Sunday, September 19, 2010

Prosigue el comentario del obispo Williamson que retoma el asunto de la regularización de la FSSPX/SSPX


Ahora tal parece que esto se convertirá en saga, después de la primera parte (aquí) el obispo Williamson prosigue esta semana con el mismo asunto.

COMENTARIOS ELEISON 166 (18-IX-2010): LA DOCTRINA -- ¿POR QUÉ? II

Doctrina, o enseñanza, pertenece a la esencia misma de la Iglesia Católica. Las almas deben primeramente ser enseñadas en el cómo llegar al Cielo, o nunca podrán llegar allá. "Id y enseñad a todas las naciones" están dentro de las últimas instrucciones dadas por Nuestro Señor a sus Apóstoles (Mateo XXVIII, 19). Esa es la razón por la cual la lucha heroica del Arzobispo Lefebvre por la Tradición Católica (1970-1991) fue inicial y primordialmente doctrinal.

Esa es la razón por la cual, como se citó la semana pasada en el CE 165, el Obispo Fellay le dijo a Brian Mershon el pasado mes de Mayo que las diferencias doctrinales no pueden hacerse a un lado para así poder llegar a un arreglo práctico con Roma, por más atractivo que este sea. Se le preguntó si el rechazo de la Fraternidad de San Pio X de llegar a una solución práctica o canónica no era acaso un "signo de obstinación o mala voluntad", a lo que el Obispo replico (puede consultar sus palabras en el sitio de internet del "Remnant"): "... Es muy claro que cualquier solución práctica que se diera sin un fundamento doctrinal sólido nos llevaría directamente al desastre... Tenemos todos estos ejemplos previos ante nosotros - La Fraternidad de San Pedro, el Instituto de Cristo Rey y todos los demás están totalmente bloqueados al nivel doctrinal porque primeramente aceptaron el acuerdo práctico."

La razón por la cual la doctrina Católica es "bloqueada" por cualquier acuerdo práctico es de sentido común. Los Romanos de hoy en día aún siguen absolutamente adheridos a su Concilio (Vaticano II). Ese Concilio es esencialmente un alejamiento de la Tradición Católica, la religión de Dios, hacia una nueva religión del hombre. Si entonces ellos le otorgan una mayor concesión a la Tradición, como podría ser cualquier regularización de la FSSPX, estarían obligados a pedir alguna concesión a cambio. Ahora saben que la FSSPX está apegada a la doctrina Católica, por todas las razones que se expusieron anteriormente. Por lo que lo menos que ellos pueden pedir es que las diferencias doctrinales se pasen por alto, por el momento.

¡Más eso es suficiente para los objetivos de Roma! Por lo que se refiere a "por el momento", una vez que una re-unión práctica haya sido firmada, la euforia no doctrinal de todas las almas de la Tradición encantadas de no estar más descobijadas (como lo sienten actualmente) con la desaprobación de Roma haría muy difícil que la FSSPX diera paso atrás si - sólo por suponerlo, claro está - el "momento" se tornara en un espacio de tiempo indefinido. La trampa se hubiera cerrado sobre la FSSPX.

Y por lo que a "pasar por alto" se refiere, el pasar por alto la doctrina, especialmente la radical diferencia doctrinal entre la religión de Dios y la religión del hombre, es equivalente a pasar por alto o dejar de lado a Dios mismo. Pero ¿cómo es que un siervo de Dios puede servir a Dios haciéndolo a un lado o pasándolo por alto? Si uno piensa en esto, ¡ese es el primer pequeñopaso hacia una grande apostasía!

Como el Obispo Fellay lo señala, 40 años de experiencia confirman estos principios - el campo de batalla de la Tradición Católica está lleno de los cuerpos de organizaciones que comenzaron noblemente pero que fallaron al no ver cuán importante es el problema doctrinal.

Kyrie eleison.

Forma Extraordinaria en Luxemburgo


El sitio oficial de la Iglesia Católica en Luxemburgo informa que:

Una Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Latino (rito llamado tridentino) se celebra para todo el territorio de la Villa de Luxemburgo en la capilla de Notre-Dame, Salut des Infirmes, en Luxembourg-Kirchberg (rue des Maraîchers), todos los Domingos y fiestas de precepto, a las 17:00 Horas.

El periódico Luxemburger Wort, Sep-17-2010, Pág 28 (copia facsimilar en la imágen inferior) añade que la celebración de dicha Misa será a partir del 19 de Septiembre (hoy) y que la homilía será pronunciada en francés.


Intento forzado de recibir la Comunión en Misa Tradicional en Irlanda


Información de The Irish Times, Sep-16-2010, Pág 2 (copia facsimilar en la imágen de la Izquierda). Traducción al español de Secretum Meum Mihi.

Un asistente a Misa que se opuso a la recepción de la Eucaristía en su lengua en una Misa en latín en Co Mayo, tuvo que ser contenido cuando sus protestas condujeron a una pelea en la iglesia. El incidente en el Santuario de Knock fue descrito por The Latin Mass Society Of Ireland como “triste” y “preocupante”.

