Wednesday, July 06, 2011

El Cardenal Policarpo emite reversazo aclaración sobre su posición respecto de la ordenación sacerdotal para las mujeres


Luego de generar polémica al emitir su posición respecto de la ordenación sacerdotal para las mujeres (ver aquí), el Card. Arzobispo de Lisboa, Mons. José Da Cruz Policarpo, ha emitido hoy un reversazo documento aclaratorio.

Información de Agencia Ecclesia, Jul-06-2011.

Lisboa, 06 Jul 2011 (Ecclesia)— El Cardenal Patriarca de Lisboa, emitió hoy una “aclaración” de sus declaraciones a la revista del Colegio de Abogados sobre la ordenación sacerdotal de las mujeres, invitando a “obedecer al Magisterio” de la Iglesia Católica, que se reserva el sacerdocio a los hombres.

D. José Policarpo, admite que las reacciones a la entrevista en la cual dice que “teológicamente no hay ningún obstáculo fundamental” para la ordenación de mujeres, lo obligó a “examinar la cuestión con más cuidado”.

“Me di cuenta que, sobre todo por no tener debidamente en cuenta las ùltimas declaraciones del Magisterio sobre el tema, dio lugar a estas reacciones”, admite, hablando en la misma de “indignación” por parte de algunas personas.

El patriarca de Lisboa, cita el texto del Papa Juan Pablo II, la Carta Apostólica “Ordinatio Sacerdotalis”, que dice: “Yo declaro que la Iglesia no tiene absolatamente la facultad para conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres y que esta sentencia se debe considerar como definitiva por todos los fieles de la Iglesia.”

“El no conferir a las mujeres el sacerdocio apostólico, através de la ordenación sacerdotal, es una tradición que tiene sus raíces en el Nuevo Testamento, en Jesucristo mismo y en la forma sentó las bases de su iglesia”, explica D. José Policarpo.

El cardenal-patriarca cree que “la cuestión de la ordenación de mujeres para el ministerio del sacerdocio apostólico surge recientemente, especialmente en los países occidentales y se explica por varios factores”, como “los movimientos de promociòn de las mujeres” o una “comprensión del sacerdocio ministerial como un derecho y un poder”, entre otros.

Este prelado subraya que “la diferencia del ministerio, no disminuye la dignidad de la misión” para las mujeres y que la imposibilidad de la ordenación sacerdotal “no significa una minimización de la mujer, sino la búsqueda de la complementariedad entre masculino y femenino, realizada plenamente en la relación de Cristo con María”.

“Estamos, pues, invitados a aceptar el magisterio del Santo Padre, en la humildad de nuestra fe y seguir profundizando la relación del sacerdocio ministerial con la cualidad sacerdotal de todo el Pueblo de Dios y descubrir la forma femenina de construir de la iglesia, el papel decisivo de la misión de nuestras hermanas las mujeres”, indica.

D. José Policarpo dice que sería “doloroso” generar confusión en la “adhesión a la Iglesia y a la palabra del Santo Padre”.

“Creo que he demostrado bien que la comunión con el Santo Padre es una actitud absoluta en el ejercicio de mi ministerio”, concluyó, dirigiéndose directamente a los católicos de la diócesis de Lisboa.

El documento está disponible en la página del Patriarcado [de Lisboa] en Internet.

Nuevo prefecto de religiosos critíca su predecesor


John Allen en un artículo para National Catholic Reporter, Jul-05-2011, hace notar que en una entrevista para la revista 30Giorni (PDF aquí), el recientemente nombrado Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, Mons. João Braz de Aviz (imágen izquierda), ha tácitamente criticado a su predecesor el Card. Franc Rodé. Mons. João Braz de Aviz ha afirmado que su meta principal es “reconstruir la confianza” de los religiosos en su congregación debido a “algunas posiciones tomadas anteriormente” por ella.



El Card. Rodé fue quien a su tiempo insistió en llamar la atención al rápido declive en el número de vocaciones de las ordenes religiosas y sugirió que algunas comunidades se habían “simplemente resignado a la desparición de la vida religiosa o por lo menos de su comunidad”, en tanto que otras “habín optado por caminos que las habían llevado fuera de la comunión con Cristo en la Iglesia Católica”.

Fue el Card. Rodé quien tomó la iniciativa de realizar una visita apostólica a las ordenes religiosas femeninas de Estados Unidos, la cual está pronta a terminar, con amplios indicadores de que el Vaticano va a evitar cualquier confrontación con las religiosas rebeldes.

El Arzobispo Braz dijo de bajo su prefectura la Congregación para los religiosos hará énfasis en escuchar a las quejas de las comunidades religiosas y trabajará “sin condenas de antemano”.