Friday, January 07, 2011

Mons. Nicola Bux: ¡Que llegue la paz liturgica!


Paix Liturgique, Correo 12 - 4 Enero 2011.

En el tercer encuentro de Réunicatho, una asociación de fieles vinculados a la liturgia tradicional, realizado en la región parisina, en noviembre de 2010, el invitado de honor fue Monseñor Nicola Bux. Promotor reconocido de la reforma de la reforma deseada por el Santo Padre, profesor de liturgia oriental en la Facultad de Teología de Pouilles, consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Santo Padre y de la Congregación para el Culto Divino, Monseñor Bux es también autor de numerosas obras. La última, que acaba de ser publicada en Italia, lleva un título provocador: “Cómo ir a misa y no perder la fe” (ediciones Piemme) y tiene por objeto recordar a los católicos practicantes y a los sacerdotes qué es la misa, basándose en los orígenes históricos y subrayando su significado espiritual.

Como conclusión de su intervención en Versalles, Mons. Bux eligió el tema de la paz litúrgica. Como sus palabras, que tuvieron gran eco en Francia, dirigidas tanto a los curas párrocos como a los fieles, son válidas para toda la Iglesia, este mes las proponemos en exclusiva.

I – EL DOCUMENTO: La conclusión de la conferencia de Mons. Bux en el coloquio de Réunicatho del 21 de noviembre de 2010, en Versalles.

Después de la reforma litúrgica y de la implementación del concilio, muchas voces se levantaron contra éstas y otras medidas. Todo ello condujo a un endurecimiento de las diferentes posiciones y al deterioro del clima adentro y fuera de la Iglesia.

Algunos, sin dejar de denunciar lo que no compartían de dichas reformas, continuaron obedeciendo al Papa como devotos hijos de Roma; un solo nombre entre tantos otros: el Cardenal Alfredo Ottaviani.

Otros, con su conducta, se alejaron efectiva y prácticamente de Roma.

Con el Motu Proprio Summorum Pontificum, el Santo Padre Benedicto XVI buscó también curar esta terrible herida y promover la paz litúrgica.

He dicho “también”, porque el Motu Proprio, según el Santo Padre, no debe tener sólo esa finalidad. En efecto, la liturgia se encuentra en el centro de la obra de restauración y de reconciliación querida por el Santo Padre. En su reciente mensaje a la conferencia episcopal italiana el Papa explica que: “El creyente auténtico, de todos los tiempos, experimenta en la liturgia la presencia, el primado y la obra de Dios. La liturgia es “veritatis splendor” (Sacramentum Caritatis, 35), acontecimiento nupcial, anticipo de la ciudad nueva y definitiva y participación en ella, cielo abierto a los hombres en la tierra, pasaje del mundo hacia Dios; es Pascua, por la Cruz y la Resurrección de Jesús; es el alma de la vida cristiana, llamada a la imitación de Cristo, reconciliación que se hace caridad fraterna”. Para el Papa, sólo mediante el encuentro alrededor del altar de la Redención, los sacerdotes y los fieles irradiarán la palabra de Cristo, en un país con un catolicismo en declive como Francia. Y, dentro de este espíritu, la liturgia tradicional es esencial, pues vuelve a poner el culto divino en el primer lugar de las preocupaciones de los católicos.

El Summorum Pontificum fue querido por el Papa como un instrumento destinado a dar de nuevo su primacía a la liturgia. De hecho, la forma extraordinaria es propuesta como una pedagogía de la forma ordinaria:

-para los sacerdotes que desean revivificar el ars celebrandi
-para los fieles que quieren comprender o reencontrar el sentido de la liturgia eucarística.

