Friday, November 04, 2011

Los ineptos, incapaces, incompetentes, inútiles, agentes de la CIA leen este blog.


No nos podemos enorgullecer de que uno de los tentáculos del gobierno mundial anticristiano nos lea, pero por si las dudas, saludamos a esos ineptos con el respeto que se merecen, es decir, entre ninguno y casi ninguno.

La “formidable” noticia nos la ha dado la agencia AP, Nov-04-2011.

Exclusiva de AP: la CIA revisa medios sociales del extranjero

Por KIMBERLY DOZIER

McLEAN, Virginia, EE. UU. (AP) — En un parque industrial cuya ubicación no se puede revelar, analistas de la CIA que se autodenominan jocosamente los "bibliotecarios ninja" revisan una gran cantidad de información que la gente publica sobre sí en el exterior, rastreando de todo, desde la opinión pública hasta revoluciones.

El esfuerzo del grupo da a la Casa Blanca una instantánea diaria del mundo con base en tuits, artículos de periódicos y actualizaciones de Facebook.

El Centro de Fuentes Populares de la agencia a veces revisa 5 millones de tuits por día. Los analistas también inspeccionan canales noticiosos de televisión, estaciones locales de radio, salas de "chat" en internet, todo aquello a lo que la gente pueda tener acceso y contribuir.

The Associated Press obtuvo una vista al parecer sin precedente de las operaciones del centro, incluso una gira por sus instalaciones centrales. La AP accedió a no revelar el lugar exacto y a resguardar la identidad de algunos que trabajan allí porque gran parte del trabajo del centro es secreta.

Desde árabe hasta mandarín, desde un tuit indignado hasta un blog juicioso, los analistas recogen la información, a menudo en una lengua autóctona. La comparan con algún periódico local o una conversación telefónica interceptada. A partir de esos datos, compaginan un cuadro que llega a los mayores niveles de la Casa Blanca. Puede ser un atisbo en tiempo real, por ejemplo, sobre el ánimo reinante en una región después de la operación comando que mató a Osama bin Laden, o quizás una predicción de qué nación en el Oriente Medio está madura para una rebelión.

Por cierto, vieron que se estaba gestando la rebelión en Egipto, aunque no sabían exactamente cuándo podía estallar, dice el director del centro, Doug Naquin.

El centro había "pronosticado que los medios sociales en lugares como Egipto podían constituir una amenaza para el régimen", afirmó en una entrevista.

Esas oficinas de la CIA fueron creadas en respuesta a una recomendación de la Comisión del 11 de Septiembre, con prioridad antiterrorista. El organismo predecesor sufrió cortes de personal en los años 90, algo que la dirección de la CIA prometió tratar de que no vuelva a ocurrir.

Los varios centenares de analistas del centro —la cifra total es secreta— rastrean una amplia gama de temas, incluso el acceso de los chinos a internet y el ánimo prevaleciente entre la población de Pakistán.

Aunque la mayoría de los analistas están en Virginia, también trabajan desde embajadas estadounidenses en todo el mundo para ver más de cerca a sus sujetos.

El análisis del centro se incorpora al informe diario de inteligencia para el presidente Barack Obama de una forma u otra. El material suele usarse para responder preguntas que plantea Obama a su círculo de asesores de inteligencia.

El centro se concentra en el extranjero, aseguró la portavoz de la CIA Jennifer Youngblood. "La revisión de los medios sociales en el exterior es sólo una pequeña parte de lo que hace esta habilidosa organización. No hay ningún esfuerzo para revisar a los estadounidenses".

Como director, Naquin es identificado públicamente por la agencia, aunque el lugar del centro se mantiene en secreto para impedir ataques, físicos o electrónicos.

