Monday, January 24, 2011

¡Católico, no necesitas ir a ninguna parte a que te subviertan, en tu propria Catedral podrás hacerlo!


La Catedral del Santísimo Nombre de Chicago, Estados Unidos, ofrece clases de “yoga católico”.

En el sitio de internet de la Catedral, que también es parroquia, dice:

“Únasenos para explorar los múltiples beneficios espirituales y físicos de la práctica del yoga mientras explícitamente se integran oraciones y temas espirituales de nuestra fe Católica. Las sesiones típicas incluirán una oración de apertura, movimientos inspirados y fortalecimiento, y oración contemplativa para cerrar. El programa se enfocará en torno a varios temas para coincidir con el calendario litúrgico y la progresión de nuestra vida de fe a través de los tiempos [litúrgicos]. No se necesita experiencia previa en yoga”.

Las instructoras de “yoga católico” son, Ali Niederkorn, quien dice ser “católica devota y yogi practicante”; y Dina Wolf, instructora certificada de yoga cuyos hijos gemelos reciben educación religiosa en la Catedral del Santísimo Nombre.

En la información brindada se dice que tanto Niederkorn como Wolf son “parte de la comunidad católica de Chicago”.

Cardenal holandés testificará en caso de abusos a menores



Información de Radio Netherlands, Ene-24-2011.

Cardenal Simonis testifica en caso de abusos a menores
Publicado el : 24 Enero 2011


El prelado, conocido por sus controversiales declaraciones sobre abusos sexuales, deberá por primera vez presentarse como testigo para dar a conocer la información de la que contaba. El martes, el cardenal Ad Simonis comparecerá ante el juez en Middelburg en un publicitado caso de abusos sexuales.

Esta es la primera vez que un religioso católico de tan alta jerarquía presta declaración sobre abusos sexuales en un tribunal holandés.

El caso de Middelburg ha sido presentado por un hombre de 34 años que fue violado por el ahora anciano “padre Jan N.” El delito tuvo lugar a comienzos de los años noventa en Terneuzen, cuando el sacerdote cumplía servicios en el obispado de Breda. A través del testimonio del cardenal Simonis y otros funcionarios eclesiásticos, la víctima quiere probar que el obispado es culpable de negligencia por no tomar las medidas necesarias para evitar los abusos sexuales.

Ocultar la pedofilia

La semana pasada, el obispo de Breda Hans van den Hende y el prior de los salesianos holandeses Herman Spronck, prestaron declaración. Spronck reconoció que su orden, la primera en la que se desempeñó el “padre Jan”, no informó al obispado de Breda sobre las actuaciones pedófilas del sacerdote.

De hecho, con anterioridad el “padre Jan”, como director del centro juvenil Don Bosco en Rijswijk, había cometido graves abusos contra niños. En 1979 fue arrestado y reconoció su culpa pero al cabo de una semana de cárcel salió en libertad con permiso de enfermedad. Su caso fue archivado en 1980 por el oficial de justicia de La Haya. Las razones para ello no se saben. El dossier ha sido destruido por el Ministerio Público.

“Un poco reprochable”

Cinco años después, el “padre Jan” volvió como pastor a Terneuzen, en una parroquia que cae bajo la jurisdicción del obispado de Breda. Según el prior salesiano Spronck, la congregación no tenía entonces información sobre las faltas cometidas anteriormente por el “padre Jan”. En 1990, el sacerdote fue condenado por abusos deshonestos contra varios niños. Recibió una condena de cuatro meses de pena condicional y 160 horas de trabajo social.

El testimonio de Spronck pareció haber lavado de culpa al obispado de Breda. El prior reconoció que tal vez una advertencia podría haber evitado que el sacerdote hubiera delinquido nuevamente. “Quizás sea un poco reprochable”, calificó el salesiano ante la televisión holandesa el actuar de su congregación.

¿Cuánto sabía Simonis?

Ahora el cardenal Simonis debe testificar sobre lo que sabía del caso anterior en Rijswijk. En ese entonces era obispo de Rotterdam, jurisdicción en la que cae la ciudad.

El propósito del testimonio es establecer si hay una base para una persecución civil contra el obispado de Breda y la exigencia de una indemnización.

El cardenal Simonis

Se espera que lo que declare el cardenal Simonis en Middleburg no sea demasiado controversial. El prelado se ha vuelto más cuidadoso después de su poco feliz declaración (“No sabíamos nada”) en marzo de 2010 a un programa de televisión. Las palabras recordaban la manera cómo la población alemana alegaba su desconocimiento de la persecución de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

La reputación del cardenal sufrió todavía más daños después de las revelaciones publicadas por Radio Nederland y el diario NRC Handelsblad. En 2007, tomó como acólito a un religioso que había sido destituido por abusos sexuales. Esto ocurrió dos años después que él, como arzobispo, había implantado una regla de investigación, de antecedentes para el nombramiento de personal eclesiástico. Anteriormente, en 1983, el recientemente asumido arzobispo Simonis, permitió la permanencia de un sacerdote a pesar de saber que el hombre era pedófilo y que había cometido violaciones.

Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital: Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales
5 de junio 2011

[Italiano, Francés, Inglés, Alemán, Portugués, Español]

Obispo de Niza, Francia visita la FSSPX/SSPX


Vía Le Forum Catholique nos enteramos que Mons. Louis Sankalé, Obispo de Niza, Francia, ha visitado a la FSSPX/SSPX. Las fotografias de este hecho aparecen en el propio sitio de internet de la diócesis de Niza.



El P. Moulin de la Fraternidad de San Pío X, abre la puerta de la capilla de Sainte-Claire al Sr. Obispo


Intercambio cordial en la oficina del P. Moulin