Saturday, March 05, 2011

Thiberville: El delirio de un Ordinario


En el punto en que se encuentran las cosas en el asunto de Thiberville (para ver las entradas atinentes presionar la etiqueta “Caso Thiberville” al final de esta entrada), estamos por creer que a Mons. Christian Nourrichard, obispo de Évreux, Francia, le produce alguna satisfacción personal el ser nombrado en los medios de comunicación o algo así, ya que, no es comprensible que las cosas hayan llegado a donde han llegado: amenazar, con el mayor desparpajo, que va a declarar la excomunión de 4000 personas.

Esta es una vista de dos recortes de prensa de ayer y hoy en donde se reseña esta desagradable situación.



En este primer recorte de Aujourd'hui en France Mar-04-2011 pag 8, Mons. Nourrichard hace conocer un elemento nuevo en contra del P. Michel, como es el de “irregularidades en la gestión financiera” cuando era párroco. Mons. Nourrichard afirma que el P. Michel abusó de la confianza de los fieles debido a las anomalias financieras con las ofrendas hechas por los bautizos, matrimonios y exequias. Anuncia además Mons. Nourrichard que hay una investigación policial al respecto en curso.



Este es un recorte de La Stampa Mar-05-2011 pag 17, en donde también se menciona el asunto de los malos manejos financieros del P. Michel.

Y finalmente, por cortesía de Página Católica, un reportaje en video de BFM TV, Mar-04-2011, en donde sale Mons. Christian Nourrichard anunciando de viva voz que en efecto estas personas se enfrentan ante una excomunión. El video tiene subtitulos en español, en caso de no visualizarse, por favor activen la opción “CC” (Closed Caption).



Arzobispo de Santiago respecto del caso Karadima: “El castigo más grande para un sacerdote es no poder ejercer el ministerio”


Entrevista al Arzobispo de Santiago, Chile, Mons. Ricardo Ezzati, en el diario La Segunda, Mar-04-2011; en ella Mons. Ezzati se refiere nuevamente al escandaloso caso del Padre Fernando Karadima Fariña (ver aquí). Click sobre la imágen para leer la entrevista.


La “mentalidad indultariana” interpretando el motu proprio Summorum Pontificum en Madrid



Los católicos amantes de la liturgia tradicional estan temerosos de que el (¿inminente?) documento interpretativo del motu proprio Summorum Pontificum, haya sido escrito con el prisma de la “mentalidad indultariana”, es decir, como si todavía estuviera vigente el motu proprio Ecclesia Dei, el cual apenas hacía una mera concesión y no, como es ahora, el reconocimiento de un derecho para cualquier católico sobre la faz de la tierra. A la palestra han salido varias voces a señalar que esos temores son infundados, pero hay bastantes elementos para fundar los temores, como por ejemplo lo que acontece en Madrid, España respecto de la aplicación práctica de Summorum Pontificum, aplicación hecha con “mentalidad indultariana”. No sres. obispos, Uds. ya tuvieron 20 años de oportunidad para tener la sartén por el mango, ahora es su turno para dejar ejercer sus derechos a los católicos. Si no están dispuestos a cooperar, por lo menos tengan la gentileza de hacerse a un lado.

Pasando al caso concreto, nos llega este comunicado del Círculo Tradicionalista Antonio Molle Lazo, Mar-04-2011, que patentiza la situación actual (podría ser en cualquier diócesis) de aplicación práctica del motu proprio de manera cicatera y mezquina, repetimos, con “mentalidad indultariana”.


No se va a celebrar la Misa de los Mártires de la Tradición

Estimados amigos:

Con gran pesadumbre, tenemos que comunicaros que

NO SE VA A CELEBRAR LA MISA DE LOS MÁRTIRES DE LA TRADICIÓN,

convocada por la Comunión Tradicionalista y el Círculo Cultural Antonio Molle Lazo para el día 10 de marzo en la Iglesia de San Manuel y San Benito, en la madrileña calle de Alcalá.

Hace unas tres semanas, el Rvdo. P. José Ignacio Alonso Martínez, párroco de esa Iglesia, regentada por los PP. Agustinos, se comprometió en persona a ceder la iglesia para que se celebrara según el rito tradicional la Santa Misa por los Mártires de la Tradición; cosa que quedó anotada en el libro parroquial y os fue anunciada, como bien recordaréis. El miércoles 2 de marzo, el Presidente del Círculo Molle se puso en contacto con el P. José Ignacio Alonso, con el fin de ultimar detalles antes de la celebración. En ese momento, entráronle al Párroco dudas y temores sobre la conveniencia del rito, diole vueltas, adujo razones, dilató la decisión, y finalmente halló en las oficinas del Arzobispado de Madrid una excusa para faltar a su palabra, como evidentemente deseaba: parece que un asesor del Arzobispado, le comunicó que en Madrid el rito tradicional de la misa sólo puede celebrarse en el Tercer Monasterio de la Visitación. Y eso que el motu proprio «Summorum Pontificum», por el cual se reconoce la vigencia y validez del rito tradicional latino, sólo hace depender del párroco la decisión de celebrarlo, y no deja resquicio a su limitación por parte de los obispos. La Archidiócesis de Madrid sólo acepta del Vaticano lo que encaja con el espíritu modernista de la Conferencia Episcopal Española, y los párrocos obedecen a Mons. Rouco, no a Roma.

