Thursday, September 08, 2011

El salto cuántico de un sacerdote: De párroco a protestante bautista


El sacerdote Luca De Pero (imágen), sacerdote italiano, hasta el Domingo Ago-28-2011, párroco de di Santa Maria in Recluso de Montecerignone, en la diócesis de San Marino-Montefeltro, dió en aquel mismo Domingo un autentico salto cuántico, pasando de ser párroco a ser protestante bautista. La historia la refiere el sitio Romagna Noi, Ago-30-2011. El obispo de San Marino-Montefeltro, Mons. Luigi Negri, en un mensaje puesto en el sitio de internet de la diócesis y dirigido a la comunidad en general, habla de un “gravísimo ataque al dogma católico y la disciplina eclesiástica” y de “culpa grave del padre de las tinieblas en nuestra Iglesia”.

La herejía La ‘conversión’ del P. De Pero fue anunciada en la última homilía pronunciada en su antigua parroquia. El anuncio también fue hecho en un mensaje colgado en Youtube. La decisión del P. De Pero fue propulsada por el hecho de que Mons. Negri había ordenado el traslado del P. De Pero a otra parroquia, al respecto dice el sacerdote en su mensaje de Youtube: “No lo juzgo. También él es en el fondo una víctima, y lo digo sin rencor, de un sistema eclesial incapaz de mostrar amor y fraternidad y verdadero diálogo. La Iglesia en la que opera es como un magnifico castillo construido sobre rituales, ceremonias, jerarquías, una magnifica construcción humana, pero con poco o nada de divino dentro. Hoy soy un alma libre, que ha dado su vida al Señor Jesucristo”. “He hecho un itinerario en el que he encontrado a Jesús vivo. He hablado a los catequistas y a los niños de esto, pero no he hecho un discurso de conversión. El problema no es la adhesión a una iglesia o a otra”, exlica De Pero.

Al respecto dice mons. Negri en su mensaje a los fieles de su diócesis: “Un ataque severo afecta al corazón de nuestra Iglesia. Don Luca De Pero ... anunció su paso a la Iglesia Protestante Evangélica de Cesena. Llevando a cabo este acto de gravísimo atentado al dogma católico y disciplina de la iglesia, ha tomado una posición herética, por el contenido, y cismática, en la actitud. No es la Iglesia, que lo excluye, es él quien se autoexcluye de la comunión eclesial”. “No tengo palabras para describir los sentimientos que llenan mi corazón si no reconoce que, una vez más, el padre de las tinieblas y del engaño dá un grave golpe a nuestra iglesia ... Comunico bien que, de conformidad con las disposiciones de la Santa Sede, estoy haciendo todos los procedimientos previstos en estos casos por el Código de Derecho Canónico. El Señor tenga al final misericordia de quien, con esta actitud insensata, inicia una vida negativa para sí y para aquellos que, confiándose a él, incluso podrían seguirle”.

Por primera vez la Conferencia Episcopal de Suiza elige como secretario a un laico


Información de Swisscom, Sep-08-2011.

Obispos suizos: un secretario general laico

Por primera vez, el cargo de secretario general de la Conferencia Episcopal Suiza ha sido atribuido a un laico: reunida en asamblea general ordinaria, la Conferencia Episcopal de Suiza anuncia haber designado a este alto cargo al jurista y teólogo Erwin Tanner [imágen].

Nacido en San Gallo, Tanner de 44 años, reemplaza a Felix Gmür, ordenado obispo de la diócesis de Basilea este año. Colaborador del secretariado de la Conferencia Episcopal de Suiza desde 2006 y subsecretario general desde 2007, el nuevo elegido es casado y tiene un hijo.

Australia convierte «después de Cristo» en «la Era Común»


Artículo de La Razón, Sep-08-2011.

El Gobierno pretende que todos los libros de texto del país usen dataciones que no mencionen a Jesucristo

Australia convierte «después de Cristo» en «la Era Común»

Especificar que una fecha es «después de Cristo» o «antes de Cristo» es políticamente incorrecto y desaparecerá de los libros de texto de las escuelas australianas el año que viene si se cumple con una propuesta del Ministerio de Educación.

8 Septiembre 11 - - P. J. Ginés

El Gobierno pide que se hable de fechas de «la Era Común», de «antes de nuestra era» o «antes del presente», y que se abandonen las siglas AD («Anno Domini», en latín, Año del Señor, para las fechas posteriores a Cristo) y BC («before Christ», antes de Cristo).

«Es un intento intelectualmente absurdo de sacar a Cristo de la historia humana», respondió el arzobispo anglicano de Sidney, Peter Jensen. «Es absurdo porque, aunque cambien las siglas, la venida de Cristo permanece en el centro de la datación. Y además la frase “era común” es confusa e induce a errores», añadió en declaraciones a la Prensa australiana.

El portavoz de temas educativos de la oposición, Christopher Pyne, quiso recordar al Gobierno, presidido por la laborista Julia Gillard, que «Australia es lo que es hoy gracias a los cimientos de nuestra nación en la herencia judeocristiana que recibimos de la civilización occidental. Rendirse a lo políticamente correcto con la retirada vergonzosa de AD y BC de nuestro currículum escolar nacional es lo mismo que el intento de negar quiénes somos como pueblo».

Al desatarse las reacciones en contra, un portavoz del ministerio explicó que el término «BP» («before present», antes del presente) ya se emplea en asignaturas o escuelas de los aborígenes australianos y que, a nivel internacional, se usa como un estándar «que gana terreno». Sin embargo, al pasar unos pocos días, quedó claro que el Gobierno no quiere abrir otro frente. Está en una posición muy precaria (se mantiene por una alianza que le otorga sólo un diputado de diferencia con la oposición) y con el inicio de curso está enzarzado en mil discusiones sobre los currículos nacionales y regionales. Como consecuencia, la propuesta parece haber quedado aplazada hasta mejor momento.

Se da la circunstancia de que desde 1949, la China comunista usa el calendario cristiano pero llamándolo «Era Común»: es paradójico que ésa sea la propuesta de algunos activistas occidentales.