Tuesday, September 13, 2011

¿Un inminente acuerdo Roma-FSSPX/SSPX?


La primera información proviene de Le Figaro, que en su página 2 de la edición impresa de hoy, Sep-13-2011 (copia facsimilar en la imágen), dedica un artículo amplio firmado por Jean-Marie Guénois sobre la reunión que ocurrirá mañana, Sep-14-2011, en el Vaticano entre el Card. Levada y el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay.

Dice Le Figaro:

Le Figaro está en capacidad de revelar que la Santa Sede podría, por primera vez, admitir que estos puntos abordados por los “integristas” no son considerados como “esenciales” a la fe católica hasta el punto de dejar fuera de la Iglesia a aquellos que no los admiten. Y que sólo será mantenida como fundamental la comunión con la Santa Sede sobre la que se funda la fe católica desde hace veinte siglos, y no sobre la interpretación del último concilio a la fecha.

Al final del artículo Le Figaro cita a Mons. Fellay en una entrevista concedida el pasado Ago-15-2011 (publicada originalmente en La Porte Latine, traducción al español en Santa Iglesia Militante), en la cual Fellay afirmaba que “si estamos de acuerdo en un punto, es que sobre ningún punto estamos de acuerdo”, para luego decir que el propósito de las discusiones doctrinales no era para llegar a un acuerdo sino para “saber claramente sobre qué” basan las diferencias, lo cual no sería esencial para la fé católica.

Justamente sobre este último punto podría girar el encuentro de mañana en el Vaticano. Presten atención a esto, que es muy parecido, escrito por Andrea Tornielli hoy en Vatican Insider:

Vatican Insider ha recibido la siguiente información: el superior de los lefebvrianos recibirá un documento de dos páginas en el que aparecen las valoraciones de la Santa Sede (con el visto bueno del Papa) sobre los encuentros doctrinales que se desarrollaron en los meses pasados entre el Vaticano y la Fraternidad. Un documento bastante breve, pero puntual, que contiene las respuestas a los problemas que se trataron durante aquellos encuentros sobre la interpretación de los textos del Concilio Vaticano II que tienen que ver con la libertad religiosa, el ecumenismo y la eclesiología.

Monseñor Fellay, que hasta ahora (como superior de la Fraternidad) no ha participado en los encuentros, todavía no conoce el contenido del documento que recibirá mañana. El ex Santo Oficio le pedirá su parecer, con calma, para responder en tiempos razonables, aunque no sea inmediatamente. Los lefebvrianos tendrán que establecer su posición: podrán pedir aclaraciones a la Santa Sede, pero ya no podrán tergiversar la información.

Aceptar el documento es considerado en el Vaticano como la condición imprescindible para la plena comunión, que establece incluso el reposicionamiento jurídico de la Fraternidad, fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre, mediante la constitución de un ordinariado semejante al que ya está en vigor para los anglicanos.