, aprovechándose de nuestras debilidades.

La época actual se caracteriza por el olvido parcial o total de la figura del diablo que, de esta manera, obtiene sus éxitos más importantes. Si la humanidad pierde el sentido del pecado, es casi automático que aparezca la idea de que el aborto y el divorcio sean una conquista de la civilización y no un pecado mortal, observó Amorth.

Es obvio que el diablo se esconde detrás de prácticas como el ocultismo y la magia, aprovechándose de nuestra curiosidad. Quien quiera conocer su futuro o hablar con los muertos, por ejemplo, se encuentra con el demonio sin quererlo.

El padre Amorth no descarta tampoco a Harry Potter, el ídolo literario y cinematográfico de tantos niños de todo el mundo, es, según el exorcista, testimonio de la magia, y a pesar de esto se vende incluso en librerías católicas.

Peligrosas y dudosas, para Amorth, son también las prácticas orientales aparentemente inocuas como el yoga: parece no tener propósito pero lleva al hinduismo, explicó el exorcista. Todas las religiones orientales se basan en la falsa creencia de la reencarnación.

A la pregunta de si Satanás atormenta más las almas de los ateos o de los creyentes, el padre Amorth respondió que el mundo pagano es más vulnerable al demonio que el cristiano o creyente, sin embargo es más difícil que un ateo vaya a un sacerdote.

Amorth, que contó que había exorcizado también a musulmanes e hindúes, puntualizó: Si se presentase ante mí un ateo le diría que yo actúo en nombre de Jesucristo y le recomendaría que se informase de quien es Jesucristo.

Un aspecto curioso y para nada secundario de la actividad del exorcista está ligado al nombre de los demonios. “La primera cosa que pregunto al poseído es cual es su nombre --explicó el padre Amorth--. Si me responde con el verdadero nombre, para el demonio ya es una derrota: ha sido obligado a decir la verdad, a descubrirse”.

En caso contrario, el demonio responderá cada vez con un nombre diferente. Los demonios, en realidad, como los ángeles, no tienen nombre --dijo Amorth--, pero se atribuyen apelativos incluso tontos como Isbò: este último era un demonio con un nombre estúpido pero era potentísimo, hasta el punto que fue capaz de matar a un exorcista y a un obispo.

El padre Amorth precisó que la persona poseída no está necesariamente en pecado mortal, porque Satanás puede poseer el cuerpo pero no el alma, y recordó que el demonio no actúa sólo con la posesión, también con el acoso, la obsesión y la infestación (esta última se refiere a lugares físicos).

Los maleficios ligados a prácticas ocultas (mal de ojo, vudú, macumba, etc) son casos rarísimos, dijo el exorcista.

Quien reza y se confía constantemente a Dios no debe tener miedo del demonio. Por lo demás el padre Amorth declaró que no había tenido nunca miedo del demonio en los exorcismos. A veces, precisó he tenido miedo de hacer daño físico; por ejemplo es un riesgo exorcizar a una persona enferma del corazón.

Amorth concluyó la entrevista confirmando que muchas personas, efectivamente, venden su alma al demonio, pero, añadió, con ironía, “yo he quemado muchos contratos”.

Pontificio Consejo para la Familia elaborará un manual de preparación al matrimonio


El secretario del Pontificio Consejo para la Familia, Mons. Jean Laffitte, ha afirmado hoy que ese organismo preparará un manual de preparación al matrimonio que sirva como guía para las diócesis del mundo. Las afirmaciones de Mons. Laffitte fueron hechas hoy en una intervención suya con ocasión de la XX Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia.

El texto completo (en italiano) de la intervención de Mons. Laffitte puede verse en el sitio de internet del Pontificio Consejo para la Familia (PDF).

Aquí un reporte de agencia Notimex, Nov-25-2011.

El Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano elabora un manual de preparación al matrimonio como guía para las diócesis católicas del mundo, en el cual se insistirá en el precepto de no convivencia prematrimonial.

De acuerdo al secretario de ese organismo, Jean Laffitte, uno de los temas centrales del manual será la “educación para el amor”, de tal suerte que los jóvenes puedan comprender las exigencias de la vida cristiana antes de casarse.

“Actualmente, muchas veces, cuando dos jóvenes se casan no lo hacen pensando en un proyecto de vida, ya que muchos de ellos no distinguen la diferencia entre un matrimonio para siempre, es decir hasta la muerte, y un matrimonio para el mayor tiempo posible”, dijo.

El prelado precisó que el noviazgo es un tiempo objetivo y esencialmente distinto a la unión conyugal, desde el momento en que este tiempo de preparación no prevé aún poner en común las respectivas exigencias.

“Estoy personalmente convencido de que la mayoría de los jóvenes está en posibilidad de comprender tal diferencia y de comprender la riqueza específica de los dos momentos diversos: el de la promesa y el de la realización”, sostuvo.

“Si ninguno introduce ese misterio, a ellos no les quedará otra elección que seguir los comportamientos propios de la cultura dominante”, añadió.

Laffitte hizo estas consideraciones durante una conferencia de prensa en la cual se presentó la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, que convocará a activistas católicos de todo el mundo la semana próxima en El Vaticano.

Estableció que ese organismo lleva dos años trabajando en la redacción del manual de preparación para el matrimonio, que será un texto no sólo para un país ni para una diócesis, sino para la Iglesia universal.

