Friday, August 26, 2011

Secretario de ICEL elogia libro de sedevacantista


La Comisión Internacional sobre el Inglés en la Liturgia (ICEL, por su sigla en inglés), es una comisión mixta de coferencias episcopales en paises en donde el inglés es usado en la celebración de la Sagrada Liturgia según el Rito Romano. El propósito de esta Comisión es el de preparar traducciones en inglés de cada uno de los libros litúrgicos latinos y de cualquiera de los textos litúrgicos en concordancia con las directrices de la Santa Sede. En marzo de 2009, Mons. Andrew R. Wadsworth (imágen izquierda), fue nombrado por la Santa Sede, Secretario General y Director Ejecutivo del Secretariado de ICEL en Washington, DC, Estados Unidos.

La Sociedad St. Catherine of Siena publica dos veces al año la revista Usus Antiquior, la cual se dedica a la sagrada liturgia, en su volumen 2 N° 2, de Julio de 2011, Mons. Wadsworth ha escrito una crítica del libro “The Work of Human Hands: A Theological Critique of the Mass of Paul VI” (El Trabajo de Manos Humanas: Una Critica Teológica de la Misa de Paulo VI) del sedevacantista Anthony Cekada. Aquí nuestra traducción al español de la crítica de Mons. Wadsworth.


The Work of Human Hands: A Theological Critique of the Mass of Paul VI [El Trabajo de Manos Humanas: Una Critica Teológica de la Misa de Paulo VI]. Por Anthony Cekada. Pp. 468. West Chester, OH: Philothea Press. 2010. ISBN: 978-0-9826867-0-6

Al reseñar un libro siempre es importante entender quien es el autor y, en el caso de este libro, es particularmente importante. El P. Anthony Cekada (nacido en 1951) fue ordenadoal sacedocio por el Arzobispo Marcel Lefebvre en 1977 para la Sociedad de San Pío X (SSPX) [Los angloparlantes no suelen llamar sociedad a lo que oficialmente se llama Fraternidad Sacerdotal de San Pío X. N. de T.]. Después de su ordenación, el P. Cekada enseñó a los seminaristas de la SSPX en la St Joseph’s House of Studies, en Armada, Michigan, y en el St Thomas Aquinas Seminary, de Ridgefield, Connecticut.. En 1983 Cekada, junto con otros ocho sacerdotes, rompió con la SSPX, sobre todo por asuntos litúrgicos, y se convirtió en miembro fundador de la Socedad de San Pío V (SSPV) con el entonces P. Clarence Kelly. En 1989, Cekada también abandonó la SSPV y se fue a West Chester, en donde todavía sirve en la iglesia sedevacantista St. Gertrude the Great bajo el liderazgo de otro antiguo miembro d la SSPX, el Obispo Daniel Dolan. Cekada es un muy conocido apologeta sedevacantista, que sostienen que no ha habido Papa desde Pío XII.

Yo encontré por primera vez los escritos del P. Cekada a comienzos de los 1990 cuando leí su panfleto The Problems with the Prayers of the Modern Mass [Los Problemas con las Oraciones de la Misa Moderna] publicado en 1991 por Tan Books. En este breve trabajo, él discute la sistemática supresión de ciertas doctrinas (notablemente el infierno, el alma, los milagros, y la noción de la Verdadera Iglesia) en el texto Latino de las oraciones del Misal Romano de Paulo VI. A pesar del tono polémico de este trabajo, es muy fácil de leer y bien documentado ensayo cuyas tésis subsecuentemente han sido objeto de un tratamiento más a fondo en los escritos de eruditos como el Dr. Luren Pristas.

A diferencia de la mayoria de las críticas al novus ordo, que tienden a concentrarse en el análisis del ordo missae, el trabajo del P. Cekada (tanto en 1991 como en 2010) considera el corpus de los textos propios en el Misal en un intento de mostrar una imágen completa de la implicaciones de la reforma liturgica. La escasez de este género es testimonio del hecho de que después de cuarenta años del Concilio, todavía estamos esperando estudios serios sobre estos textos, la manera en que fueron producidos, y los principios rectores que dieron forma a su composición.