Naquin cree que la próxima generación de medios sociales probablemente serán redes de teléfonos celulares por suscripción como las que el Talibán usa para enviar mensajes entre cientos de seguidores en Afganistán y Pakistán. Esas redes sólo pueden ser penetradas por oficinas técnicas de la inteligencia estadounidense, como la Agencia Nacional de Seguridad, aunque Naquin pronostica que sus colegas hallarán un modo de adaptarse, tal como lo hace el enemigo.

Card. Ravasi habla de la homilías aburridas


Interesante artículo de Vatican Insider, Nov-04-2011.

11/ 4/2011
Ravasi: «Hablo de Dios hasta en Twitter»

El cardenal “tecnológico” espera mayor coraje entre los sacerdotes que a menudo ofrecen a los fieles una predicación inadecuada

ANTOINE MARIE IZOARD
ROMA


Si hay un experto de la Palabra en el Vaticano, este sería, sin dudas, el cardenal Gianfranco Ravasi. En el centro cultural vinculado con la Embajada de Francia en la Santa Sede –que ha sido recientemente bautizado como Instituto Francés “Centro de St. Louis”– el presidente del Pontificio Consejo de la Cultura pronunció fuerte y claro su llamado, al inaugurar una serie de lecciones de filosofía y de teología.

Ante los presentes (profesores y estudiantes), el discurso de Ravasi fue una aguda disertación con abundantes citas, de la Biblia a Borges, de Ionesco a Pascal; un excursus a través de las diferencias dimensiones de la palabra como evento creativo en el génesis, evento histórico en el Evangelio de Juan con el Verbo que se encarna; evento gráfico, fonético, artístico. Espera Ravasi que esa manifestación artística permita que se vuelva a abrir «el horizonte del arte sacro».

En un mundo en el que «las palabras son complejas y, a veces, incomprensibles», el cardenal Ravasi invitó a los predicadores a tomar en cuenta los nuevos lenguajes para capturar la atención de los fieles. «La palabra está sufriendo, incluso en la comunidad eclesial; la Iglesia y su comunicación son fundamentales, pero la palabra a menudo se ve traicionada y humillada, incluso desde el púlpito». Ravasi se dirigió a los sacerdotes porque «con frecuencia, sus predicaciones no tienen color, ni sabor, ni olor, hasta que se vuelven irrelevantes». Por ello invitó a volver a encontrar «el escándalo creativo de la palabra, a tomar la Biblia como un ejemplo de que la lectura puede preocupar y, tal vez, desconcertar gracias a su fuerza».

Según el cardenal Ravasi, hay que «encontrar la palabra que ofende, hiere, inquieta, juzga», la palabra «sana, auténtica, que deja huella». Y no hay que olvidar que hoy, nos guste o no, quien escucha «es hijo de la tv y de internet». «Cuidado con la tecnología que abandona la vía simbólica y narrativa», advierte Ravasi. El predicador «tiene que tener en cuenta a los que escuchan, un público hijo de la tv y del lenguaje descarnado de internet: esta es la longitud de onda. Umberto Eco piensa que los jóvenes de hoy solo usan 800 palabras. Esto implica que quien habla debe ser esencial, incisivo, narrativo, colorido. La Biblia es el texto más a la mano desde este punto de vista, lleno de historias, símbolos, imágenes. Después, hay que recordar que la comunicación de la fe no solo pasa a través de las homilías. También puede pasar a través de los 140 caracteres de un mensaje de Twitter».

Ravasi, entre otras cosas, fue el primer cardenal que usó con conocimiento la red y las redes sociales; con entusiasmo y creatividad abrió un blog que es muy leído (gianfrancoravasi.blog.ilsole24ore.com), y se lanzó al océano de Twitter (@CardRavasi), porque pretende «llegar a las nuevas generaciones, compuestas por navegadores muy hábiles de la galaxia internet, los nativos digitales».

En su blog hay una frase de Confucio que explica su actitud y su punto de vista : «Es mucho más importante encender una pequeña vela que maldecir la oscuridad».