Si en el Motu Proprio, el Santo Padre menciona a los fieles vinculados a la liturgia tradicional, en la “Carta a los obispos” se encarga de indicar que la forma extraordinaria atañe a todo el pueblo de Dios: “Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y darles el justo puesto”. Entre otras cosas, la forma extraordinaria es una ocasión para que los sacerdotes vuelvan a apropiarse el uso de la lengua latina, y para que los fieles se impregnen del espíritu de la liturgia, culto querido por Dios para su gloria y nuestra Salvación. Pero debo señalar también que no se puede, en principio, rechazar el Novus Ordo, y ello, para conformarse con el principio de la comunión eclesial. Por cierto, esto se aplica tanto a los laicos como a los sacerdotes. En efecto, no se puede absolutizar un rito, porque los ritos son medios específicos de estructuración de la unidad de la Iglesia. Por ello esperamos, y en particular de parte de quienes aman la Tradición católica y romana, un ejemplo de obediencia al Santo Padre.

Todos debemos imitar al Santo Padre, que ha promulgado este acto gratuito de amor. Como recordó a los obispos en su visita a París: “Nadie está demás en la Iglesia”.

Recordad siempre ejercer la caridad hacia vuestros hermanos, en especial, hacia aquéllos que tienen ideas diferentes de las vuestras y que pueden, a veces, estar en el error. De hecho, a la invitación tan abierta del Pontífice, no se puede responder con una cerrazón.

Por último, quisiera decir que, en Italia, la aplicación del Motu Proprio se debe, con frecuencia, a la iniciativa de los párrocos. Y los fieles siguen, en general sin dificultad, prueba de la existencia de una gran demanda silenciosa que duda, muchas veces, en manifestarse por su propia iniciativa.

Finalmente, quisiera insuflar un poco de ánimo a los curas párrocos.

Haciendo suyo el Motu Propio, pueden participar de modo concreto y en forma útil en la obra de “reconciliación interna en el seno de la Iglesia” querida por el Santo Padre en la “Carta a los obispos” que acompaña a Summorum Pontificum. Las tensiones que pudieran existir entre los grupos de fieles que solicitan la misa según el modo extraordinario, los párrocos dubitativos y los obispos hostiles, serían mucho menores si los párrocos se animaran a utilizar la libertad que les da el Papa. Desde luego, no se trata de imponer el Misal de Juan XXIII a la comunidad parroquial de la noche a la mañana, sino de aprovecharlo para implementar una catequesis específica y progresiva.

Espero ver a muchos sacerdotes celebrar el Vetus y el Novus Ordo, porque, como nos enseña Oriente, la existencia de varias formas de un mismo Rito es un gran tesoro que debemos aprender a descubrir, preservar y cultivar.


II – LAS REFLEXIONES DE PAIX LITURGIQUE

1) Contrariamente a lo que se todavía se escucha algunas veces, el Motu Proprio de 2007 sobre la liturgia tradicional no es sólo un gesto destinado a los “tradicionalistas”. Si ese fuera el caso, una simple adaptación del Motu Proprio de 1988 habría bastado ampliamente. De hecho, explica Mons. Bux, “la liturgia tradicional es esencial porque vuelve a poner el culto divino en el primer plano de las preocupaciones de los fieles”. Y precisamente, es una de las constantes del cardenal Ratzinger, convertido en Benedicto XVI, ver la liturgia como el “centro de la obra de restauración y de reconciliación” que necesita la Iglesia. La liturgia es central porque todas las miradas de los fieles convergen hacia ella el domingo en todas las parroquias del mundo, y también porque de ella irradian, con mayor o menor fuerza, las verdades de la Fe.

