Thursday, January 27, 2011

El rector de una catedral invita a los fieles a...¡qué!


El rector de la catedral de San Simón y San Judas de Phoenix, Arizona, ha escrito en el boletín de Ene-23-2011 (copia facsimilar en la imágen), una particular invitación, inusual por estos tiempos. La invitación es a que los fieles reciban la Sagrada Comunión en la boca. A continuación una traducción al español de Secretum Meum Mihi del boletín en mención.


Carta del Rector de Nuestra Catedral

Queridos Parroquianos,

Durante mi último año en el seminario, deliberadamente dejé de recibir la Sagrada Comunión en la mano, y empecé a recibirla en la lengua. Fue difícil al principio y estaba particularmente angustiado en dejar caer la Hostia, pues ya no tenía más el “control” recibiéndola en la mano.

La toma de conciencia de esta falta de control en realidad ofrece un beneficio espiritual adicional. En mi carta anterior he utilizado el término “vulnerabilidad” para describir la recepción en la lengua. Algunos de ustedes me dijeron que este término era especialmente útil. En la Misa de las 11:00 am el domingo pasado, he utilizado un antiguo símbolo de Cristo (que resultó estár en la vestidura que llevaba puesta) para ilustrar esta vulnerabilidad, un símbolo con raíces en una leyenda precristiana:

“[E]n tiempos de hambruna, la mamá pelícano se hiere a si misma, golpeándose el pecho con el pico para alimentar a sus crías con su sangre para evitar la inanición . Otra versión de la leyenda era que la madre alimentaba a sus hijos moribundos con su sangre para revivirlos de la muerte, pero a su vez perdía su propia vida. Teniendo en cuenta esta tradición, uno puede ver fácilmente por qué los primeros cristianos lo adaptaron para simbolizar a Nuestro Señor, Jesucristo”.
(Fuente:http://www.catholiceducation.org/articles/religion/re0682.html)

Recibir la Sagrada Comunión en la lengua da énfasis a nuestra completa dependencia de la iniciativa del Señor para alimentar nuestras almas, una importante distinción entre “ser alimentado” vs. alimentarnos a nosotros mismos. Sin embargo, la ansiedad natural que acompaña el intentar algo nuevo puede todavía estar allí.

Éstos son algunos consejos para recibir la Sagrada Comunión en la lengua con el objeto de aliviar la ansiedad y reducir el riesgo de lque a hostia caiga al suelo.

1. Cuando usted oiga las palabras “El Cuerpo de Cristo” responda “Amén”… antes de recibirla. Podemos estar muy enfocados en la recepción de una manera nueva y olvidar decir “Amén” o decirlo mientras se recibe o después.

2. Abra la boca y extienda la lengua. Esto hará más fácil para el ministro poner la hostia con firmeza en su lengua.

3. Sugiero que cierre sus ojos mientras la recibe. Esto reduce la tan común tentación de lanzarse hacia adelante hacia el ministro, lo que aumenta la posibilidad de tirar la Hostia. Abalanzarse hacia adelante también aumenta la posibilidad de contacto entre los dedos del ministro y la lengua del comulgante.

4. Deténgase un momento antes empujar la hostia dentro de su boca con la lengua. Retraer su lengua demasiado rápido hace de su lengua un blanco en movimiento. Sugiero un corto conteo ”mil uno” antes de retraer la lengua. ¡Tómese su tiempo!

5. ¡No muerda! Recibala en su lengua, no con los dientes.

6. Mantenga sus manos juntas en oración. Confunde al ministro cuando un comulgante simultaneamente extiende su lengua y sostiene sus manos en una forma tal que pareciera que tiene la intención de recibirla en la mano.

Un hombre en nuestra parroquia, después de recibir [la Sagrada Comunión] en la lengua durante una semana (en la Misa diaria y en la Misa del domingo), ¡me dijo que su sentido de reverencia y gratitud por la Eucaristía ya había aumentado! Aprecio esa retroalimentación, y también quiero agradecer a todos los que ya han aceptado la invitación a recibir la Sagrada Comunión en la lengua. Se notó el pasado domingo durante la Comunión.

