Monday, February 14, 2011

Arquidiócesis de Bogotá (medio)corrige lista de sacerdotes sin facultades y excluye a sacerdote tradi


En Mayo de 2001 dedicamos una entrada a una curiosa lista de sacerdotes sin facultades publicada en el sitio de internet de la Arquidiócesis de Bogotá, en la cual nos llamaba ver el nombre de un sacerdote tradi encabezando la misma, lo cual era cierto, pero en realidad, no solamente se trataba de un sacerdote sino de dos sacerdotes, como nos lo hizo ver un lector, por lo cual procedimos a hacer la actualización del caso (ver aquí). A la fecha, la lista continúa en su mismo lugar (ver aquí) aunque con un curioso cambio, el nombre del sacerdote, amigo de la Forma Extraordinaria, que encabeza la lista es el mismo; pero en la posición 26 que ocupaba el segundo sacerdote (P. José Luis Pinzón Velez del Instituto del Buen Pastor), amigo de la Forma Extraordinaria, ya no aparece el mismo, de hecho no aparece más en el listado (ver actual captura de pantalla del litado).



Ello nos lleva a preguntar, ¿quiere decir que al no aparecer este sacerdote, P. José Luis Pinzón Velez, en el listado de sacerdotes sin facultades, es un indicativo tácito (muy tácito) de que este sacerdote ahora goza de facultades en la jurisdicción de la Arquidiócesis de Bogotá? ¿Por qué otro sacerdote del Instituto del Buen Pastor, P. Víctor Jesús Camacho Forero, de quien el Sr. Canciller de la Arquidiócesis de Bogotá recientemente informó al administrador de una de las parroquias de esa jurisdicción, no tiene facultades (ver aquí), no aparece en la lista? Dicho de otra manera, ¿es exhaustivo el listado o no?

Por lo demás, en la actualización del listado sigue apareciendo la misma fecha del año pasado, 15 de Abril de 2010, pero presuntamente firmado por el nuevo Sr. Arzobispo, Mons. Ruben Salazar Gómez, quien sólo tomó posesión como Arzobispo de Bogotá en Ago-13-2010.

Arzobispo de Miami: La nueva Era es el antiguo gnosticismo



Columna firmada por el Arzobispo de Miami, Mons. Thomas Wenski, Feb-10-2011, publicada en el sitio de internet de la Arquidiócesis de Miami.

La Nueva Era es Gnosticismo viejo
Archbishop Thomas Wenski - The Archdiocese of Miami


A pesar del secularismo de nuestra época —o quizás a causa de él— muchas personas están redescubriendo un interés en la espiritualidad. Uno puede ir a casi cualquier librería comercial, y encontrar secciones completas dedicadas a este tema.

Desafortunadamente, la mayoría de lo que se vende como “lectura espiritual”, generalmente clasificada bajo la categoría de “Nueva Era”, no exige más fe o creencia que el acto de ir al cine. No todo lo que se comercializa bajo la rúbrica de “espiritualidad” es “sopa de pollo” para el alma cristiana. En realidad, gran parte de eso, si se consume indiscriminadamente o sin cuidado, puede resultar venenoso para la vida de la fe. Aunque los escritos de la Nueva Era puedan apelar seductoramente a los anhelos legítimos de la naturaleza humana, en lo fundamental se oponen a la revelación cristiana.

La espiritualidad, en nuestra tradición católica, es algo más que la autocontemplación narcisista. No se trata de una búsqueda que se absorbe en el propio ser para lograr una autorrealización que se alcanza por medio de enseñanzas o prácticas esotéricas. La invitación de la cristiandad es a mirar hacia fuera y más allá —hacia un “Nuevo Advenimiento” del Dios que nos llama a un diálogo de amor, un diálogo que nos invita a la conversión y a la sumisión a su voluntad.

Para el cristiano, la auténtica espiritualidad consiste no tanto en nuestra búsqueda de Dios como en la búsqueda de nosotros por Dios. La vida espiritual es una relación con el Dios Trino a la cual se entra por medio de nuestra participación en la pasión, la muerte y la resurrección de Cristo a través del bautismo y una vida de discipulado. Esta relación personal con Dios crece por medio de su regalo gratuito de la gracia, y arroja luz sobre nuestras relaciones con el prójimo —los hombres y las mujeres que nos acompañan en la vida—, y, por supuesto, sobre nuestra relación con el mundo.

