Wednesday, November 10, 2010

Comienzo de las celebraciones del centenario de las apariciones de Fátima agendado para Dic-01-2010



Tal informa en su sitio oficial de internet el Santuario de Fátima:

El inicio de la conmemoración del centenario de las apariciones está agendado para la tarde del día primero de Diciembre. El Santuario de Fátima prepara una tarde solemne y de fiesta para marcar el momento inicial de siete años de camino, hasta 2010.

Esta será la primera de un conjunto de iniciativas que el Santuario propone para marcar “un acontecimiento decisivo para la vida y la fe de los cristianos, para Portugal y para el mundo”, en palabras del rector de la institución.

[...]

En el mismo sitio se informa del programa a seguir para esa fecha.

Nuevo pedido de Judíos para cambiar oración del Viernes Santo en el Missale Romanum. ¿La liturgia católica dependiendo de una necedad?




Como a los —así llamados— “hermanos mayores” les disgustaba tanto la oración del Viernes Santo que se hacía por ellos en el Missale Romanum, la misma fue modificada en Feb-04-2008, según se informaba en esos días (ver aquí), no bien había sido publicada y los —así llamados— “hermanos mayores” manifestaron su inconformidad (ver aquí), hasta el punto de que algunos querían cortar relaciones con el Vaticano (ver aquí); situación que obligó a la Secretaría de Estado del Estado Vaticano a emitir unas “precisiones” sobre la nueva oración (ver aquí).

Bueno, como hay apetitos que no se sacian con nada ahora la tarea de presión al respecto la reemprenden los judíos italianos vía L'Osservatore Romano (copia facsimilar en las imágenes), el cual publica hoy un artículo firmado por Renzo Gattegna en cual pide que se modifique la liturgia del Viernes Santo. ¿Hasta cuando Señor...?

Información de agencia ANSA, Nov-09-2010.

CIUDAD DEL VATICANO, 9 (ANSA) - El presidente de la Unión de Comunidades Judías Italianas (UCEI), Renzo Gattegna, pidió hoy que la Iglesia católica modifique la liturgia del Viernes Santo, renunciando a las referencias a la conversión de los judíos.

Esa medida constituirá, a su juicio, un "gesto útil necesario y apreciado" para "proseguir con la recíproca comprensión y amistad".

En un artículo publicado hoy el Oservatore Romano, diario de la Santa Sede, bajo el título de "Un futuro de amistad", Gattegna dijo que la modificación de esa liturgia "constituiría una señal fuerte y significativa de aceptación de una relación basada en la dignidad recíproca y el mutuo respeto".

"Estas son condiciones indispensables para un futuro de amistad y solidaridad, las mismas de las que tantos católicos dieron muestra cuando, poniendo en riesgo sus propias vidas, salvaron a miles de judíos de las deportaciones hacia los campos de exterminio", dijo el responsable de la UCEI.

La liturgia del Viernes Santo -el día en que la Iglesia recuerda la crucifixión de Jesús- fue objeto de disputas entre católicos y judíos durante siglos, a causa de la presencia de una oración en la que se rezaba a Dios por la "conversión de los judíos pérfidos", o sea alejados de la fe de los cristianos.

La palabra "pérfidos" desapareció de los misales católicos bajo el pontificado de Juan XXIII y la nueva versión de la oración fue oficializada en el nuevo misal aprobado por el Concilio Vaticano II que, adaptando la liturgia del latín a los otros idiomas, mantuvo solo el rezo a Dios "para que el pueblo primogénito de tu alianza pueda llegar a la plenitud de la Redención".

Estos cambios, contemporáneos con la declaración conciliar "Nostra Aetate", que fijaba las relaciones de la Iglesia católica con las religiones no cristianas, sirvieron para crear un clima de acercamiento entre católicos y judíos, que fue nuevamente comprometido en 2007, tras la publicación de la carta apostólica "Summorum pontificum" de Papa Benedicto XVI.

Este "motu proprio" pontifical, en efecto, autorizaba los sacerdotes a seguir utilizando, aunque de forma extraordinaria, el misal pre-conciliar -conocido como tridentino, en alusión al Concilio de Trento (1545-63)- aunque en la oración en la que se menciona la conversión de los judíos se conservaban las correcciones de Juan XXIII.

Para protestar ante este cambio, los responsables de las comunidades judías italianas no participaron, en enero del año pasado, a la Semana del Diálogo Judeo-católico, creado por papa Juan XXIII, lo que llevó a su vez a una nueva corrección del texto, en la que se eliminan las referencias a la "oscuridad" en la que estarían sumidos los judíos, al ser alejados de la fe cristiana.

Ahora Gattegna relanzó el debate sobre la posibilidad de eliminar completamente la oración, y recordó también otro tema delicado en el diálogo entre judíos y católicos: la postura del papa Pio XII ante el nazismo alemán en general y más específicamente ante el Holocausto de los judíos de Europa.

"El animado debate que se desarrolló desde hace cincuenta años sobre la conducta de Pio XII sigue quedando abierto", dijo el presidente de las comunidades judías de Italia, y agregó que aunque los judíos "no quieren intervenir" en la cuestión del proceso de beatificación del pontífice, actualmente en curso, "determinar la verdad histórica es algo que suscita un gran interés".

Refiriéndose a una reconstrucción televisiva del pontificado de Pio XII producida y transmitida por el ente de televisión pública italiana RAI, Cattegna dijo que "sería de una importancia fundamental poder seguir y completar la larga y difícil tarea de investigación en los archivos", para iluminar hechos que "no pueden ser tratados con rigor científico por un filme televisivo digno en el plano artístico pero rico de inexactitudes históricas".

