Thursday, November 17, 2011

Renuncia presidente de editorial de la Iglesia Católica alemana acusada de lucrarse con literatura porno


El sitio Kath.net reporta Nov-17-2011 que Klaus Donaubauer (imágen), presidente del grupo editorial Weltbild, perteneciente a la Iglesia Católica alemana y acusada de lucrarse con literatura pornográfica, ha renunciado hoy. Donaubauer llevaba diez y ocho años en la compañia, de los cuales los últimos siete como presidente.

La Comunidad de las Bienaventuranzas reconoce los abusos sexuales cometidos por su fundador y otros miembros


Información de Infocatólica, Nov-17-2011.

GRUPO INSPIRADO EN LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA

La Comunidad de las Bienaventuranzas reconoce los abusos sexuales cometidos por su fundador y otros miembros

Un largo y detallado comunicado de prensa con el que la Comunidad de las Bienaventuranzas reconoce, con «lucidez, humildad y arrepentimiento», los «graves delitos» que un grupo «reducido» de sus miembros, entre los que destaca el fundador, cometió en materia de abusos sexuales en su interior. El documento fue difundido ayer por la tarde y lo firmaron el Comisario pontificio nombrado extraordinariamente por la Santa Sede en 2010, el padre dominico Henry Donneaud, y el Consejo General de la Comunidad.

17/11/11


Fundada en 1973 e inspirada en la corriente de la Renovación Carismática, la Comunidad de las Bienaventuranzas tuvo en sus primeros treinta años un rápido crecimiento que la condujo a fundar más de 66 casas en los cinco continentes. Después fue reconocida en 2012 por la Santa Sede, y desde entonces –se lee en la reconstrucción de su historia que narra el comunicado– comenzaron a aparecer las primeras “fragilidades, errores y derivas”.

En el comunicado se mencionan tres casos: el primero es el de Pierre-Etienne Albert, muy cercano al fundador de la Comunidad de las Beatitudes, Ephraim Croissant. Pierre-Etienne Albert fue acusado de pedofilia en 2003 y en 2008 confesó.

Otro capítulo doloroso que afronta el comunicado involucra al fundador de la Comunidad, Ephraim Croissant, por los “delitos en contra de la moral de la Iglesia” que cometió al atentar, sobre todo, en contra de las “hermanas” que vivían en la comunidad. “Su prestigio de fundador carismático –se lee en el comunicado–, aunado a la seducción de su palabra, condujo a la mayor parte de sus víctimas a dejar que abusaran de ellas”.

El tercer caso es el del cuñado de Ephraim, Philippe Madre, que le sucedió en la guía de la Comunidad como primer moderador general. Después de numerosas denuncias en su contra, fue declarado culpable en una sentencia de primera instancia por la Oficina interdiocesana de Toulouse en mayo de 2010; inmediatamente fue expulsado de la comunidad.

“Nueva primavera eclesial” en Viena: Argumentando escasez de católicos, Card. Schönborn cede parroquia a los Ortodoxos


Tal cual, y eso que supuestamente la medida tiene aprobación del Vaticano. Pero eso sí, ni pensar entregar la parroquia a un grupo tradi, como el Instituto Del Buen Pastor, etc..., para que deshaga lo que 45 años de “renovación”, “aggiornamento” (¿aggiornamentismo?), y “nueva evangelización, con nuevos métodos y nuevo ardor”, han ayudado a conseguir en la Iglesia vienesa: la disminución de los católicos. Eso nos hace acordar del hombre aquel que sorprendió a su esposa siéndole infiel en su propio lecho nupcial y para solucionar el problema decidió vender la cama.

¡Señor, por favor ten en cuenta este “celo” de tus pastores para con Tu pueblo!

Información de Ecumenical News International, Nov-15-2011.

El jefe de la Iglesia Católica Romana de Austria se ha comprometido a dar una de sus parroquias a los cristianos Ortodoxos, después de que una apelación contra la decisión por parte de los católicos locales fue rechazada por el Vaticano el 11 de Noviembre.

En octubre de 2011, el cardenal Christoph Schönborn dijo que había decidido fusionar dos parroquias vecinas en Viena para que la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores pudiera ser asumida por la diócesis de Europa central de la Iglesia Ortodoxa serbia.

Sin embargo, la medida fue protestada por los católicos locales, incluidos los polacos que asisten a los servicios en polaco en la iglesia y que llevaron a cabo manifestaciones frente a la Catedral de San Esteban de Viena.

En una carta abierta, Schönborn dijo que había prometido donar la iglesia después de determinar si ella ya no podía ser mantenida por su disminuyente congregación Católica Romana, y agregó que él había arreglado los servicios polacos en otras iglesias locales.

El cardenal dijo que creía que los católicos deben “ayudar a las iglesias hermanas en un espíritu de solidaridad Cristiana”, y preferiría dar las iglesias a una denominación con la que tenían “mucho en común” que venderla para su uso como restaurantes o discotecas.

“Soy consciente de que es una decisión dolorosa para las personas relacionadas con este lugar. Pero las iglesias que poseemos se construyeron en otros tiempos con la expectativa de que habría más Católicos”, dijo.

Sin embargo, la entrega fue suspendida en espera del resultado de una apelación ante el Vaticano por el sacerdote polaco de la iglesia, Tadeusz Cichon. En un comunicado, la arquidiócesis de Viena dijo que Schönborn había recibido el decreto del Vaticano que rechaza la apelación y ahora va a sostener conversaciones con representantes de las parroquias acerca de la entrega de la iglesia.

Por otra parte, un portavoz Serbio Ortodoxo, Mirko Kolundzic, dió la bienvenida al gesto ecuménico del cardenal, agregando que la solicitud de una iglesia había sido realizada directamente por el Patriarca Irinej en 2010 después de su instalación.

“Hay más de 160.000 Ortodoxos serbios que viven en Viena y sus alrededores, y tenemos muy pocos lugares para nuestras liturgias, por no hablar de ninguna vida de comunidad”, dijo Kolundzic a la agencia de información católica de Polonia, KAI, el 15 de noviembre.