Saturday, October 22, 2011

Secretario de la Conferencia episcopal de Colombia: “es posible que la Iglesia... acepte que la mujer sea sacerdotisa”

Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia.

Juan Pablo II
Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis N° 4
May-22-1994

Pregunta: Si la doctrina que debe mantenerse de manera definitiva, según la cual la Iglesia no tiene facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres propuesta en la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis, se ha de entender como perteneciente al depósito de la fe.

Respuesta: Sí.

Esta doctrina exige un asentimiento definitivo, puesto que, basada en la Palabra de Dios escrita y constantemente conservada y aplicada en la Tradición de la Iglesia desde el principio, ha sido propuesta infaliblemente por el Magisterio ordinario y universal (cf. Lumen gentium, 25,2). Por consiguiente, en las presentes circunstancias, el Sumo Pontífice, al ejercer su ministerio de confirmar en la fe a sus hermanos (cf. Lc 22,32), ha propuesto la misma doctrina con una declaración formal, afirmando explícitamente lo que siempre, en todas partes y por todos los fieles se debe mantener, en cuanto perteneciente al depósito de la fe.

El Sumo Pontífice Juan Pablo II, durante la Audiencia concedida al infrascrito Cardenal Prefecto, ha aprobado la presente Respuesta, decidida en la Reunión ordinaria de esta Congregación, y ha ordenado su publicación.

Congregación Para la Doctrina de la Fe
Respuesta acerca de la doctrina de la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis
Oct-28-1995


El secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, Juan Vicente Córdoba Villota, S.I., Obispo auxiliar de Bucaramanga, para quien contrario a lo que dice la Iglesia, existe el sacramento de la confesión por internet (ver aquí), ahora ha salido con una nueva perla, esta vez respecto del sacramento del Orden Sacerdotal.

En un artículo aparecido en la revista colombiana Don Juan del mes de Octubre de 2011 (artículo completo aquí, PDF), en el cual se habla de la única mujer colombiana “sacerdotisa”, la cual en realidad es una de aquellas pertenecientes al movimiento NO católico “Roman Catholic Womenpriests” (recientemente informabamos de un incidente relacionado con este movimiento ocurrido en Roma, ver aquí), y para contrastar en la nota se hace la respectiva consulta con la Conferencia Episcopal Colombiana, cuyo secretario, y en este caso portavoz, es Mons. Córdoba, quien en lugar de afirmar la posición de la Iglesia respecto de la Ordenación sacerdotal para las mujeres (la cual citamos al comienzo), profiere las siguientes palabras (publicadas en la página 129 de la revista. Copia del original impreso en la imágen):


“[E]s posible que la Iglesia católica, apostólica, romana acepte que la mujer sea sacerdotisa, dado que no es un asunto de esencia dogmática de la doctrina y el evangelio”

Y como en fechas recientes un cardenal de la Iglesia afirmaba que no existe fundamentalmente ningún obstaculo teológico para la ordenación sacerdotal de mujeres (ver aquí); ante lo cual inicialmente se dijo que había sido tomado fuera de contexto (ver aquí); la Secretaría de Estado Vaticana lo citó para que diera las respectivas aclaraciones (ver aquí); y finalmente tuvo que dar reversa por medio de un comunicado (ver aquí); lo mínimo que esperaríamos es que, ante iguales circunstancias, a Mons. Córdoba se le dé exactamente el mismo trato que se le dió a aquel Príncipe de la Iglesia.

¡Houston Vaticano, We have a problem...!


Entradas relacionadas: Secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana lo confirma: En Colombia sí hay confesión vía internet (!?), ¿No tienes problemas con la confesión “vía internet”?, ¿No ves inconveniente en opinar contrario a la Iglesia respecto de la ordenación sacerdotal para mujeres? ¡Entonces Tú puedes ser obispo diocesano!