Aviso pago de Amicizia Sacerdotale Summorum Pontificum en L'Osservatore Romano


La imágen corresponde a la página 6 de la edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, Nov-05-2011, en el recuadro rojo hemos destacado un aviso pago de la Amicizia Sacerdotale Summorum Pontificum, la cual anuncia una actividad para Febrero de 2012, se trata de unos ejercicios espirituales para sacerdotes con la presencia de Mons. Athanasius Schneider.

Como casi nada relacionado con la Forma Extraordinaria aparece en L'Osservatore Romano, nos parece una verdadera rareza, aunque sea un aviso pago.

Otras dos demandas contra Arquidiócesis de Miami


Artículo de El Nuevo Herald, Nov-04-2011.

Publicado el viernes, 11.04.11
Otras dos demandas contra Arquidiócesis de Miami

PERRY STEIN
PSTEIN@MIAMIHERALD.COM

Dos nuevas víctimas han presentado demandas por negligencia contra la Arquidiócesis de Miami, diciendo que el reverendo Neil Doherty -que tiene una larga lista de acusadores- los drogó y violó cuando eran niños, y que la Arquidiócesis intentó ocultar su abuso.

Doherty, de 69 años, está actualmente en prisión preventiva por un cargo de asalto sexual criminal contra un menor de edad en Broward.

Las dos nuevas denuncias divulgadas el jueves, elevan ahora el número de casos civiles en contra de la arquidiócesis nombrando a Doherty como el abusador, a por lo menos 26, lo que hace de el el peor depredador sexual acusado en la historia de la arquidiócesis.

“Me lo guardé adentro”, dijo Benjamin Fisher, de 50 años, hablando en una conferencia de prensa frente a la Catedral de St. Mary, en Miami, donde afirma que Doherty abusó inicialmente de él. “Lo mantuve en secreto, no es fácil venir aquí y hacer lo que estoy haciendo”.

La demanda de Fisher afirma que el abuso comenzó cuando él tenía 16 años, y se prolongó durante cinco años. Está buscando una compensación de la Arquidiócesis de más de $5 millones.

La otra víctima no se ha presentado públicamente. De acuerdo con documentos judiciales, tenía 9 nueve años cuando el presunto abuso comenzó.

La Arquidiócesis emitió un comunicado el jueves, diciendo que el asunto se ha remitido a la oficina del Fiscal del estado, y que se llevará a cabo una investigación interna. Mary Ross Agosta, portavoz de la Arquidiócesis, dijo que la Arquidiócesis no ha revisado todavía las demandas y no quiso hacer comentarios más allá de la declaración emitida.

Jessica Arbour, uno de los abogados que representan a los dos demandantes, dijo que ha pedido a la arquidiócesis que se den a conocer los nombres de todos los sacerdotes que han tenido acusaciones de abuso sexual presentadas contra ellos. La abogada dijo que ha habido 35 sacerdotes acusados ​​públicamente de abuso sexual de menores desde que la Arquidiócesis de Miami fue fundada en 1957.

Ambas demandas dicen que la arquidiócesis sabía de la historia de Doherty, pero que lo puso en posiciones en las que pudiera continuar con el abuso en los últimos años.

Según las demandas, el párroco que supervisaba a Doherty informó en 1972 a la arquidiócesis que Doherty había “adoptado legalmente” a un adolescente que a menudo dormía con él en su cama. La arquidiócesis no investigó, y trasladó a Doherty de la parroquia, diciendo que el sacerdote era incapaz de llevarse bien con el párroco.

Siete años más tarde, se dijo que los funcionarios de la Arquidiócesis habían recibido una denuncia de que Doherty drogó y maltrató sexualmente a un muchacho no identificado de 16 años de edad que estaba siendo tratado en un hospital mental. Una vez más, la demanda dice que la arquidiócesis no investigó, y ocultó el informe en un “archivo secreto” al que sólo el arzobispo y sus designados podían acceder.