Para intentar paliar el desaguisado, el Presidente del Círculo Molle Lazo se puso en contacto con el Arzobispado, donde no consiguió sino padecer ese toreo dulce, suave, educado y eficaz, que tan sabiamente practican los funcionarios eclesiásticos. Nada importó al Párroco que la Comunión y el Círculo Molle hubieran mandado cientos de cartas y enviado miles de correos electrónicos; que se hubiera anunciado la Misa en Internet y en otros medios de comunicación; ni que, a pocos días vista, esta situación produjera graves inconvenientes. El agustino se mantuvo firme en la negativa a que se celebrara la Misa en el rito tradicional. Pidió perdón por el «error», verdad es. Pero no se consideró obligado ni por la palabra empeñada ni por las normas emanadas de Roma.

Sea vuestra palabra sí sí, no no. Es deber, común a todo hombre y no sólo a todo cristiano, cumplir los compromisos libremente acordados con cualquier persona… Pero, para estos eclesiásticos, ¿cabe siquiera pensar que un tradicionalista sea una persona?

Os pedimos excusas, no desde luego por nuestro tradicionalismo, ni por nuestro apego a la Misa de San Pío V, sino por el resquicio de ingenuidad que todavía pervive en nosotros y nos ha llevado a causaros estas molestias.

El obispo Williamson de la FSSPX/SSPX infiere: Diálogo Roma-FSSPX/SSPX se acabará en esta primavera


Si, eso es lo que él infiere, no es una afirmación ni mucho menos, lo hace en su comentario semanal publicado hoy, Mar-05-2011. La inferencia es hecha basada en la larga entrevista (que algunos llaman autoentrevista o publireportaje) concedida en Feb-02-2011 por el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, misma que pueden consultar aquí y aquí.

Aquí el comentario de Williamson:

COMENTARIOS ELEISON 190 (5-III-2011) : DISCUSIONES FUTURAS

Para la tranquilidad de algunos y la decepción de otros, parecería que las Discusiones doctrinales que se llevaron a cabo durante el último año y medio entre teólogos de Roma y representantes de la Sociedad de San Pio X llegarán después de todo a su fin esta primavera, debido a que los temas principales a discutir ya se habrán cubierto para entonces, sin una verdadera ventana de posibilidad para algún acuerdo. A esta conclusión parecería tentativamente estarse llegando, de acuerdo a los comentarios que el Superior General de la Sociedad, Mons. Fellay, externó en una entrevista que concedió el 2 de Febrero.

Ahora bien, para aquellos que se sienten decepcionados, tengan la certeza de que existen Romanos y sacerdotes de la FSSPX que difícilmente dejarán a un lado sus esfuerzos para construir un puente entre los clérigos del Vaticano II y los de la Tradición Católica. Pero como quiera que sea esta lucha para unir a todos los Católicos de buena fe, esfuerzos que van y vienen ayer, hoy y mañana, las palabras de Nuestro Señor son un anclaje: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (Mateo, XXIV, 35). Porque en su vida se moldea la vida de la Iglesia, y en su vida existió un ir y venir de luchas y sufrimientos humanos, culminando en la terrible crucifixión, más mientras sintió toda urgencia humana de evitar la voluntad de su Padre - "Padre, si es posible, que pase de mí este cáliz ..." - aún su mente humana y su corazón estaban anclados en esa voluntad divina - "más no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Mateo XXVI, 39).

Así es que la misma voluntad inmutable divina que dirigió y ancló la voluntad y mente humanas de Nuestro Señor, debe anclar también la vida de su Iglesia. Así es que los Papas, Concilios, Congregaciones religiosas y Fraternidades pueden ir y venir, pero para permanecer Católicas deben de someterse a esa voluntad divina a la que nuestro Señor se sujetó, y deben de decir exactamente las mismas verdades que Nuestro Señor transmitió de su Padre a su Iglesia. Como ninguna otra institución sobre la tierra, la Iglesia Católica está tan estrechamente construida alrededor de la Verdad que su supervivencia es proporcional a su fidelidad a esta Verdad. Debido a que la Iglesia Conciliar está poniendo los intereses humanos en el lugar de la Verdad divina, se está desintegrando, y cualquier Congregación Católica o Fraternidad que haga lo mismo, de igual manera se desintegrará.

Por lo tanto se puede deducir que cualquiera que sea fiel a la Verdad revelada en su totalidad se encuentra en efecto - no en principio, sino en la práctica - en el asiento de conductor de la Iglesia (Ver "Cartas del Rector", Vol. IV, p. 164). Además, quien sea que tiene esa Verdad y pretende no ocupar el asiento del conductor sería el equivalente de lo que Nuestro Señor se habría llamado a sí mismo si hubiese renegado de su Padre: "un mentiroso" (Juan VIII, 55). Estodebido a que cualquier mensajero que reniegue de la divinidad de su mensaje divino no es amante verdadero de su prójimo, como él y los demás pueden gustarles pensar, pero tiene por su padre al padre de la mentira (Juan VIII, 44).

Existe una Verdad, aún si la mayoría de la gente pueda apenas reconocerla. El derecho y capacidad de los Romanos de gobernar la Iglesia depende de que sean fieles a esa Verdad. El derecho y capacidad de la FSSPX de hacer frente a los Romanos infieles depende de la fidelidad de la FSSPX a la misma Verdad. Por el momento la FSSPX ha sido fiel, así es que por ahora la FSSPX sobrevivirá, pero ¡ ojala Roma, regresando a la Verdad, hiciera que esta supervivencia sea innecesaria !
Kyrie eleison.