2) De hecho, Mons. Bux precisa la función del Motu Proprio Summorum Pontificum, al describir la forma extraordinaria “como una pedagogía de la forma ordinaria”. ¿Para quién? “Para los sacerdotes que desean revivificar el ars celebrandi" y "para los fieles que quieren comprender o reencontrar el sentido de la liturgia eucarística”. Aquí está el corazón del enriquecimiento muto de las dos formas del rito, al que aspiraba el Papa en su “Carta a los obispos” del 7 de julio de 2007: “En la celebración de la Misa según el Misal de Pablo VI se podrá manifestar en un modo más intenso de cuanto se ha hecho a menudo hasta ahora, aquella sacralidad que atrae a muchos hacia el uso antiguo”, escribía en efecto. Naturalmente, en esa perspectiva, el marco ordinario de la celebración de la forma extraordinaria del rito romano (su derecho común, en definitiva) no puede ser más que la parroquia territorial (aun cuando la parroquia personal, prevista por el texto del Motu Proprio, también puede implementarse en tal o cual situación particular).

3) No silenciaremos el llamado que lanza Mons. Bux a los católicos vinculados a la liturgia tradicional, donde nos invita a “no absolutizar el rito”, y a no “negar”, por principio, “el Novus Ordo”. Recordemos, al respecto, que la mayoría de los que solicitan la forma extraordinaria son fieles que asistían hasta ese momento a la misa moderna. Los sondeos internacionales encargados por Paix Liturgique indican que alrededor de un tercio de los católicos practicantes –que hoy asisten cada domingo a la misa celebrada en la forma ordinaria– asistirían gustosos a la forma extraordinaria del rito romano si fuera celebrada en su propia parroquia; en estos casos, se trata, por cierto, de fieles “silenciosos”, que van a la forma ordinaria a falta de otra posibilidad en su parroquia.

El Camino Neocatecumenal no será suspendido en Japón



Información de agencia ZENIT, Ene-07-2011.

MADRID, viernes 7 de enero de 2011 (ZENIT.org).- El Camino Neocatecumenal no será suspendido en Japón en cinco años, tal como había anunciado la Conferencia Episcopal de este país, sino que se buscará una solución dialogada a los posibles desencuentros.

Esta es la principal conclusión de la reunión mantenida el pasado 13 de diciembre de 2010 entre el Papa Benedicto XVI, una representación de varios obispos japoneses, entre ellos el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Leo Ikenaga, y algunos responsables de dicasterios de la curia romana, entre ellos el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone.

Esta decisión fue comunicada recientemente por escrito, por parte de la Secretaría de Estado, a los iniciadores del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y Mario Pezzi, según informó hoy a ZENIT Álvaro de Juana, delegado de comunicación de esta realidad eclesial en España.

La reunión entre el Papa y los representantes del episcopado japonés se celebró con el fin de tratar algunos aspectos sobre el Camino Neocatecumenal en este país asiático.

La causa de la misma fue la decisión, manifestada públicamente a principios de Adviento por los prelados japoneses, de que esta realidad eclesial suspendiera sus actividades en el país en el plazo de cinco años.

Según explicó De Juana, “la Santa Sede ha tomado una serie de decisiones. La primera de ellas indica que la suspensión del Camino Neocatecumenal en Japón por cinco años –como pretendía la Conferencia Episcopal del país- no es admisible”.

Por otro lado, apuntó, “el diálogo entre los obispos de Japón y el Camino Neocatecumenal deberá ser retomado lo antes posible con la ayuda de un delegado competente que tenga amor por el Camino y respeto por los problemas de los obispos”.

“Por último, éstos deben dar -si fuera necesario- indicaciones concretas al Camino para cada una de sus propias diócesis, evitando pronunciamientos de la Conferencia Episcopal”, explicó De Juana.

“La Santa Sede señala además que la Secretaria de Estado será la encargada de dar las instrucciones necesarias y tratará, en contacto con la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, las cuestiones referentes a la presencia del Camino en dicho país”, concluyó el portavoz del Camino.

Esta decisión supone un punto de referencia importante ante la cuestión planteada por el rechazo del episcopado japonés al Camino Neocatecumenal, una realidad eclesial postconciliar surgida en España de mano del pintor Kiko Argüello, y que hoy está presente en más de 5.000 parroquias en los cinco continentes.


