Friday, January 14, 2011

Obispos de Japón no están dispuestos a dejar quieto el asunto con el Camino Neocatecumenal. Neocatecumenales reciben espaldarazo del Consejo Pontificio para los Laicos y serán recibidos en audiencia por el Papa


Hemos traducido dos despachos de diferentes agencias noticiosas, los cuales brindan una radiografía de la situación actual del Camino Neocatecumenal y los obispos japoneses. Aquí es donde nos extraña que siendo hispanoparlantes los fundadores del Camino Neocatecumenal, los medios de comunicación en español —nos referimos a los que se denominan católicos— no informen nada o casi nada al respecto.

1— Información de UCA News, Ene-13-2011.

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Japón ha llamado por la colaboración de los sacerdotes y de los laicos para confrontar los “problemas” con el Camino Neocatecumenal, el cual, dice ha tenido un efecto negativo en el país.

“En aquellos lugares tocados por el Camino Neocatecumenal, ha habido una rampante confusión, conflicto, división, y caos”, dijo el Arzobispo Jesuíta de Osaka, Leo Jun Ikenaga, en una declaración publicada en Katorikku Shimbun, el semanario Católico de Japón, ayer.

“En Japón, el efecto de la red ha sido negativo”, dijo el Arzobispo Ikenaga en su declaración. “Nosotros obispos, a la luz de nuestra responsabilidad apostólica pastoral, no podemos ignorar el daño”.

El Papa Benedicto XVI rehusó un pedido de cuatro obispos japoneses, incluido el Arzobispo Ikenaga, de suspender al Camino Neocatecumenal por los cinco años que los prelados hicieron en una reunión en Roma en Diciembre 13.

Unas semanas antes de la reunión, la conferencia episcopal japonesa anunció que suspendería las actividades del movimiento en Japón.

La declaración del Arzobispo Ikenaga sugiere que los obispos no están deseosos de dejar descansar allí el asunto.

“Hasta ahora, la Conferencia de Obispos Católicos de Japón ha sostenido cnversaciones tanto con la Santa Sede como con el Camino Neocatecumenal. Pero ahora ha llegado el momento de que el laicado de Japón adquiera participación”, escribió en una declaración en Diciembre 20.

El Arzobiso Ikenaga dijo que el Papa planea mandar pronto un enviado a Japón.

Dijo que los obispos esperan que aquellos que han tenido contacto personal con el Camino Neocatecumenal relatarán sus experiencias al enviado papal.

“El hecho es que, es muy difícil según el estado real de las cosas, que se traslade a un lugar tan lejano como Roma”, escribió.

“Esperamos que ellos (el Camino Neocatecumenal) tomarán una seria mirada a por qué las cosas no han funcionado aquí hasta el momento y, por primera vez, nos ayuden a erradicar la causa de los problemas, para que así podamos encontrar el camino para una solución”.

A la reunión en Roma fueron El Papa, el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, otros cinco cardenales y un arzobispo.

La delegación japonesa incluyó a los Obispos Osamu Mizobe de Takamatsu, Ryoji Miyahara de Fukuoka, e Isao Kikuchi de Niigata. El obispo de 86 años Takaaki Hirayama, quien está retirado en Roma, también asistió.

El Camino Neocatecumenal se estableció en Japón al rededor de 1970 en la Diócesis de Hiroshima. En 1990, el seminario asociado Redemptoris Mater fue construido en la Diócesis de Takamatsu, el cual tiene el menor número de residentes Católicos que en ninguna otra diócesis, sólo 5.000, y están registrados allí.

2— Por otra parte informa la agencia ASCA, Ene-14-2011.

Ciudad del Vaticano, 14 de Enero— El Camino Neocatecumenal, el controvertido movimiento católico fundado por Kiko Argüello, será recibido en audiencia por el Papa Benedicto XVI.

Un signo favorable que se suma a aquella de la últimas semanas, cuando el pontifice denegó el pedido de los obispos de Japón de suspender la actividad del Camino por cinco años.

