Wednesday, November 09, 2011

El Papa y la plataforma, se especula artrosis


El corresponsal en Roma, Gerry O'Connell, del sitio de noticias británico Total Catholic, refiriéndo al vaticanista Andrea Tornielli, dice que el Papa tendría artrosis. Ese sería el verdadero motivo por el cual recientemente se anunció que usaría una plataforma movil parecida a la usada por Juan Pablo II (ver aquí y aquí). La nota dice que fue el propio Pontifice quien solicitó usarla y no sus médicos. Por supuesto nosotros lo tomamos como una especulación y oramos por la salud del Pontifice.


Actualización Nov-10-2011: Aquí el artículo completo de Andrea Tornielli en Vatican Insider, en donde se afirma que el Papa sufre de artrosis


El Papa: "¿La silla gestatoria? No, gracias"

Benedicto XVI tiene problemas de artrosis en la cadera derecha. Él mismo, ha querido usar la plataforma móvil que perteneció a su predecesor. Sus colaboradores le han propuesto que use el antiguo trono llevado a hombros, pero él lo ha rechazado

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO


Benedicto XVI tiene problemas de artrosis, un problema que afecta al 50 % de las personas mayores de 60 años. Durante trayectos largos advierte molestias en la cadera derecha, y ha pedido él mismo que sea desempolvada la plataforma móvil que perteneció a su predecesor Karol Wojtyla y que se mueve por la nave central de la basílica de San Pedro. Pero cuando sus más cercanos colaboradores le propusieron que usara la vieja silla gestatoria, es decir, el antiguo trono móvil llevado en hombros, Ratzinger respondió sin vacilar: "No, gracias".

El pasado sábado 15 de octubre, por sorpresa, el padre Federico Lombardi, portavoz vaticano, comunicaba en la oficina de prensa casi desierta que el día después el Papa, "durante la procesión de entrada desde la sacristía", usaría la "plataforma móvil" que usaba su predecesor. Lombardi añadía que "el fin es exclusivamente aliviar el esfuerzo del Santo Padre, de modo análogo a lo que ya se está haciendo al usar el papamóvil" en el exterior y en la plaza de San Pedro. Al responder a una pregunta, Lombardi había añadido que no había prescripciones médicas, y que la plataforma móvil permitiría que los fieles vieran mejor al Pontífice.

Algunos días más tarde, el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone hacía énfasis precisamente en este aspecto, como informaba L’Osservatore Romano: "Lo habéis visto usar la plataforma móvil, pero se trata simplemente de una manera para que se le pueda ver mejor. Por lo tanto se trata de una ayuda para él pero también para los fieles".

Sin embargo, no hay dudas de la preocupación que ha causado la reaparición de la plataforma: de hecho, todos la asocian con la imagen del Papa Wojtyla viejo y enfermo, que inició a hacer uso de ella en 2000, cuando tenía ya serios problemas de deambulación, a causa del Parkinson y de una operación de la cadera que no había dado el resultado esperado. Hasta hace pocos días no se sabía nada de los problemas motores de Ratzinger, aunque en las imágenes transmitidas por Televisión Española durante la Jornada Mundial de la Juventud el pasado mes de agosto, una vez el Pontífice había aparecido entrando en la nunciatura de Madrid apoyándose en un bastón blanco. Bastón que usa también en el apartamento pontificio.

"Benedicto XVI como se puede apreciar –confía a Vatican Insider un colaborador de confianza del Pontífice– puede caminar, subir y bajar las escaleras". Pero, sigue, "tiene problemas de artrosis y por eso durante trayectos largos advierte algunas molestias en la cadera derecha". La decisión de usar la plataforma móvil ha sido solamente suya: de este modo se siente más seguro y puede calibrar mejor sus fuerzas".

Cuando Ratzinger pidió la plataforma, una especie de carro empujado por los "sediarios pontificios", sus colaboradores le hicieron una contrapropuesta: "Santidad, tenemos la silla gestatoria, que consiente que el Papa sea visto a una gran distancia... ¡Se podría usar de nuevo!". Pero el interesado enseguida rechazó la oferta con un amable "No, gracias", prefiriendo permanecer con los pies en el suelo. La silla gestatoria fue usada por última vez por el Papa Luciani en septiembre de 1978. Pablo VI, que siguió usándola tras la abolición del correspondiente cortejo de guardias nobles rodeado de flabelos, explicó a su amigo Jean Guitton porqué había tomado esta decisión: "Me he dado cuenta de que la incómoda silla, que da la sensación del mar y de las olas, me permite precisamente estar mas cerca de todos. Se permanece elevado por encima de todos, para que todos puedan ver mejor, sin desigualdades ni precedencias".