Entradas relacionadas: Arzobispo de Tokio: “Estoy profundamente triste de ver la división, el conflicto y el caos que subsigue al Camino Neocatecumenal cuando se mueve entre nosotros”, El obispo de Takamatsu suspende las actividades de Camino Neocatecumenal en su diócesis, Obispos de Japón no están dispuestos a dejar quieto el asunto con el Camino Neocatecumenal. Neocatecumeales reciben espaldarazo del Consejo Pontificio para los Laicos y serán recibidos en audiencia por el Papa, Obispos japoneses quieren que Neocatecumenales cesen actividades en Japón por cinco años, El Papa se reune con los obispos japoneses para discutir sobre actividad de los Neocatecumenales en Japón, Obispos Japoneses encuentran dificultades con los Neocatecumenales.

Mons. André-Joseph Léonard ofrecerá Misa según Forma Extraordinaria


El blog Summa Catholica Ad Mentem reporta que el Arzobipso de Bruselas y Primado de Bélgica, Mons. André-Joseph Léonard, celebrará una Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Latino el próximo 30 de Enero estableciendo oficialmente la presencia de la FSSP en la capital belga.

En Noviembre pasado el sitio de internet de la FSSP en Bélgica anunciaba el establecimiento de un nuevo apostolado en Bruselas en la iglesia de Saints-Jean-et-Étienne-aux-Minimes, que es el mismo sitio en donde se celebrará la Misa aludida de Mons. Léonard a las 17:30 horas locales.


Entrada relacionada: Primer reporte de Misa Pontifical de Mons. André-Joseph Léonard, Primado de Bélgica.

Muchas acusaciones de abusos en contra de sacerdotes católicos son “completamente falsas”


Muy interesante es el informe presentado en Ene-02-2011 por The Media Report, en el cual simple y llanamente se afirma que muchas acusaciones de abusos en contra de sacerdotes católicos son “completamente falsas”; lo llamativo del asunto es que poca importancia se le ha dado por parte de los medios de comunicación. Aquí una corta reseña tomada da del blog Actualidad y Análisis, Ene-05-2011.

Informe especial de The Media Report: “muchas reclamaciones de abuso contra sacerdotes son falsas”

«Mi investigación ha aportado elementos objetivos que no podían conciliarse con las declaraciones de presuntas víctimas. En otras palabras: muchos hechos han demostrado que las acusaciones eran falsas». Son palabras del abogado Donald H. Steier quien ha elaborado un importante informe-investigación publicado en The Media Report (hecho público el 2 de enero de 2010. Véase completo en el siguiente enlace) con el que estaría probando que no pocas de las acusaciones contra la Iglesia son falsas.

De acuerdo al informe-investigación de Steier, muchas de esas personas estarían manipuladas por la asociación americana de víctimas de sacerdotes pedófilos (SNAP por sus siglas en ingles), quien les habría impulsado a inventar los supuestos casos (en otro artículo hemos tratado indirectamente el caso de SNAP. Véase aquí). El informe de diez páginas del abogado Steier pondría al descubierto un gran fraude, sobre todo en casos relativos a la arquidiócesis de Los Ángeles.

El informe-investigación de Donald H. Steier no dice que no haya habido casos ciertos sino que probaría que habría una gran número de inventados.

The Media Report es un proyecto de David Pierre para analizar y comentar la información relativa a la Iglesia católica en los diferentes medios de comunicación actual, especialmente en ámbito estadounidense.

En el reciente libro Luz del Mundo, Benedicto XVI mencionó sobre el tema de los abusos: «Saltaba a la vista que la información dada por la prensa no estaba guiada por la pura voluntad de transmitir la verdad sino que había también un goce en desairar a la Iglesia y en desacreditarla lo más posible. Pero, más allá de ello, debía quedar siempre claro que, en la medida en que es verdad, tenemos que estar agradecidos por toda información. La verdad, unida al amor bien entendido, es el valor número uno».