“[Doherty] veía su cuello [romano] como una licencia para abusar de la gente”, dijo Arbour.

En la década de 1990, el entonces arzobispo Edward McCarthy ordenó una investigación, incluyendo una evaluación de la salud mental de Doherty. El evaluador recomendó que Doherty fuera suspendido temporalmente, pero no fue así.

En el 2003, en un memorando, un fiscal de delitos sexuales de la oficina del Fiscal estatal de Broward dio a conocer que la Arquidiócesis llegó a un acuerdo de $50,000 en 1994 con un estudiante matriculado en la Escuela Superior Chaminade, de Hollywood.

La arquidiócesis no notificó a las autoridades sobre el asunto hasta más tarde, de acuerdo al memo de la fiscalía. Doherty fue puesto en licencia y se retiró voluntariamente en el 2004.

El caso criminal de Doherty se ha prolongado durante cuatro años, retrasado por problemas con testigos del juicio y cuestiones de su competencia. Un juez ha dictaminado que Doherty es apto para ser juzgado.

El abogado de Doherty, David Bogenschutz, dijo que el caso irá a juicio antes de que finalice el año.

“Calificarlo de monstruo no es inexacto”, dijo Arbour.

Sacerdotes casados: los que dejan todo por amor

Vladimir Hernández
BBC Mundo, Argentina
Jueves, 3 de noviembre de 2011


Hay quienes dicen que enamorarse le puede cambiar por completo la vida a una persona. Pero quizás no hay un ejemplo más claro de esto en el caso de los sacerdotes católicos que por amor deciden formar pareja y dejar atrás una vida de labor eclesiástica.

Se estima que en el mundo hay aproximadamente 100.000 sacerdotes que han dejado la iglesia para casarse o formar pareja.

En la región, la mayoría se agrupa en el Movimiento Latinoamericano de Sacerdotes Casados (que se reunió en septiembre en Buenos Aires), que tiene presencia en varios países, como Brasil, Perú, México, Colombia y Argentina. El objetivo es presionar al Vaticano para que considere el concepto de celibato optativo.

Según le dijo a BBC Mundo el argentino Guillermo Schefer, vicepresidente de la organización, "en los últimos cinco años pueden haber unos 2.500 sacerdotes" que dejaron la iglesia en América Latina.

El cálculo fue logrado mediante un cruce entre las estadísticas de la Conferencia Episcopal Latinoamericana y un trabajo de encuestas en la región por parte del Movimiento. El estudio también arrojó que en la última década unos 9.500 curas dejaron el clero en la región para formar pareja.

"La iglesia los llama 'abandonos' pero la estadística oficial no registra todos los casos porque en muchas ocasiones el sacerdote no recibe la dispensa (de las autoridades eclesiásticas) porque no se acepta hacer su situación pública", dice Schefer.

Separación

La historia de Schefer es similar a la de muchos que engrosan la estadística de 'abandonos'.

En 1998 se decidió a dejar la iglesia al sincerar una serie de sentimientos sobre lo que le demandaba la vida de los hábitos.

Una motivación fue la desilusión con la iglesia católica como institución, pero otra de importante peso fue el haberse enamorado de una catequista con la que trabajaba.

Natalia, como se llama la mujer, es hoy su pareja y madre de sus dos hijas. Aunque viven desde hace más de una década en pareja, este año esperan casarse por la misma iglesia que él dejó.

Schefer afirma que no se le hace raro imaginarse del otro lado del altar en un matrimonio cuando en otros momentos era él quien sellaba las uniones.

Según explica, dejó la institución pero no la vida devota a la fe cristiana.

"Muchos seguimos con la práctica de la fe. Hay algunos que incluso llevan los sacramentos (ejercen) de forma privada, porque en público la iglesia lo prohíbe", señaló.

"Yo en privado, si alguien me lo pide, doy alguna bendición como también doy ayuda o consejo. Y lo hago con toda la fe. Si me lo piden, no lo niego", apuntó.