Aunque aclaró que todavía no existe una fecha concreta de publicación, el trabajo “se encuentra a buen punto” luego de una amplia consulta que incluyó a 20 conferencias de obispos católicos del mundo.

Denuncian en Alemania a Benedicto XVI por no usar cinturón de seguridad en papamóvil


Si alguien en google lee esto, y no sólo para penalizarnos como en otras ocasiones, puede recatalogar este blog como un blog de noticias disparatadas, no le vemos ningún problema.

Y lo disparatado de hoy viene por cuenta de un abogado llamado Johannes Christian Sundermann, quien actuando en nombre de un ciudadano aleman, según reporta el diario Westfälische Rundschau, Nov-25-2011, ha denunciado a Benedicto XVI por no usar el cinturón de seguridad en el papamóvil durante su reciente visita a Alemania.

Aquí un reporte en español de agencia DPA, Nov-25-2011.

Un alemán denunció al papa Benedicto XVI por mostrarse en el papamóvil sin cinturón de seguridad durante su reciente visita a Friburgo, en el sur del país, informan este viernes medios locales.

El denunciante acudió a la corte de la ciudad bávara y ofreció dos testigos propios para fundamentar su acusación, según el diario 'Westfälische Rundschau'.

También dijo que la falta papal podía ser atestiguada por el presidente de la Conferencia Episcopal alemana y otras autoridades eclesiásticas que acompañaron a Benedicto en su visita y vieron la infracción.

Ahora hay que determinar si en su visita de septiembre el Papa era un simple ciudadano alemán violando una norma de tránsito o un jefe de Estado con inmunidad diplomática, explicó la fiscalía.

El abogado del demandante destacó que el Pontífice podría resultar herido en caso de accidente, incluso aunque el papamóvil circule con gran lentitud.

Además, añadió, nada impide a Benedicto viajar más seguro: el papamóvil cuenta con cinturones de seguridad.

Y este un reporte de agencia EFE, Nov-25-2011.

Berlín, 25 nov (EFE).- Un ciudadano alemán ha presentado denuncia contra Benedicto XVI por no llevar el cinturón de seguridad abrochado cuando viaja en su papamóvil, informa en su edición de hoy el diario "Westfälische Rundschau".

El demandante, de la ciudad de Dortmund (oeste del país), afirma en su denuncia haber observado reiteradamente, durante la última visita del papa a Alemania, que éste no iba atado, lo que contraviene las normas de circulación.

El ciudadano afirma, según ese periódico, que tiene dos testigos presenciales dispuestos a certificar que efectivamente el papa no llevaba el cinturón abrochado.

Añade, además, que varias de las personas que acompañaban a Joseph Ratzinger en su visita, como el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, "con seguridad" también observaron esta infracción por parte papal y podrían por tanto sustentar su testimonio.

De acuerdo con ese medio, al demandante, al que se identifica como "no creyente", le mueve la preocupación por la seguridad del papa y recuerda que el papamóvil está equipado con cinturón de seguridad.

El diario, que se remite a declaraciones del abogado del demandante, apunta que la viabilidad de la demanda puede depender de si se considera a Benedicto XVI simple ciudadano alemán o jefe de Estado (Vaticano), en cuyo caso su infracción, de probarse, podría quedar neutralizad por la inmunidad diplomática.


Entrada relacionada: Portavoz vaticano habla de la denuncia al Papa por no usar cinturón de seguridad en Alemania, Desestimada demanda contra Benedicto XVI por no usar cinturón de seguridad en papamovil.

¿No tienes problemas con la confesión “vía internet”?, ¿No ves inconveniente en opinar contrario a la Iglesia respecto de la ordenación sacerdotal para mujeres? ¡Entonces Tú puedes ser obispo diocesano!


V.I.S., informa Nov-25-2011:

CIUDAD DEL VATICANO, 25 NOV 2011 (VIS).- El Santo Padre:

-Ha nombrado al obispo Juan Vicente Córdoba Villota, S.I., nuevo obispo de Fontibón (superficie: 80; población: 1.536.000; católicos: 1.228.000; sacerdotes: 84; religiosos: 188; diáconos permanentes: 20), en Colombia. Ha sido hasta ahora Auxiliar de Bucaramanga (Colombia). Sucede al obispo Enrique Sarmiento Angulo, cuya renuncia al gobierno pastoral de la diócesis fue aceptada por el Santo Padre por haber alcanzado el límite de edad.

Es decir, Mons. Córdoba pasa de ser un obispo auxiliar a ser un obispo diocesano. Con respecto a este nombramiento no deja de causarnos inquietud que ya en una ocasión habíamos dedicado una entrada a la opinión de Mons. Córdoba (la suya particular, porque la de la Iglesia es otra) respecto a la posibilidad de acceder al sacramento de la confesión “vía internet” (ver aquí). Y hace un mes dedicamos otra entrada a la posición de Mons. Córdoba (de nuevo, la suya propia, la de la Iglesia es diferentísima) sobre el sacramento del Orden sacerdotal, y para quien “es posible que la Iglesia... acepte que la mujer sea sacerdotisa” (ver aquí). Imaginamos que los fieles católicos locales conocerán más a fondo la “ortodoxia” de Mons. Córdoba y tendrán otros ejemplos de los cuales no hemos hablado aquí, para nosotros, y por decir lo menos, nos causaría inquietud tener como obispo de nuestra diócesis a alguien con estas opiniones “tan particulares”.