Monday, October 25, 2010

Iglesia de Lucerna, Suiza: “Protege a tu prójimo como a tí mismo” ¿Mediante el preservativo?


Imágen con la que la Iglesia de Lucerna promueve su campaña “Protege a tu prójimo como a tí mismo” en su sitio de internet


“Protege a tu prójimo como a tí mismo”, con ese título se anuncia en el sitio de internet de la Iglesia Católica (eso dicen ellos) de Lucerna, Suiza, el uso del preservativo. Dicho de otra manera, les importa un bledo lo que la Iglesia piense al respecto. El genio responsable de esta idea es un tal Florian Flohr (imágen izquierda), cuyos datos aparecen en el mismo sitio de internet; ello por si desean escribirle para decirle que le faltó ir al catecismo para averiguar la posición de la Iglesia sobre el tal preservativo.

Aquí un reporte en español de agencia EFE, Oct-25-2010.

Ginebra, 25 oct (EFE).- La Iglesia católica de la ciudad de Lucerna, en el centro de Suiza, distribuirá desde hoy y hasta el miércoles preservativos gratis a los ciudadanos, una iniciativa que se enmarca dentro de una campaña de prevención contra el Sida.

Aun a riesgo de contravenir los preceptos del Vaticano, la diócesis de Lucerna ya ha repartido cerca de 3.000 preservativos desde su puesto de distribución en la estación de tren de Lucerna, un éxito de un suministro que ha desatado tantas críticas entre colectivos católicos como alabanzas por parte de la sociedad civil.

Bajo el lema "olvidar es contagioso; protege al prójimo como a ti mismo", la Iglesia católica de Lucerna quiere atraer la atención sobre los riesgos de las relaciones sexuales no protegidas.

"El preservativo no es un remedio milagroso en la prevención contra el sida, pero es una posibilidad entre otras", indicó hoy Florian Flohr, responsable de comunicación del clero de Lucerna.

"Aquel que no lo mencione -continuó- cuando se aborda el tema del Sida, actúa contra la ética".

Además de la distribución de los profilácticos, la campaña incluye un autobús de información itinerante y visitas a las parroquias de Lucerna, a las que ya se han inscrito cerca de una quincena de estudiantes de secundaria de la localidad.

Mientras el obispado del cantón de Bale (al que pertenece Lucerna), ya ha anunciado que quiere informarse sobre los "deseos" de la campaña, sus promotores defienden que también quieren demostrar que la Iglesia católica "no está vetusta".

"Nuestra acción no es una provocación", explicó el responsable de una de las parroquias, Alois Metz, a un programa de la televisión alemana, y aseguró: "Nosotros debemos proteger la vida, y lo hacemos a través de los preservativos".

Si bien el obispado de Bale aún no ha condenado abiertamente la iniciativa, otros, como el del cantón de Coire, y la organización antiabortista "Human Life" la han calificado con vehemencia como "irresponsable".

Por su parte, la asociación "Ayuda suiza contra el Sida" se ha congratulado por la controvertida campaña.



Actualización Oct-27-2010: Aquí un reporte al respecto más amplio proveniente de Swiss Info, Oct-26-2010.

26 de octubre de 2010
Condones de la Iglesia Católica de Lucerna
Por Patricia Islas, swissinfo.ch


“Olvidar es contagioso. Protege a tu prójimo como a ti mismo”: es el moto de la campaña que del 25 a este 27 de octubre se realiza en la ciudad mayoritariamente católica de Lucerna, en busca de atraer la discusión sobre la importancia de hablar de protección, en lugar de abstinencia.

Centrada en la situación del sida en África y en Suiza, la campaña también incluye la distribución de preservativos.

La repartición de profilácticos es uno de los elementos de la campaña de prevención contra el sida de la Iglesia Católica de Lucerna, en coordinación con la organización de ayuda Missio, que ofrece desde su módulo móvil información a los jóvenes interesados.

En el marco de la campaña se aborda la situación actual del sida en África y en la propia Suiza. Catorce clases de escuela secundaria se registraron para recibir informaciones al respecto en el ‘Aids-Trucks’, el colorido tráiler con el que la campaña se hace itinerante.

Además, en la acción se reparten preservativos a los transeúntes de paso frente a la estación de trenes de Lucerna, lo que responde a la tarea de concienciación en Suiza, según se indica en el comunicado sobre la campaña publicado en la página de la Iglesia Católica de Lucerna.

“Invitar a la reflexión puede vencer la peligrosa indiferencia”, advierte el responsable de la parroquia St. Johannes, Alois Metz, una de las ocho de Lucerna, municipio mayoritariamente católico con más de 35 mil fieles entre sus alrededor de 60 mil habitantes.

“Hace poco conversaba con un joven de 19 años, quien conduce un bello auto y pronto terminará su oficio, pero quien no sabe cómo protegerse del sida. Y si bien ha escuchado algo sobre el asunto en la escuela, esto no resulta suficiente. Sólo a base de repetirlo e invitando a la reflexión se puede vencer a la peligrosa indiferencia”, señala Metz.

“Hay que abordar el tema”

Metz es consciente de que el tema de los condones produce controversia: “Hay que hablar del peligro del contagio. Nuestra iglesia es consciente de la necesidad de abordar el tema, informar sobre lo que sucede en países africanos como Kenia, donde hay que actuar para evitar la muerte a causa del sida”, señala a swissinfo.ch.

“La abstinencia ya no es la solución. Es mejor proteger la vida”, advierte Metz, de nacionalidad alemana y quien no es sacerdote, sino teólogo y miembro del comité del decanato de la Iglesia Católica de Lucerna.

Metz advierte que los colaboradores de la iglesia y de la organización de ayuda Missio -encargados de la campaña-, han repartido unos 100 condones al día; y que el gobierno de la ciudad de Lucerna autorizó la organización de esta empresa que “busca simplemente invitar a la discusión sobre la tarea de prevención contra el sida”.

“El preservativo no es un remedio milagroso en la prevención contra el sida, sino una posibilidad entre otras”, indicó, por su parte, Florian Flohr, portavoz de la Iglesia Católica de Lucerna a la Agencia Telegráfica Suiza (ATS), al concluir que “aquel que no aborde el tema del sida actúa de modo antiético”.