Ratzinger, en cambio, no ha querido desempolvarla, casi presintiendo la polémica. Que de todos modos no ha faltado, incluso sólo a causa de la reaparición de la plataforma: el vaticanista del Telediario de Rai 1, Aldo Maria Valli, en un comentario en la página Web vinonuovo.it, definió la decisión como "un gesto que desentona y que tiene un valor profundamente anticonciliar. Tiene el sabor del retorno al papa rey que domina sobre la muchedumbre y se destaca del resto de la humanidad", haciendo que se parezca a "una divinidad pagana".

Pero Benedicto XVI no parece nada preocupado por su imagen en los medios de comunicación: "Me doy cuenta de que las fuerzas están disminuyendo- confiaba hace un año a Peter Seewald en el libro entrevista Luz del mundo. Soy el que soy. No trato de ser otro. Doy lo que puedo, lo que no puedo dar, no trato ni siquiera de darlo... Hago lo que puedo".

“El Papa ordena a los obispos: «basta con los libros eróticos»”


No solamente fuimos nosotros los únicos que entendimos que Benedicto XVI había enviado un mensaje cifrado a los Sres. obispos alemanes en su discurso ante el nuevo embajador de Alemania ante la Santa Sede el pasado Nov-07-2011 (ver aquí). El periodista Enzo Piergianni también ha interpretado lo mismo, y así lo expone hoy en un artículo en el diario Libero, pág. 22. Aunque Piergianni va mucho más allá y lo interpreta como un mensaje directo, una orden a los Sres. obispos alemanes para que acaben con su lucro de la literatura erótica. El título del artículo es “El Papa ordena a los obispos: «basta con los libros eróticos»”.


Superior del Distrito Suramericano confirma que la FSSPX/SSPX no aceptará «preámbulo doctrinal»


Al igual que lo hizo recientemente su homólogo en Gran Bretaña (ver aquí), el Superior del Distrito Suramericano de la FSSPX/SSPX, P. Christian Bouchacourt, en una carta dirigida a los sacerdotes del Distrito, hace una relación de lo acontecido en la “cumbre” de la FSSPX/SSPX en Albano, Italia, en Oct-07-2011 (ver aquí). En la carta, el P. Bouchacourt revela algunos detalles nuevos y confirma informaciones que se habían conocido previamente, pero es de resaltar que según lo expone el P. Bouchacourt, para la FSSPX/SSPX el “preámbulo doctrinal» “con el contenido que tiene, no puede ser firmado, aunque se le aporten modificaciones”.

Aunque la Casa General de la FSSPX/SSPX ha dicho que sólo ella “está facultada para emitir un comunicado oficial o un comentario autorizado sobre el tema” (ver aquí), no necesariamente quiere decir que lo trascendido, proveniente del superior de Distrito de Gran Bretaña y en este caso del superior de Distrito de Suramérica, sea falso, incorrecto, o contrario a la realidad, así que lo tomamos como información extraoficial en el entretanto, es decir, hasta que conozcamos un pronunciamiento oficial.

Aquí el texto de la carta del P. Bouchacourt publicada por Radio Cristiandad, Nov-08-2011.

Martínez, 12 de octubre de 2011


Fraternidad Sacerdotal San Pío X
Distrito América del Sur
El Superior

Estimados Padres,

Recién volví de Roma hace unas horas y quiero comunicarles algunas noticias relativas a la reunión a la que fuimos convocados por nuestro Superior General, Mons. Fellay. Se trataba de una reunión de información.

Según decía el comunicado que se publicó, concurrieron a la misma los miembros del Consejo General, todos los Superiores de Distrito y tres de los cuatro obispos.

En efecto Mons. Williamson no fue a Albano. También había sido convocado a la reunión, pero Mons. Fellay había añadido dos condiciones: que cierre su blog y mantenga el secreto sobre el contenido del preámbulo que Roma entregó a la FSSPX. Mons. Williamson no accedió por lo menos a una de las dos condiciones, y por el mismo hecho renunció a participar de la reunión en Albano.

La sesión se desenvolvió en tres tiempos. En primer lugar Mons. Fellay presentó un balance histórico de las relaciones con Roma. En segundo lugar Mons. de Galarreta y el Padre de Jorna hablaron de las discusiones doctrinales en Roma. Por último se presentó el preámbulo doctrinal proporcionado por la Congregación para la Doctrina de la fe, firmado por el Cardenal Levada.

No es necesario que recuerde los hechos históricos relativos a nuestras relaciones con Roma. Uds. ya los conocen en lo esencial. Respecto a las discusiones doctrinales, se estudiaron cuatro temas capitales: el Novus Ordo Missae, la libertad religiosa, la eclesiología –Lumen Gentium, el “subsistit in” y la colegialidad–, el Magisterio y la Tradición.

