Tuesday, November 09, 2010

Aviso clasificado: Monjes capuchinos buscan banqueros, periodistas, profesores, etc...



Un aviso clasificado aparecido en el diario ALPHA de Suiza (ver copia del mismo en la imágen) ahora ha saltado a las noticias; ¿el motivo? los monjes capuchinos en Suiza han acudido a este recurso para buscar vocaciones, pero no cualquier tipo de vocación, la están buscando entre los profesionales suizos. A nosotros nos queda la duda de si no sería más importante buscar que una vocación sea tal, es decir, que antes que nada el candidato de verdad tenga vocación sin importar si es analfabeta o si tiene diplomas para tapizar una pared completa.

Aquí una información en español de BBC sobre este curioso aviso clasificado.

Monjes capuchinos buscan hombres solteros y profesionales

Ante la falta de vocaciones, una congregación de monjes católicos suizos decidió poner un anuncio de trabajo en un periódico como parte de una estrategia de reclutamiento de nuevos frailes.

En el anuncio, la orden de los Capuchinos dice buscar a jóvenes solteros y profesionales, como banqueros o abogados, que tengan entre 22 y 35 años para unirse a sus filas cada vez menos concurridas.

La orden, que tiene 200 miembros en un Suiza con una edad media de 70 años, espera que el anuncio ayude a contratar a entre 10 y 20 hombres.

Un portavoz de la congregación explicó que con estos anuncios se pretende reclutar a artesanos, técnicos y profesionales.

Concretamente, la orden de los Capuchinos - perteneciente a los Franciscanos - hace un llamamiento a jóvenes católicos "banqueros, periodistas, profesores, teólogos, comerciantes, abogados y especialistas en comunicación" que consideren unirse a la orden.

Sin remuneración material

Los solicitantes deben ser independientes y capaces de hacer una vida comunitaria, tener curiosidad y mostrar iniciativa, según el anuncio.

"No le ofrecemos remuneración, sino espiritualidad y oración, contemplación, un estilo de vida igualitario, libre de riquezas materiales personales y del modelo común de una relación de pareja", añade el anuncio.

El número de monjes capuchinos en Suiza se ha reducido a la mitad en los últimos 10 años.

La orden ha tenido que cerrar dos monasterios en una década, y un tercer monasterio cerrará el año que viene.

"Nuestra forma de vida ofrece una alternativa, aunque los tiempos de grandes órdenes han terminado", dijo un portavoz de la congregación.

Benedicto XVI: “La santidad de la Eucaristía exige que se celebre y se adore este misterio”


Información de V.I.S., Nov-09-2010.

CIUDAD DEL VATICANO, 9 NOV 2010 (VIS).-Hoy se ha hecho público un mensaje del Papa dirigido al cardenal Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, con ocasión de la LXII Asamblea General de este organismo, que se celebra esta semana en Asís (Italia).

Hablando al inicio del santo de Asís, Benedicto XVI pone de relieve que “de la asistencia a la Santa Misa y de recibir con devoción la Sagrada Comunión deriva la vida evangélica de san Francisco y su vocación a recorrer el camino de Cristo Crucificado”. En este contexto subraya que “la santidad de la Eucaristía exige que se celebre y se adore este misterio, conscientes de su grandeza, importancia y eficacia para la vida cristiana, pero también exige pureza, coherencia y santidad de vida por parte de cada uno de nosotros, para ser testigos vivos del único sacrificio de amor de Cristo”.

Refiriéndose al tema principal que están examinando, la traducción al italiano de la tercera edición típica del Misal Romano, el Santo Padre escribe: “Cualquier verdadero reformador es un obediente de la fe: no se mueve de manera arbitraria, ni se permite ninguna discrecionalidad sobre el rito; no es el dueño, sino el guardián del tesoro instituido por el Señor y que se nos ha confiado. Toda la Iglesia está presente en cada liturgia: la adhesión a su forma es condición de autenticidad de lo que se celebra”.

Los progresos de la ciencia y de la técnica, continúa, “se han producido, a menudo, en detrimento de los fundamentos del cristianismo, en los que hunde sus raíces la historia fecunda del continente europeo: la esfera moral se ha confinado al ámbito subjetivo, y Dios, cuando no es negado, es excluido de la conciencia pública”.

Benedicto XVI afirma que “para cambiar de dirección, no es suficiente un vago llamamiento a los valores, ni una propuesta educativa que se conforme con intervenciones puramente funcionales y fragmentarias. Es necesaria más bien una relación personal de fidelidad entre sujetos activos, (…) capaces de tomar decisiones y de poner en juego la propia libertad”.

“Por esta razón –continúa-, es más oportuna que nunca vuestra decisión de recordar a todos los que se preocupan por la ciudad de los hombres y el bien de las generaciones futuras, su responsabilidad educativa. Esta alianza indispensable debe partir de una nueva proximidad a la familia, que reconozca y apoye su primacía educativa: dentro de ella se plasma el rostro de un pueblo”.

El Papa concluye exhortando a los obispos a “valorar la liturgia como fuente perenne de educación a la vida buena del Evangelio, que introduce en el encuentro con Jesucristo, que por medio de palabras y obras edifica constantemente la Iglesia, formándola en las profundidades de la escucha, de la fraternidad y de la misión”.

El mensaje completo (en italiano) del Papa al Card. Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, puede ser visto en el sitio de la agencia SIR (PDF).