Dejar la iglesia católica, al dar por terminado el voto de celibato, es un paso controvertido para la propia institución.

BBC Mundo contactó a las fuentes oficiales de la iglesia sin éxito. El único sacerdote que inicialmente atendió los requerimientos luego se negó tajantemente a conversar tras la mención del Movimiento de Sacerdotes Casados.

"Ellos decidieron romper la promesa que habían hecho, para qué voy a añadir algo más. Como iglesia no hay nada más que decir", indicó dicho clérigo al reafirmar su negativa.

Conflicto

"Uno se desilusiona de la iglesia. Yo sentí que no tenía respaldo de una institución que funciona para otra realidad. Hay un clero detrás del poder y no con la gente humilde", señaló Schefer.

Tras dejar la diócesis donde ejercía como sacerdote, Schefer se instaló en un pueblo cercano, en la provincia de Buenos Aires.

"Nunca sentí un estigma (cuando la gente se enteró de su decisión). Me vine a un pueblo dentro de lo que era mi parroquia. A mis feligreses los veía circunstancialmente, y les presentaba a mi familia y no había problema", aseveró.

La situación quizás era muy diferente cuando Clelia Ludo de Podestá formalizó su relación sentimental en 1972 con el entonces obispo Jerónimo Podestá.

"Había gente que se sentía traicionada por lo que hicimos", dijo Clelia a BBC Mundo.

Podestá -ya fallecido- fue el primer obispo que públicamente se separó de la iglesia católica para convivir con una pareja.

"Cuando fuimos al primer congreso de curas casados en Roma (en 1985) la prensa no nos dejaba en paz, porque éramos la novedad del momento. No había otro obispo con su pareja en actos públicos", dice Clelia, quien organiza un movimiento de esposas de exsacerdotes con pareja que funciona en Buenos Aires.

Ella y sus pares se reúnen cada tres meses para intercambiar experiencias y servir como punto de encuentro para quienes aún están dentro de la iglesia católica y buscan una salida.

Además, dentro de su casa fue que se reunió la sociedad latinoamericana en septiembre para nombrar un nuevo directorio (presidido por un mexicano y su pareja).

"Todos luchamos para que esta iglesia cambie. No luchamos contra el celibato, porque eso es algo que todos vivieron. El problema no es el celibato sino una iglesia diferente, abierta", dice esta mujer de más de 80 años de edad.

"Somos como almas en espera, queremos que algún día el celibato sea optativo. Que esa ley no sea obligatoria para ser curas. Consideramos que el sacerdote casado está más en contacto con la realidad humana", aseveró.

Soledad

La mayor dificultad para quien deja la iglesia, coinciden ambos entrevistados, es reinsertarse en el mundo fuera del clero.

"Los curas que se casan es porque se enamoraron y la fuerza del amor es muy fuerte. Hay quienes primero lo viven a escondidas y después a la luz del día. Ahí tienen que soportar que les saquen las parroquias y el trabajo", indicó Clelia Ludo de Podestá.

Schefer cuenta que su situación "no fue tan difícil".

Como párroco trabajaba como capellán del servicio penitenciario. Cuando anunció que dejaba los hábitos le propusieron que tomase el cargo de psicólogo social de la cárcel, lo que hizo una vez que terminó los estudios del área.

"Ahora trabajo como asistente social, ayudando a los otros. Es prácticamente lo mismo que hacía pero con otro atuendo", comentó.

En el caso de Clelia, cuando Jerónimo se apartó del clero ambos formalizaron su interés por un camino que ya desde adentro de la iglesia católica venían transitando.

"Él era un obispo comprometido con el pueblo y yo era una militante que luchaba por los derechos indígenas y hacía medicina preventiva", señaló.

"Como ahora con muchos otros casos, nosotros nos conocimos en la lucha social y nos enamoramos. Y entonces decidimos seguir esta lucha juntos", agregó.