La espiritualidad de la Nueva Era —nacida como una reacción a la cultura contemporánea y, no obstante, hija suya— representa, en verdad, un nuevo desafío a la Iglesia de hoy. Sin embargo, hay poco de “nuevo” en las enseñanzas de la Nueva Era. Una declaración conjunta emitida hace unos años por el Consejo Pontificio para la Cultura y por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, cita al Santo Padre, que advierte en contra del “regreso de antiguas ideas gnósticas bajo el disfraz de la llamada Nueva Era: No podemos hacernos la ilusión de que esto pueda llevar a una renovación de la religión. Es sólo una nueva forma de practicar el gnosticismo —esa actitud del espíritu que, en nombre de un conocimiento profundo de Dios, termina por distorsionar Su Palabra y remplazarla con palabras puramente humanas”.

Esa declaración, titulada “Jesucristo, el dador del Agua de Vida”, ofrece un análisis profundo del movimiento de la Nueva Era, y de su incompatibilidad con la doctrina y la práctica cristiana cabales. La declaración advierte específicamente contra el uso del Eneagrama, que en años recientes ha disfrutado de alguna popularidad entre grupos cristianos, y que hasta ha sido promovido por algunas comunidades religiosas católicas. El Eneagrama, un ejercicio seudosicológico basado supuestamente en el misticismo oriental, introduce la ambigüedad en la doctrina y la vida de la fe cristiana y, por lo tanto, no puede emplearse felizmente para promover el desarrollo dentro de una auténtica espiritualidad cristiana.

En Novo Milenio Ineunte, Juan Pablo II animó a las parroquias a convertirse en “auténticas escuelas de oración”. Como él dice: “quienes hemos recibido la gracia de creer en Cristo, el revelador del Padre y el Salvador del mundo, tenemos el deber de mostrar hasta qué profundidades puede conducir la relación con Cristo”. (n. 33.)

Como “Jesucristo, el dador del Agua de Vida” dice: “Para quienes van de compras a la feria de propuestas religiosas del mundo, el atractivo del cristianismo se sentirá, primero que todo, en el testimonio de los miembros de la Iglesia, en su confianza, serenidad, paciencia y gozo, y en su amor concreto por el prójimo, todo ello fruto de una fe alimentada por la auténtica oración personal”.

Sacrilegio en España


Información de ABC de Madrid, Feb-14-2011.

MADRID
Sacrilegio en una iglesia de Majadahonda


Roban el sagrario consagrado de Santa Catalina, que sufrió un ataque en Nochebuena

JOSÉ MARÍA CAMARERO / MADRID
Día 14/02/2011


«¿Qué persona de bien querría hacerse con un sagrario cerrado en cuyo interior se albergan dos copones con formas consagradas?». Es la pregunta que se hacen tanto el párroco como los feligreses de la parroquia de Santa Catalina de Majadahonda. Muchos de los fieles se enteraban precisamente ayer, en la eucaristía, del robo del sagrario, que presuntamente perpetraron dos jóvenes el pasado viernes por la tarde. Algunos feligreses rompieron a llorar cuando el párroco, Juan Francisco Pérez, comunicaba esta lamentable noticia en la homilía. Nadie podía creer lo que había ocurrido en su propia iglesia.

Al parecer, el viernes 11, en torno a las 18.15 horas, dos hombres accedieron al templo. Hicieron algo de tiempo para asegurarse de que nadie se encontraba vigilándoles en la nave central; arrancaron el sagrario del retablo en apenas medio minuto ayudados con unas palancas; y huyeron rápidamente.

La iglesia de Santa Catalina se encontraba abierta durante todo el día aunque no se estuvieran celebrando eucaristías. Es la política de la parroquia, una de las más frecuentadas de la localidad. En el momento del robo, había un grupo de personas celebrando una de las sesiones de vida ascendente; y algunos operarios retirando el belén navideño.

En medio minuto

«Fue en un momento de descuido», explica el párroco, Francisco Pérez. «Algunas personas les vieron que estaban merodeando, pero nadie podía imaginarse lo que iba a suceder», indica. Al parecer, son dos hombres jóvenes, «de entre 25 y 30 años», los que habrían sustraído la pieza, que se encontraba atornillada al retablo. Y ésta es la principal hipótesis con la que trabaja los agentes de la Guardia Civil encargados del caso.