Dada la identificación personal del autor con la historia que él cuenta, es predecible una cierta tendencia hacia el material anecdótico autobiografico. Al comienzo prologa su estudio con la aseveración: “Comencé este libro cuando tenía trece años”. En cuanto comencé a leer, no pude evitar pensar que este estilo más bien emocional y subjetivo impediría un discurso serio. Pero me equivoqué. Aunque estaba presentado en una manera altamente personal, este libro no escatima detalle de erudición. Las afirmaciones usualmente están respaldas con referencias documentadas y hay un claro compromiso por presentar lo más completamente posible una relación narrativa de la evolución del actual Misal Romano.

Pensándolo bien, es un compendio de una cronología detallada que es la más significante contribución de Cekada en este estudio. Cargado fuertemente en contra de fuentes secundarias (mayormente Bugnini, Antonelli, y Bouyer), él traza el mapa de la evolución de la mente del Misal en términos del desarrollo del Movimiento Litúrgico. Para los lectores en inglés, también se convierte en un portal para una considerable cantidad de material generalmente no disponible en inglés. Esto es particularmente importante con referencia a Le Mouvement Liturgique de Didier Bonneterre (Fideliter, 1980).

Cekada sitúa su debate en el clima del renovado interés en los ritos tradicionales tras la aparición del motu proprio Summorum Pontificum. Él llega a extremos insospechados al expresar su sincero puntode vista de apego a la liturgia tradicional sin una escrupulosa cantidad de razonamientos teológicos más que preferencia personal basada en consideraciones estéticas. Obviamente esto es altamente contencioso porque Cekada aclara que, en su modo de ver, el autentico Catolicismo en el momento actual únicamente admite la posición sedevacantista. ¡Esto condenaría a la amplia mayoría del millón, o más o menos, de Católicos que usan los ritos tradicionales en su culto acusándolos de cisma y herejía, limitando a quienes están “ligados a algunas previas formas litúrgicas y disciplinares de la tradición Latina” (Ecclesia Dei, 5) a una preferencia por el Latín, el Canto Gregoriano, vestimentas Romanas, albas de encaje y birretas! Dicho eso, el libro está lleno de análisis interesante y creíble.

El capitulo Dos delinea los orígenes del Movimiento Liturgico desde los prometedores comienzos hasta la “descarrilada” influencia de Beauduin, Jungmann, Bouyer, y Casel. Cekada claramente considera que sus trabajos en estudios litúrgicos fueron tan resignados al modernismo que enviaron a todo el movimiento en un giro en la dirección equivocada. Este movimiento finalmente dió frutos en la Reforma de la Semana Santa de Pío XII (1951), la cual Cekada identifica como el prototipo de toda subsecuente reforma y revisión. Este es el más iluminador discernimiento de Cekada.

Él explica por fin su punto vista de las deficiencias de Jungmann y Bouyer. Lo primero que dice es que confina a la Iglesia a un arqueologísmo con una corrupción de la teoría que alcanza un históricamente no respaldado punto de vista sobre la liturgia en la antigüedad Cristiana. Lo segundo, que multiplica la falsedad al proponer una forma idealística de la liturgia basada en ideales Luteranos. Él añade a este temerario coctel a un jóven Montini totalmente formado y moldeado por la moderna erudición liturgica. Muchos ahora considerarían que está en lo correcto acerca de Jungmann, pero menos acerca de Bouyer y Montini. Los últimos escritos autobiográficos de de Bouyer contienen un recuento de por qué se sintió compelido a abandonar el Consilium. Será muy interesante leerlo cuando eventualmente sea publicado. Claramente es hora de revisar mucho de este material, cuarenta años después, en un tiempo cuando la mayoría de los protagonistas (con excepción del presente Santo Padre) están muertos.

