Thursday, January 27, 2011

Jesuitas alemanes proponen indemnización de €5000 a víctimas de sacerdotes abusadores en sus colegios. Víctimas consideran insuficiente el monto


Ya hace bastante tiempo se había hablado de que los jesuitas querían indemnizar a las víctimas de abusos sexuales en sus colegios alemanes (ver aquí), pero el asunto no es tan fácil como se piensa, los Jesuitas han propuesto una suma, pero las víctimas no están conformes con el monto.

Información de AFP, Ene-26-2011.

BERLÍN, 27 ene (AFP)— Los jesuitas de Alemania propusieron 5.000 euros (6.800 dólares) de indemnización a las víctimas de violencia sexual cometida por sacerdotes en sus colegios, lo que suma un millón de euros para las 200 personas concernidas, según un portavoz de la orden religiosa católica.

Tales indemnizaciones "no pueden compensar de ninguna manera los dolores infligidos", reconoció no obstante el portavoz Thomas Busch.

La oferta de resarcimiento, enviada por carta o por correo electrónico a las víctimas, se produce un año después de que estallara el escándalo con las revelaciones de abusos sexuales cometidos entre los años 1970 y 1980 en el muy exclusivo colegio jesuita Canisius de Berlín.

Posteriormente se revelaron más casos de abusos en otros colegios jesuitas de Hamburgo, Bonn y la Selva Negra (suroeste de Alemania).

Otras instituciones, en su mayoría católicas, se vieron afectadas por casos de pedofilia.

El jefe de la conferencia episcopal alemana, arzobispo Robert Zollitsch, reconoció que la Iglesia había "fallado".

La justicia alemana abrió varias investigaciones, pero la mayoría de los hechos prescribieron y muchos de los sacerdotes incriminados ya fallecieron.

Por lo menos 205 niños sufrieron agresiones, sexuales o no, en las últimas décadas en instituciones alemanas dirigidas por jesuitas, los cuales solían estar al tanto de lo que ocurría, indicó en un informe presentado en mayo, a pedido de la orden, la abogada Ursula Raue.

Información de agencia EFE, Ene-27-2011.

Berlín, 27 ene (EFE).- Las víctimas de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Compañía de Jesús en Alemania han rechazado por insuficiente la oferta de compensaciones económicas anunciada por los jesuitas para paliar los daños sufridos.

En declaraciones que publica hoy el rotativo Frankfurter Rundschau, Thomas Weiner, portavoz de las víctimas representados por el grupo "Eckiger Tisch" (mesa con esquinas), señala que la oferta de 5.000 euros para resarcir a cada uno de las 205 víctimas nominalmente conocidas es demasiado baja.

"Esa suma es absolutamente insuficiente para compensar los daños sufridos o para señalar un simple reconocimiento de culpa", afirma Weiner, quien considera incomprensible que las víctimas conocidas deban además presentar una solicitud personal.

Tras comentar que tampoco esta claro si se trata de una oferta o una declaración de intenciones, Weiner señala que los miembros de su grupo, todos ellos antiguos alumnos del colegio de elite jesuita de Berlín Canisius Kollegs, exigen como media una cantidad en torno a los 80.000 euros.

En una carta dirigida a los afectados conocidos de los abusos sexuales cometidos hace ya varias décadas por miembros de la Compañía de Jesús, el jefe de la orden en Alemania, Stefan Kiechle, se disculpó ayer por esos actos.

Además declaró que la orden ofrece a los afectados "tras la verificación de la pertinente solicitud el pago de 5.000 euros" como resarcimiento por los daños sufridos.

El portavoz de la orden en Alemania, Thomas Busch, comunicó desde Múnich que se han enviado a las víctimas correos electrónicos con la oferta y que en los próximos días éstas recibirán la documentación por correo ordinario.

Los jesuitas han aclarado que la oferta no será en concepto de "indemnizaciones" sino como "pago por reconocimiento" de los daños sufridos.

El portavoz de la Compañía de Jesús reconoció que el daño a las víctimas de abusos sexuales por parte de religiosos de la orden no se puede subsanar con pagos en metálico.

La oferta de 5.000 euros, según los jesuitas, habría sido acordada tras consultas con la Conferencia Episcopal de Alemania.

El pasado lunes el padre Klaus Mertes, rector del colegio Canisius Kolleg de Berlín, anunciaba a través del rotativo "Berliner Zeitung" la creación de un fondo "de un millón de euros" para atender a las víctimas de los abusos conocidos hace un año, lo que convierte a los jesuitas en los primeros religiosos que ofrecen indemnizaciones.

Mertes fue quien destapó el escándalo en una rueda de prensa celebrada en enero de 2010, en la que reconoció los abusos cometidos en el pasado por varios miembros de la congregación en su propio centro escolar y otros colegios del país, tras recibir varias denuncias de afectados.

La mayoría de los casos de abusos sexuales en centros de los jesuitas u otras instituciones religiosas se remiten a décadas atrás y los educadores o tutores que los cometieron han fallecido o tienen una edad muy avanzada.