Información de AFP, Nov-09-2010, vía ABC Color de Paraguay.

ROMA 9 (AFP). El presidente de la Unión de Comunidades Judías Italianas, Renzo Gattegna, pidió el martes la eliminación de la oración católica por la conversión de los judíos que se pronuncia el Viernes Santo.

El pedido fue hecho en una entrevista al diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano.

“Con el fin de cumplir con las iniciativas consagradas a la comprensión y amistad recíproca, sería considerado un gesto útil, necesario y apreciado, una declaración abierta en la que la Iglesia renuncia a manifestar su voluntad de querer convertir a los judíos, acompañada por la eliminación de ese deseo pronunciado durante la liturgia del Viernes Santo”, declaró Gattegna en la entrevista.

La oración “por la conversión de judíos”, que hace parte de la liturgia del Viernes Santo, había sido abandonada por la Iglesia católica tras el Concilio Vaticano II (1962-65), que modernizó la institución.

Pero el rito fue rehabilitado por Benedicto XVI en el 2007 como un gesto de apertura a los católicos tradicionalistas del movimiento ultraconservador fundado por Marcel Lefebvre.

Ante la ola de protestas que suscitó esa decisión, el Vaticano aclaró que “no se entiende con ello cambiar la actitud de la Iglesia católica hacia los judíos adoptada tras el Concilio Vaticano II”.

Para Gattegna, la eliminación de esa oración representaría “un señal fuerte” para los judíos de todo el mundo y una demostración de que los católicos están dispuestos a mantener relaciones “paritarias y respetuosas”, condiciones “indispensables para buenas relaciones de amistad y solidaridad”, dijo.

En la oración actual del Viernes Santo, los católicos oran “por la conversión de los judíos”, con el fin de que Dios “ilumine sus corazones”.

La oración había sido modificada en 1962 con la eliminación de la frase “pérfido judío”.

Para numerosas asociaciones judías, la Iglesia católica trató durante siglos de convertir a los judíos al cristianismo, a los que hizo objeto de duras e injustas campañas.

La conversión y el bautismo obligado de niños judíos, la separación de sus padres y el encierro en monasterios produjeron hondas heridas y para asociaciones de laicos católicos europeos la “conversión de los judíos” sirvió también para fomentar el antisemitismo de la época nazi.

Mehmet Ali Ağca acusa al Vaticano de estar detrás del atentado contra Juan Pablo II




Ha dicho tantas estupideces en la última decada este hombre que le va a pasar lo del pastorcito mentiroso: Cuando diga algo que sea verdadero ya nadie le va a creer. Mehmet Ali Ağca ahora ha señalado al arquitecto del ostpolitik, Agustino Casaroli, de estar detrás del fallído atentado contra Juan Pablo II.

Información de agencia EFE, Nov-10-2010.

ANKARA 10/11/2010 (EFE)- Mehmet Ali Agca, autor del atentado contra el papa Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981, ha acusado hoy al propio Vaticano de estar detrás del fallido magnicidio. En declaraciones en exclusiva a la televisión pública turca TRT, Agca culpó al entonces prosecretario de Estado del Vaticano, Agustino Casaroli, de haber sido el cerebro que supuestamente orquestó el asesinato del papa. El Santo Padre fue herido de gravedad por tres tiros de pistola por Agca en la mano, un brazo y el abdomen cuando viajaba en un vehículo abierto en la Plaza de San Pedro del Vaticano. "Definitivamente, el Gobierno del Vaticano estuvo detrás del intento de asesinato (del Papa).

El cardenal Agustino Casaroli, el segundo hombre en el Vaticano, decidió esto", declaró Agca refiriéndose al "primer ministro" del Estado del Vaticano. Agca insistió en que el encargo de atentar contra Juan Pablo II procedió del cardenal Casaroli, quien supuestamente dio la orden de ejecutarlo a través de un agente del Vaticano que identificó como el "Padre Michele". "Hice prácticas para el ataque junto con el Padre Michele y otro agente del Vaticano. Me reuní varias veces con él e incluso fuimos a la Plaza de San Pedro para planear el atentado", afirmó Agca.

Agregó ante las cámaras de la televisión pública turca que ni la CIA norteamericana ni el KGB soviético ni ningún otro poder conspiró contra el Papa de origen polaco, aunque aseguró que se creó la pista soviético-búlgara para ayudar a hundir a la Unión Soviética. Subrayó también que durante su encuentro de 22 minutos en la cárcel en Italia con el Santo Padre, en diciembre de 1983, éste no le preguntó nada sobre la autoría del atentado, porque según Agca, el jefe de la Iglesia católica "sabía muy bien que el Vaticano estaba detrás de ello". Agca, de 52 años, pasó 19 años en la cárcel en Italia antes de que el presidente italiano, Carlo Azegli Ciampi, lo indultara en junio de 2000, pero fue entregado a Turquía, donde le esperaba condena perpetua por varios delitos cometidos cuando era miembro del grupo ultraderechista turco "Lobos Grises".

Entre otras fechorías, Agca fue hallado culpable de asesinar en febrero de 1979 en Estambul a Abdi Ipekci, editor del periódico de gran tirada izquierdista "Milliyet". Pero tras cumplir seis meses de cárcel, logró fugarse con la ayuda de un activista de los "Lobos Grises" y juntos fueron a Bulgaria, entonces una de las bases de operaciones de la mafia turca. El pasado 18 de enero fue puesto en libertad de una cárcel próxima a Ankara, pese a que debería haber permanecido preso, al menos hasta 2017, y fue declarado incapacitado para cumplir el servicio militar, tras ser considerado mentalmente inestable.