Nuestros contradictores no buscaron responder nuestros argumentos sino que permanentemente intentaron demostrar que no existe ninguna ruptura con la Tradición. Reconocieron que la libertad religiosa, la colegialidad, etc. son nociones nuevas, pero –según dijeron– contenidas implícitamente en la Tradición y explicitadas por el Concilio Vaticano.

El clima de las discusiones fue cordial, lo cual no impidió que cada uno manifestara francamente sus posiciones. Nuestros contradictores permanecieron herméticos a nuestros argumentos, por los menos exteriormente.

El texto del documento entregado a Mons. Fellay y a sus Asistentes sigue siendo confidencial. Sin embargo puedo comunicarles algunos elementos relativos a su contenido. Tiene dos partes: un preámbulo doctrinal y un breve proyecto de solución canónica para la FSSPX.

El preámbulo se basa sobre el protocolo de acuerdo que en su momento su propuso a Mons. Lefebvre, pero en forma más restrictiva.

Se nos pide reconocer a la luz de Tradición católica al Vaticano II y a las enseñanzas posteriores de los Papas hasta el día de hoy. Además deberíamos aceptar, por un lado, el Catecismo de la Iglesia Católica, que constituye un compendio de la doctrina conciliar, y por otro, el Código de Derecho Canónico publicado en 1983, con una aplicación adaptada a la disciplina particular otorgada a la FSSPX.

Asimismo deberíamos reconocer la legitimidad del Novus Ordo. Según las explicaciones de los canonistas del Vaticano, la palabra “legitimo” quiere decir “legal”… Esta no es la acepción recibida comúnmente.

Después seguiría una profesión de fe y un juramento de fidelidad.

Por último, si firmásemos este preámbulo, se nos otorgaría una prelatura personal, parecida a la estructura canónica del Opus Dei.

Queda claro que este preámbulo, con el contenido que tiene, no puede ser firmado, aunque se le aporten modificaciones. La situación de la Iglesia conciliar, las declaraciones del Papa en Alemania, el próximo encuentro en Asís manifiestan que la situación no es apropiada para firmar semejante documento. Nos encontraríamos aplastados por el sistema, tal como lo fueron las congregaciones “motu propio”.

Mons. Fellay mandará su respuesta dentro de unas semanas, y tal vez publicará una declaración doctrinal que no tendrá nada que ver con la que se nos presentó y no será aceptada por Roma.

Aunque existe una apertura canónica por parte de Roma, la situación doctrinal en la Iglesia no ha cambiado.

Roma nos necesita, necesita que nos reunamos con ellos para demostrar que el Vaticano II no está en ruptura con la Tradición, y para neutralizar el ala progresista que anhela una ruptura manifiesta con la Tradición. Está claro que no podemos seguir este camino. Debemos mantenernos firmes y esperar que Roma dé nuevos pasos. Roma retrocede cada vez más, pero todavía no lo suficiente.

¡Por lo tanto el combate continúa! Les pido que mantengan la confidencialidad sobre el contenido de esta circular. Uds. pueden informar a sus fieles que no se firmó nada y que la situación sigue siendo idéntica a la que teníamos antes del 14 de septiembre. Cuando yo visite sus prioratos les proporcionaré más detalles respecto a la situación presente.

Por último quiero contarles que el lunes pasado fui a Roma para rezar ante la Cátedra de San Pedro. También llegué a subir la Scala Santa, pidiendo a Nuestro Señor que alcance a cada uno de nosotros, los sacerdotes del Distrito, la fidelidad inquebrantable al combate llevado por Mons. Lefebvre por el bien de las almas, de la Iglesia y de la Tradición. Pensar en la tragedia que vive la Iglesia de hoy debe estimular nuestro celo por la santificación de las almas que fueron entregadas a nuestro cuidado.

Les aseguro mi oración fraterna en los Corazones de Jesús y María.

Padre Christian BOUCHACOURT


Actualización Nov-11-2011: La fuente original de donde se ha tomado la información arriba detallada, ha podido confirmar la autenticidad de la misma, ver aquí y aquí. Es de anotar que al presente han sido obligados a retirar la información, no descartamos que en nuestro caso particular ocurra algo similar, ya que los sres. de “the google team” en otras ocasiones han actuado draconianamente clausurando el acceso a varias de las informaciones que hemos publicado, dado que para ellos cualquier queja es verdadera y no dan plazo para maniobrar, usualmente 72 horas. Por otra parte, esta misma información ya ha sido reproducida en otros sitios, blogs, foros, incluso con su respectiva traducción, a donde se pueden dirigir en caso que recibamos la amenaza de “the google team”.

En todo caso, y para los nostálgicos, así lucía la entrada original en Radio Cristiandad, Nov-08-2011, en donde se publicaba la carta del P. Bouchacourt (click para ampliar).