Tuesday, July 05, 2011

Portavoz Vaticano: Ordenaciones de la FSSPX/SSPX son ilegítimas


La nota ha aparecido hoy en Radio Vaticano en italiano. Tengase en cuenta que este no es un pronunciamiento oficioso del Portavoz vaticano (como erroneamente lo han informado varios medios), es una de esas tantas ocasiones cuando simplemente permite ser entrevistado o concede declaraciones a la prensa.

Las ordenaciones sacerdotales hechas recientemente por la Fraternidad San Pío X deben considerarse “ilegítimas”: es cuanto ha afirmado el director de la Oficina de Prensa vaticana, padre Federico Lombardi, repondiéndo a algunas preguntas sobre el asunto. El Padre Lombardi ha reafirmado lo que ha dicho el Papa en su carta a los obispos de la Iglesia Católica del 10 de Marzo de 2009:

“Hasta que la Fraternidad (San Pío X) no tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia (...) hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros (...) no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia”.


Actualización Jul-05-2011 (14:15 UTC) : Este es el texto de la noticia divulgada por la misma Radio Vaticano, pero esta vez en español. La nota reafirma que se trata de una respuesta ofrecida a los periodistas por el portavoz vaticano, y no un comunicado publicado por la Oficina de Prensa, ni un pronunciamiento oficioso de su director.

Martes, 5 jul (RV).- Respondiendo a algunas preguntas acerca de las ordenaciones cumplidas recientemente por la Fraternidad San Pío X, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, ha reiterado cuanto escribe el Papa en su Carta a los Obispos de la Iglesia Católica, del 10 de marzo de 2009.

Misiva en la que Benedicto XVI señala que, «hasta que la Fraternidad no tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia (...) Y hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia y sus ministros (...) no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia». Por lo tanto las ordenaciones se siguen considerando aún ilegítimas.