En el Vaticano, Kiko estará acompañado por la otra fundadora, Carmen Hernandez y por el P. Mario Pezzi, así como de los equipos itinerantes responsables del Camino en más de 120 naciones.

Estarán presentes también los 78 Rectores de los Seminarios Redemptoris Mater, numerosos presbiteros y seminaristas, familias en misión, “missio ad gentes”, “communitates in missionem”, y los catequistas de Roma y Lazio.

En el curso de la audiencia, Benedicto XVI enviará en misión a 230 nuevas familias en 46 países de cinco continentes, que se suman a las otras 600 ya enviads en los años anteriores, e inaugurará trece nuevas “missio ad gentes” en Europa (Alemania, Austria, Macedonia, Francia, Ucrania, Suecia, Hungría) y América del Sur (Venezuela), que se suman a las otras 30 “missio ad gentes” ya enviadas previamente.

Cada uno de estas “missio ad gentes” está constituida por un sacerdote, acompañado por tres o cuatro familias numrosas que, a petición de un Obispo, recibe un mandato de evangelizar zonas descristianizadas o paganas.

La audiencia llega en un momento particularmente significativo para el Camino. En estos días, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha informado al Consejo Pontificio para los Laicos que, “después de un cuidadoso estudio doctrinal en materia”, la catequésis del Camino, utilizada por los equipos de catequistas, desde ahora será “Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal”, porque “no representa más sólo las orientaciones para los equipos de catequistas, habiendo sido corregido por la Congregación para la Doctrina de la Fe e integrado a pie de página con varias partes del Catecismo de la Iglesia Católica”. El Consejo Pontificio para los Laicos ha hecho notar que tal aprobación concede “seguridad a la actuación del Camino Neocatecumenal, señalando la conclusión de su proceso institucional, y ofreciendo también la la garantía doctrinal a todos los pastores de la Iglesia”.

El mes pasado, el presidente de la Conferencia Episcopal del Japón Mons. Leo Jun Ikenaga, había pedido la colaboración de sacerdotes y laicos para hacer frente a algunos “problemas” encontrados con el Camino Neocatecumenal, que parece haber causado “efectos negativos” en el país. En el semanario católico japonés Katorikku Shimbun, Mons. Ikenaga, Arzobispo de Osaka, hablaba de “rampante confusión, conflicto, división, y caos”. “Como obispos, a la luz de nuestra responsabilidad apostólica pastoral —dijo—, no podemos ignorar el daño”. Ikenaga, junto con otros tres obispos japoneses, se reunió con Benedicto XVI en el Vaticano el 13 de diciembre del año pasado, pero Él rehusó la solicitud de suspensión por cinco años de las actividades del Camino Neocatecumenal en Japón.

El arzobispo ha anunciado que el Papa tiene la intención de mandar un enviado suyo pronto a Japón para investigar la situación, y espera entre tanto que quienes “entraron en contacto directo con el Camino Neocatecumenal refieran su propia experiencia al enviado del Papa.

El Camino Neocatecumenal llegó a Japón al rededor de 1970 a la diócesis de Hiroshima. En 1990 fue construido en la diócesis de Takamatsu (la diócesis con el menor número de católicos, cerca de 5.000) el seminario Redempstoris Mater.


Entradas relacionadas: Arzobispo de Tokio: “Estoy profundamente triste de ver la división, el conflicto y el caos que subsigue al Camino Neocatecumenal cuando se mueve entre nosotros”, El obispo de Takamatsu suspende las actividades de Camino Neocatecumenal en su diócesis, El Camino Neocatecumenal no será suspendido en Japón, Obispos japoneses quieren que Neocatecumenales cesen actividades en Japón por cinco años, El Papa se reune con los obispos japoneses para discutir sobre actividad de los Neocatecumenales en Japón, Obispos Japoneses encuentran dificultades con los Neocatecumenales.