Lo he dicho más de una vez: un solo caso de abuso es motivo suficiente para reprobar y buscar que ese tipo de crímenes no se vuelva a repetir. De hecho, en libro arriba citado el Papa dice de ellos que «Los casos de abuso en el ámbito eclesial son más graves que en otros ámbitos». Pero el ensañamiento que algunos han querido tomar contra la Iglesia es otra cosa. Este informe-investigación es quizá el primer paso para clarificar sobre este tema.

Exorcistas contra el crimen en México


Información de BBC Mundo, Ene-05-2011.

Exorcistas contra el crimen en México
Alberto Nájar
BBC Mundo, México


Una expresión popular en México para describir una cadena de desgracias es decir que "el demonio anda suelto". La Iglesia Católica parece creer que la frase es oportuna ante el clima de violencia que ha causado la muerte a más de 30.000 personas en los últimos cuatro años.

Para la iglesia, detrás de la ola delictiva existen algunas personas influenciadas por el satanismo. Y para combatirlo la Arquidiócesis de Ciudad de México pretende capacitar más sacerdotes exorcistas que luchen contra "prácticas satánicas" que provocan la violencia.

Su tarea no es acompañar a los policías y soldados que combaten a los carteles de la droga, sino formar grupos de oración para rescatar a los influenciados por el mal, explica el sacerdote Pedro Mendoza Pantoja, coordinador de los exorcistas en la capital mexicana.

"Se le ha facilitado al demonio atacar, se le ha hecho más fácil su trabajo", dice en conversación con BBC Mundo.

El trabajo de los sacerdotes exorcistas aumentó en los últimos años a tal nivel que la Iglesia mexicana propone tener a por lo menos uno de estos especialistas en cada parroquia importante del país.

El camino del mal

Recientemente, la Arquidiócesis de la capital publicó un compendio de las prácticas demoníacas más comunes, que servirá como manual para capacitar a sacerdotes exorcistas.

El documento se llama "Líbranos del Mal", y ofrece una catequesis sobre la figura de Satanás, así como las formas como influiría a los seres humanos.

Una de las vías más comunes sería la práctica de ritos espiritistas, ocultismo, brujería o la veneración a imágenes consideradas semi-religiosas como la Santa Muerte, dice el sacerdote Mendoza.

Es algo cada vez más común entre narcotraficantes, sicarios o secuestradores.

En marzo de 2009, por ejemplo, la Policía Federal derribó cientos de altares dedicados a esta figura en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en el noreste del país.

La ciudad es una de las principales zonas de operación del cartel de Los Zetas, según la Secretaría de Seguridad Pública.

Además, hace unos días, la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Distrito Federal capturó al líder del Santuario Nacional de la Santa Muerte, David Romo, a quien acusa de participar en una banda de secuestradores.

La ruta del bien

Decapitaciones, homicidios múltiples, tortura, mutilación de personas. Son prácticas que aparecen con frecuencia en México, especialmente las zonas en disputa por carteles de la droga.

Es un conflicto social que según la Iglesia tiene su origen en la pérdida de fe y valores familiares. Un campo fértil para las andanzas del demonio, asegura el coordinador de los exorcistas.

"Hay gente que se aleja de Dios y busca lo mágico, la salida fácil a los problemas", explica.

Muchas personas "pueden ser influenciadas por Satanás", que les obliga a cometer acciones violentas en contra de su voluntad, y es éste el trabajo principal de los exorcistas, dice Mendoza Pantoja: los sacerdotes, acompañados por un grupo de oración, deben evangelizar de nuevo a las víctimas para liberarlas y protegerlas de nuevas acechanzas.

Hasta ahora la Iglesia ha atendido una docenas de casos en los últimos años: obsesiones, paranoia o enfermedades "causadas por influencia del maligno".

El sacerdote Mendoza Pantoja añade que "promover la fe" es el mejor remedio contra la violencia.

Y "no hay que hablar tanto del diablo, sino de Dios", insiste.