Sunday, September 04, 2011

El Patriarcado de la capital de “la nación convertida” maniobra para que Iglesia Ortodoxa de Serbia no invite a Benedicto XVI


Uno más de los tantos hechos que nos manifiestan sin lugar a duda que Rusia fue consagrada al Inmaculado Corazón de María y por consiguiente se “convirtió”.

La fuente original de la información es la agencia Asia News, Sep-03-2011 (Inglés, Italiano). Aquí un artículo en español al respecto publicado en Vatican Insider, Sep-04-2011.

Moscú, las maniobras del Patriarcado

Los rusos podrían estar haciendo presiones a la iglesia ortodoxa serbia para que desista en su invitación al Papa a los actos de celebración del aniversario del Edicto de Constantino

REDACCION
ROMA


"No interferencia": esta es la posición pública del Patriarcado de Moscú respecto a la presencia del Papa en los actos de celebración del MDCC aniversario del Edicto de Constantino que se llevarán a cabo en el 2013. Pero, según la agencia misionera AsiaNews, el Patriarcado en realidad podría estar tratando de que la Iglesia Ortodoxa Sierva desista en su invitación a Benedicto XVI.

La intención de Moscú de que los serbios den marcha atrás en su decisión de invitar al Papa ha sido barajada tras la publicación de una entrevista dejada al diario serbio Politika por el presidente del departamento para las Relaciones Externas del Patriarcado, el Metropolitano Hilarión. La posibilidad de que el Pontífice fuera invitado fue discutida por los líderes de la Iglesia Serbia durante el Concilio celebrado el pasado mes de mayo.

En las relaciones con el Vaticano, el argumento más caliente en ese periodo era la reciente visita del Papa a Croacia, en la cual se acercó a rezar a la tumba del Cardenal Stepinac (1898-1960). Este fue un gesto que ofendió a muchos serbios ortodoxos, que consideran al Beato un cómplice del régimen Ustacha de Ante Palevic. El comunicado oficial publicado a la conclusión del concilio informaba de que la cuestión de Nis había sido tratada, pero no hacía ninguna referencia a los posibles invitados. Los medios de comunicación pusieron en circulación rumores según los cuales un mes antes, en abril, durante su viaje a Serbia, Hilarion había expresado la total contrariedad del Patriarcado respecto a la posible invitación a Benedicto XVI.

Los actos de celebración del aniversario del Edicto de Milán – que puso fin a las persecuciones religiosas proclamando la neutralidad del Imperio Romano respecto a todas las creencias y que se desarrollarán en la ciudad serbia de Nis, lugar dónde nació el Emperador Constantino- podrían ser la ocasión para el primer encuentro entre el Papa y el Patriarca de Moscú Kirill, que con toda seguridad estará presente en Nis. Por este motivo, la Iglesia ortodoxa rusa podría estar tratando de hacer que los serbios desistan: el Patriarcado no quiere verse privado de la posibilidad de decidir él mismo los tiempos del tan esperado cara a cara.

"Se trata de un asunto interno del Patriarcado Serbio- se limita a explicar en la entrevista a Politika el Metropolitano Hilarión- por lo que yo se, entre los obispos ortodoxos serbios no hay una posición única respecto a la cuestión de la invitación al Papa y menos sobre el significado del aniversario" como un momento de importancia histórica "para los representantes de las distintas denominaciones cristianas o como una oportunidad de expresar la unidad fraternal de las Iglesias ortodoxas locales".

Por ahora, por lo tanto, la posición oficial del Patriarcado es la de simple "no interferencia". Por lo menos hasta que los serbios hayan tomado una decisión definitiva.

Card. Cañizares al episcopado argentino: “No nos quedará más remedio que ofrecerles la posibilidad,... de poder usar en mayor medida la lengua latina”


El crédito a Panorama Católico Internacional, que en dos artículos (aquí y aquí), explica la situación que ha obligado la respuesta a los Sres. Obispos argentinos del Prefecto de la Congregación para el Culto Divino Y Disciplina de los Sacramentos, Card. Antonio Cañizares. Con la publicación para ese país de la tercera edición típica del Nuevo Misal Romano en vernáculo (en el pasado la publicación se hacía para Argentina, Uruguay y Paraguay. Desconocemos si esta vez sea igual) se ha presentado una dificultad menor que adquirió proporciones mayores, algunos sacerdotes quieren seguir usando el pronombre “vosotros” y sus respectivas conjugaciones verbales, como ha ocurrido desde 1970 con las anteriores ediciones, pero los Sres. Obispos han ideologizado el asunto, ya que quieren obligar a la fuerza a que todos usen el pronombre “ustedes” y sus conjugaciones verbales, ya que supuestamente así aparece en la actual edición argentina del Nuevo Misal Romano.

Y como la cosa parece tratárse de modernizar el lenguaje, lo que el Card. Cañizares aparentemente les dice a los Sres. Obispos argentinos es: “¡No me los banco, corten con esas b...deces. Tenemos cosas realmente importantes de las cuales ocuparnos en esta Congregación. Si siguen molestando con eso, les damos más latín para que no j...!

Pero bueno, esa es sólo una reinterpretación conceptual de nuestra cosecha, la copia facsimilar de la carta del Card. Cañizares enviada a un obispo argentino (pero que hace referencia a otra carta anterior enviada al Presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina, Card. Jorge Mario Bergoglio, conteniéndo los mismos conceptos) es esta: