Sunday, October 09, 2011

Arqueólogos hallan ruinas de la iglesia católica más antigua de Perú


Información de agencia AP, Oct-07-2011.

LIMA (AP) — Un grupo de arqueólogos anunció el descubrimiento de las ruinas de la iglesia católica más antigua de Perú construida en 1534 por españoles en el norte del país y cuya existencia solo se conocía por documentos históricos.

El descubrimiento en Piura "es un aporte importante a la historia de Perú", dijo a The Associated Press la experta en arqueología colonial peruana de la Universidad Católica, Inés del Aguila, quien no forma parte del proyecto.

"La iglesia de San Miguel de Piura se construyó en 1534 pero con el pasar de los años el poblado fue abandonado y se perdió la ubicación de la iglesia", dijo a la AP el arqueólogo César Astuhuamán quien excava en la zona llamada "Piura La Vieja", un área rural, ubicada en las afueras de la actual ciudad de Piura, a 828 kilómetros al norte de Lima.

"No hay ningún muro en pie, pero se puede apreciar la planta rectangular y el muro perimetral de piedras de la Iglesia, y hacia el fondo del terreno de la iglesia un altar de barro de ocho peldaños", añadió Astuhuamán.

Las paredes de barro de la iglesia cayeron con los siglos por la acción de las lluvias, y la zona fue abandonada por los conquistadores españoles que trasladaron la ciudad a otra área cercana, añadió el arqueólogo.

Piura, fundada en 1532, es la primera ciudad establecida por los conquistadores en Perú quienes al mando del español Francisco Pizarro terminaron con el imperio de los incas en la segunda mitad del siglo.

El proyecto arqueológico, del cual forma parte las excavaciones, es desarrollado por la Universidad de Piura y la Universidad Politécnica de Madrid; las cuales buscan a convertir a la zona en un atractivo turístico hacia el año 2034.

El historiador Pavel Elías, quien forma parte del proyecto, trabajó varios años investigando en el Archivo General de Indias en Sevilla y halló documentos del siglo XVI que atestiguaban la existencia de la iglesia.

"Un documento enviado a Juana I en 1539 por un fraile español donde menciona a la iglesia y un testamento de 1548 del español Antón de Carrión, vecino de Piura y quien pide ser enterrado en la Iglesia San Miguel de Piura, son pruebas", dijo Elías.

Astuhuamán dijo que en el área de la entrada de la iglesia se halló "un esqueleto de mujer con los pies orientados al altar, un arete y un crucifijo".

Elías agregó que ha identificado en documentos del Archivo General de Indias a 12 personas que pidieron ser enterradas en la Iglesia, entre ellos "un vecino nacido en Lisboa llamado Francisco de Pereira".