Una consideración razonablemente completa de la icónica importancia de la Instrucción General del Misal Romano identifica muchos elementos que han formado la cultura liturgia postconciliar, con sus inevitables implicaciones por la eclesiología y la teología sacramental. La identificación de Cekada de un cambio de paradigma en “¿Por qué cambiar el Ofertorio?” avanza bastante al explicar una disminución de entendimiento del sacerdocio y del sacrificio ofrecido en la Misa, y lo mismo hace su inferencia de un deliberado deseo de algunos por subvertir. Un comentario general sobre la Liturgia de la Eucaristía bajo el provocativo título “Deplorable Empobrecimiento” expresa poco que sea original, sin embargo, está por debajo de la marca en relación con estudios mucho más completos en relación al ordo missae. Para esta parte del libro, toda evidencia apunta hacia la única afirmación de que la Misa ya no lo es más, delenda est!

El trabajo se cierra con una apasionada defensa del Misal de 1951, y como tal, es una defensa de la propia posición y praxis del autor, siendo ella también la de sus antiguos clérigos compañeros de la SSPX y de la SSPV. Aquí como en muchos pasajes anteriores en el libro, Cekada alega más bien demasiado de las reformas de 1962 y 1965, dando la absurda impresión de que estas revisiones constituyen los comienzos del novus ordo. También deja de citar sus observaciones en un discurso teológico más amplio, tal vez temiendo comprometer su posición sedevacantista. Esto lleva a significar que, en tanto él es persuasivo argumentando la génesis de las modernas reformas litúrgicas, las explicaciones de sus consecuencias tanto en aquel entonces como ahora no son a menudo convincentes. Una bienvenida característica final de este libro es una extensa bibliografía que lleva el interés del lector hacía una gran cantidad de comentarios útiles.

La decisión, o tal vez la necesidad, de publicarlo con una casa editorial pequeña y desconocida inevitablemente hará lenta la circulación de este interesante libro, aunque espero que esta pequeña reseña animará a otros a leerlo. Su autor alega mucho al ofrecer “una crítica teológica de la Misa de Paulo VI”. En tanto Yo no estoy convencido de que esto es definitivamente lo que se ofrece, el estudio ciertamente avanza bastante en reconstruir la importante narrativa de cómo la reforma litúrgica se produjo. En muchos aspectos alega legítimamente ser el más completo recuento de esta narrativa actualmente disponible en Inglés. Por esta sola razón, quedo agradecido por este estudio el cual, a pesar de su falta de registro formal, representa un trabajo genuinamente informativo y una imporante contribución al actual debate.

Secretariado del ICEL

Andrew R Wadsworth


Con información provista por el blog Doctrina Liturgica, creado para compilar información referente al libro aludido. Advertimos que al brindar el anterior enlace no nos hacemos responsables de su contenido por ser ese un blog ligado al sedevacantismo.

Ecumenismo: Documento común Católico-Protestante para los 500 años de la reforma


Información de agencia ASCA, Ago-26-2011. Traducción al español de Secretum Meum Mihi.

Ecumenismo: Documento común Católico-Protestante para los 500 años de la reforma

(ASCA) - Ciudad del Vaticano, 26 de agosto— La Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial están preparando una declaración conjunta sobre la reforma en vista de 500 aniversario de las 95 tesis de Martin Lutero en 2017. Anticipó el cardenal suizo Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los cristianos, en una entrevista con la agencia católica alemana KNA [Katpress].

El documento deberá leer el evento de la Reforma a la luz de 2000 años de historia cristiana, de los cuales 1500 antes de la división entre católicos y protestantes. La conmemoración conjunta de la Reforma podría ser la ocasión, según el cardenal, para llegar a una admisión común de culpa por de aprte de las dos partes, a raíz de la petición de perdón del Papa Juan Pablo II en el año 2000 por el papel católico en las “divisiones en la Iglesia”.

“Sin un común entendimiento común —dijo el card. Koch—, sin una purificación de la memoria común y sin una admisión de culpa en ambas partes, creo que no puede haber una celebración sincera de la Reforma”. El purpurado también señaló que el Papa Benedicto XVI pidió personalmente que el diálogo ecuménico tuviera un papel más central en su visita a Alemania el próximo mes de septiembre.