Dios los bendiga... con mis oraciones ...

Reverendísimo Padre John Lankeit
Rector
Catedral de San Simón y San Judas

Confirmados abusos sexuales en monasterio suizo


Ya en otras ocasiones hemos expresado nuestro parecer acerca de que en Suiza puede ocurrir cualquier cosa, y ahora no vamos a cambiar de modo de pensar.

Información de Swissinfo, Ene-27-2011.

27 de enero de 2011
Confirmados abusos sexuales en monasterio suizo


En el curso de los últimos 65 años, 15 sacerdotes del monasterio de Einsiedeln (SZ) cometieron abusos sexuales. Cerca de 40 personas, incluidos menores de edad, fueron víctimas de esos actos.

La anterior es la conclusión de la investigación llevada a cabo por una comisión independiente.

Ese organismo, encabezado por el ex procurador de Zúrich, Pius Schmid, estableció que nueve monjes atacaron a niños y adolescentes. La mayoría de los casos de abuso remontan a los años 1960 y 1970 y fueron cometidos por tres monjes, según el informe presentado este jueves.

La comisión de investigación considera que el monasterio reaccionó cada vez que dio a conocer un caso. En 1998, adoptó medidas preventivas. Un solo caso fue identificado desde entonces e involucraba a un monje con problemas mentales.

Miedo

El abad de Einsiedeln Werlen Martin dijo que estaba alarmado por el gran número de casos probados. La comunidad monástica ha hablado abiertamente sobre el problema de abusos sexuales que ya no es un tema tabú. El abad también pidió perdón a las víctimas.

La comisión no se limitó al caso del monasterio, sino que se avocó también a todas las entidades afiliadas en Suiza y en el extranjero. Escuchó a las personas del monasterio y a las víctimas. Todos los casos de abuso descubiertos han prescrito.

De los tres monjes que cometieron el mayor número de abusos, dos habían sido trasladados. Un tercer monje fue identificado como parte de la investigación.

Cuando los casos fueron conocidos por el monasterio, la dirección respondió con la transferencia, suspensión o separación de los religiosos infractores, pero nunca presentó una denuncia. Una de las víctimas presentó seis denuncias.

Presentar denuncia

La comisión recomienda al monasterio no renunciar a presentar denuncias cuando se descubra un caso y aconseja informar a los monjes sobre los problemas de abuso sexual y pedofilia.

El monasterio debe asumir la responsabilidad si quiere permanecer fiel a su reputación y no arriesgar su credibilidad. Las medidas adoptadas en 1998 serán revisadas y, posiblemente, reforzadas.

Jesuitas alemanes proponen indemnización de €5000 a víctimas de sacerdotes abusadores en sus colegios. Víctimas consideran insuficiente el monto


Ya hace bastante tiempo se había hablado de que los jesuitas querían indemnizar a las víctimas de abusos sexuales en sus colegios alemanes (ver aquí), pero el asunto no es tan fácil como se piensa, los Jesuitas han propuesto una suma, pero las víctimas no están conformes con el monto.

Información de AFP, Ene-26-2011.

BERLÍN, 27 ene (AFP)— Los jesuitas de Alemania propusieron 5.000 euros (6.800 dólares) de indemnización a las víctimas de violencia sexual cometida por sacerdotes en sus colegios, lo que suma un millón de euros para las 200 personas concernidas, según un portavoz de la orden religiosa católica.

Tales indemnizaciones "no pueden compensar de ninguna manera los dolores infligidos", reconoció no obstante el portavoz Thomas Busch.

La oferta de resarcimiento, enviada por carta o por correo electrónico a las víctimas, se produce un año después de que estallara el escándalo con las revelaciones de abusos sexuales cometidos entre los años 1970 y 1980 en el muy exclusivo colegio jesuita Canisius de Berlín.