Algunos testigos afirman que los jóvenes llevaban escondidas barras bajo sus chaquetas. Y con estos artilugios habrían arrancado el sagrario en apenas medio minuto. La tristeza es el sentimiento generalizado de todos los fieles. El propio párroco explicaba a ABC que se siente «muy mal» y que apenas concilia el sueño desde el pasado viernes. «Han ido a tocar lo más sagrado para un católico», indicaba Francisco Pérez. «Es la misma presencia real de Jesucristo en medio de nosotros», afirmaba el párroco, quien comparaba su «dolor» con el sentimiento de María Magdalena al encontrarse el sepulcro de Cristo vacío.

Para Cristina, una feligresa habitual, «lo peor de todo es preguntarse para qué quieren hacer daño con estas cosas», indicaba. «No consigo explicármelo», afirmaba con los ojos llorosos. Una de las hipótesis que se manejan en la investigación es que hayan podido robar el sagrario como una muestra de valentía, buscando la repercusión social de los hechos, para así acceder a algún grupo violento. No es el primer incidente que se produce en esta Parroquia en las últimas semanas. «En Nochebuena incendiaron la entrada de la puerta principal», recordó el párroco.

¿El camino de vuelta para sacerdotes casados vía Anglicanorum Cœtibus?


Quienes habían sido ordenados en la Iglesia católica y posteriormente se habían adherido a la Comunión anglicana, no pueden ser admitidos al ejercicio del ministerio sagrado en el Ordinariato.

CDF
Normas complementarias
a la constitución apostólica Anglicanorum Coetibus

Art. 6 § 2


Información de Church Times, Feb-11-2011. Traducción de Secretum Meum Mihi

Un “Ordinariato de Postulantes” ha sido creado por la diócesis de Perú en el Iglesia Anglicana del Cono Sur para acoger un número creciente de sacerdotes Católicos Romanos que están dispuestos a unirse a la Iglesia Anglicana.

En contraste con la situación en Inglaterra, en donde tres obispos se unieron recientemente al Ordinariato para exanglicanos establecidos por Roma, los clérigos están haciendo el viaje inverso en América del Sur.

El obispo de Perú, Mons. William Godfrey, dijo que, hasta ahora, cerca de diez sacerdotes católios romanos se habían unido al nuevo grupo a explorar la posibilidad de cambiar denominaciones. Algunos pueden llevar sus congregaciones con ellos.

Cerca de la mitad de ellos son de iglesias que se han independizado de la Iglesia Católica Romana, a menudo porque los sacerdotes se han casado.

El obispo Godfrey dijo que también había recibido peticiones de clero Romano Católico en Uruguay, Ecuador y Argentina, para unirse a la Iglesia Anglicana.

Dijo que no era totalmente nuevo para los católicos romanos hacer este viaje, como “La Iglesia Anglicana en América Latina no existiría si no fuera por excatólicos romanos”, pero los sacerdotes estaban abandonando en una escala mayor.

Dijo que muchos de estos sacerdotes estaban buscando estabilidad en su ministerio, y que el Postulado era “una especie de cuerpo donde estas personas pueden acercarse a la Iglesia Anglicana y experimentar su tradición litúrgica y pastoral y su teología, antes de tomar el paso final para ser recibidos. Proporciona una zona de amortiguamiento en la que podemos prepararlos para recibirlos”.

Mons. Godfrey cree que algunos sacerdotes pueden haber sido alentados por las palabras positivas del Papa Benedicto XVI sobre el Anglicanismo al configurar el Ordinariato, cuando Él fue “Extraordinariamente positivo” acerca de la tradición anglicana.

Dijo que el nuevo órgano no estaba destinado a ser “provocador” hacia el Catolicismo Romano; de hecho ha habído “un gran respeto hacia el Papa” en la región.

No hay motivación financiera para que los clérigos pasen a la Iglesia Anglicana, no hay garantía de una remuneración cuando se unen a la diócesis del Perú.

La diócesis cuenta actualmente con 35 clérigos, un aumento de sólo cuatro a finales de los 90.

Tiene dos seminarios en Lima y Arequipa. Las órdenes católico romanas son reconocidas por los anglicanos.

La diócesis se encuentra actualmente trabajando en cómo va a tratar con obispos de iglesias católicoromanas que deseen convertirse en Anglicanos.