Monday, September 19, 2011

Obispo mexicano defensor de “la Iglesia indígena” reemprende lobby en el Vaticano


La Santa Sede ya hace unos once años tomó cartas en el asunto de la tal “Iglesia indígena” que artificialmente ha tratado de crear el obispo Felipe Arizmendi de San Cristobal de las Casas, México (ver aquí) pero ahora el obispo Arizmendi reemprende su trabajo de lobby en las altas esferas vaticanas.

Información de agencia Notimex, Sep-18-2011, vía SDP Noticias.

Llevarán a El Vaticano propuesta sobre diáconos indígenas

San Cristóbal de las casas, Chis., 18 Sep. (Notimex).- El obispo Felipe Arizmendi Esquivel adelantó que viajará a El Vaticano para buscar que de nueva cuenta se autorice la ordenación de diáconos indígenas.

Manifestó que "hay esperanzas firmes de que en un futuro cercano se logre el permiso".

En entrevista sobre la suspensión establecida por la Curia Romana desde 2001, anticipó que en su visita hablará con varios cardenales vicarios de distintas oficinas para seguir en la construcción de las condiciones que levanten esa restricción que ya cumple 10 años.

Aprovecharé también para dialogar con algunos colaboradores del Papa Benedicto XVI, con el objeto de platicar sobre los avances en la diócesis a su cargo, del crecimiento en la cifra de vocaciones sacerdotales y de la preparación de los candidatos a diáconos.

"La intención es hablar en nombre de la diócesis y seguir caminando en la inculturación de esta Iglesia", recalcó en la Catedral de la Paz.

Puntualizó que aunque por el momento no hará la petición formal de que se levante la restricción, "voy a ir creando condiciones informativas para que con el tiempo podamos reabrir este camino tan importante de la ordenación de diáconos (permanentes)", expuso.

Resaltó la importancia para que en la diócesis se sigan ordenando diáconos indígenas, ya que en la actualidad hay unos 320 prospectos, pero algunos ya están demasiado enfermos o son de avanzada edad.

Confirmó además que las reliquias del beato Juan Pablo II llegarán a esta ciudad el próximo 4 de octubre y se entregarán un día después a la diócesis de Tapachula.

Dijo que para la diócesis es de suma importancia la visita porque Juan Pablo II pidió muchas veces el respeto a los derechos de los indígenas.

Añadió que "sería una contradicción que venga aquí donde hay una población indígena y que siguiéramos con menosprecios hacia ellos".