Posteriormente se revelaron más casos de abusos en otros colegios jesuitas de Hamburgo, Bonn y la Selva Negra (suroeste de Alemania).

Otras instituciones, en su mayoría católicas, se vieron afectadas por casos de pedofilia.

El jefe de la conferencia episcopal alemana, arzobispo Robert Zollitsch, reconoció que la Iglesia había "fallado".

La justicia alemana abrió varias investigaciones, pero la mayoría de los hechos prescribieron y muchos de los sacerdotes incriminados ya fallecieron.

Por lo menos 205 niños sufrieron agresiones, sexuales o no, en las últimas décadas en instituciones alemanas dirigidas por jesuitas, los cuales solían estar al tanto de lo que ocurría, indicó en un informe presentado en mayo, a pedido de la orden, la abogada Ursula Raue.

Información de agencia EFE, Ene-27-2011.

Berlín, 27 ene (EFE).- Las víctimas de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Compañía de Jesús en Alemania han rechazado por insuficiente la oferta de compensaciones económicas anunciada por los jesuitas para paliar los daños sufridos.

En declaraciones que publica hoy el rotativo Frankfurter Rundschau, Thomas Weiner, portavoz de las víctimas representados por el grupo "Eckiger Tisch" (mesa con esquinas), señala que la oferta de 5.000 euros para resarcir a cada uno de las 205 víctimas nominalmente conocidas es demasiado baja.

"Esa suma es absolutamente insuficiente para compensar los daños sufridos o para señalar un simple reconocimiento de culpa", afirma Weiner, quien considera incomprensible que las víctimas conocidas deban además presentar una solicitud personal.

Tras comentar que tampoco esta claro si se trata de una oferta o una declaración de intenciones, Weiner señala que los miembros de su grupo, todos ellos antiguos alumnos del colegio de elite jesuita de Berlín Canisius Kollegs, exigen como media una cantidad en torno a los 80.000 euros.

En una carta dirigida a los afectados conocidos de los abusos sexuales cometidos hace ya varias décadas por miembros de la Compañía de Jesús, el jefe de la orden en Alemania, Stefan Kiechle, se disculpó ayer por esos actos.

Además declaró que la orden ofrece a los afectados "tras la verificación de la pertinente solicitud el pago de 5.000 euros" como resarcimiento por los daños sufridos.

El portavoz de la orden en Alemania, Thomas Busch, comunicó desde Múnich que se han enviado a las víctimas correos electrónicos con la oferta y que en los próximos días éstas recibirán la documentación por correo ordinario.

Los jesuitas han aclarado que la oferta no será en concepto de "indemnizaciones" sino como "pago por reconocimiento" de los daños sufridos.

El portavoz de la Compañía de Jesús reconoció que el daño a las víctimas de abusos sexuales por parte de religiosos de la orden no se puede subsanar con pagos en metálico.

La oferta de 5.000 euros, según los jesuitas, habría sido acordada tras consultas con la Conferencia Episcopal de Alemania.

El pasado lunes el padre Klaus Mertes, rector del colegio Canisius Kolleg de Berlín, anunciaba a través del rotativo "Berliner Zeitung" la creación de un fondo "de un millón de euros" para atender a las víctimas de los abusos conocidos hace un año, lo que convierte a los jesuitas en los primeros religiosos que ofrecen indemnizaciones.

Mertes fue quien destapó el escándalo en una rueda de prensa celebrada en enero de 2010, en la que reconoció los abusos cometidos en el pasado por varios miembros de la congregación en su propio centro escolar y otros colegios del país, tras recibir varias denuncias de afectados.

La mayoría de los casos de abusos sexuales en centros de los jesuitas u otras instituciones religiosas se remiten a décadas atrás y los educadores o tutores que los cometieron han fallecido o tienen una edad muy avanzada.