Ocurrió cuando un hombre se acercó al altar de la iglesia parroquial e insistió en recibir la comunión en la mano y no en la lengua.

El P. Wulfran Lebocq, que estaba ayudando en el altar, en voz baja le dijo al comulgante que tomara la comunión en la lengua. Esto está de acuerdo con el rito latino tradicional.

De acuerdo con los testigos, el comulgante le dijo al sacerdote: “Estás en Irlanda hoy”.

Antes de ser contenido, el comulgante tomó la hostia del copón, y en el proceso la hostia cayó al suelo.

Según Peadar Laighléis, presidente de The Latin Mass Society of Ireland, el hombre tuvo que ser escoltado hasta la sacristía para “evitar que causara otra escena en la iglesia”.

El hombre alegó que estaba siendo retenido contra su voluntad. Se le informó que él era libre de irse, pero no para volver a la iglesia.

Un portavoz del Arzobispo de Tuam, Dr. Michael Neary, dijo que la arquidiócesis había sido informada del incidente ocurrido durante la peregrinación anual de The Latin Mass Society of Ireland a Knock el 4 de Septiembre.

Al describir el incidente como “algo desafortunado”, añadió el portavoz que había ocurrido “espontáneamente”.

Continuó diciendo que el P. Richard Gibbons, un cura de Knock, había hablado los involucrados y manejó el incidente en el momento.

Por lo que se refiere a la arquidiócesis el asunto se había afrontado.

El incidente ocurrió durante una Misa Cantada en la antigua iglesia parroquial, que es a veces llamada la Iglesia de la Aparición, ya que en 1879 tuvieron lugar allí las visiones.

Benedicto XVI en su viaje al reino Unido y sus alusiones a los escándalos de abusos sexuales en la Iglesia


Aunque para las organizaciones que ejercen presión y tienen su agenda definida nunca será suficiente, presentamos seguidamente las tres ocasiones en las que Benedicto XVI se ha referido a los escándalos de abusos sexuales en la Iglesia en su reciente viaje al Reino Unido. La información es provista por Rome Reports.

1- Durante el vuelo que lo llevó al Reino Unido, Sep-16-2010, en sus respuestas a los periodistas:

17 de septiembre, 2010.(Rome Reports) Durante el vuelo que le llevó al Reino Unido, el Papa hizo las siguientes declaraciones sobre los abusos sexuales cometidos por sacerdotes:

“Es una gran tristeza también que las autoridades de la Iglesia no hayan sido lo suficientemente vigilantes, lo suficientemente rápidas y decididas en tomar las medidas necesarias”.

“Lo más importante son las víctimas, cómo podemos reparar, qué podemos hacer para ayudar a estas personas a superar este trauma, a reencontrar la vida, a retomar la fe en el mensaje de Cristo”.

“Creo que tenemos que pasar por un tiempo de penitencia, un tiempo de humildad y de renovación. Volver a aprender la absoluta sinceridad”.




2- Durante la celebración de la Misa en la Catedral de Westminster, Sep-18-2010:

18 de septiembre de 2010. (Rome Reports) El Papa ha celebrado Misa en la catedral católica de Londres y ha pedido perdón por los abusos sexuales cometidos en instituciones católicas. "Por encima de todo, quiero manifestar mi profundo pesar a las víctimas inocentes de estos crímenes atroces, junto con mi esperanza de que el poder de la gracia de Cristo, su sacrificio de reconciliación, traerá la curación profunda y la paz a sus vidas", ha dicho.

"Pienso también en el inmenso sufrimiento causado por el abuso de menores, especialmente el cometido por ministros de la Iglesia. Por encima de todo, quiero manifestar mi profundo pesar a las víctimas inocentes de estos crímenes atroces, junto con mi esperanza de que el poder de la gracia de Cristo, su sacrificio de reconciliación, traerá la curación profunda y la paz a sus vidas.

Asimismo, reconozco con vosotros la vergüenza y la humillación que todos hemos sufrido a causa de estos pecados; y os invito a presentarlas al Señor, confiando que este castigo contribuirá a la sanación de las víctimas, a la purificación de la Iglesia y a la renovación de su compromiso con la educación y la atención de los jóvenes. Agradezco los esfuerzos realizados para afrontar este problema de manera responsable, y os pido a todos que os preocupéis de las víctimas y os compadezcáis de vuestros sacerdotes".



3- Fuera del programa oficial el Papa ha encontrado a a profesionales y voluntarios responsables de la protección de los niños en ámbitos eclesiales, Sep-18-2010:

18 de septiembre, 2010. (Rome Reports) El Papa ha encontrado por sorpresa a profesionales y voluntarios responsables de la protección de los niños en ámbitos eclesiales. Les ha dicho que es "deplorable que, en neta contradicción con la larga tradición de la Iglesia de cuidar a los niños, éstos hayan sufrido abusos y malos tratos por parte de algunos sacerdotes y religiosos. Todos nos hemos concienciado mucho más de la necesidad de proteger a los niños, y vosotros sois una parte importante de la respuesta de amplio alcance que la Iglesia está dando a este problema".

DISCURSO COMPLETO:


Queridos amigos

Me alegra tener la oportunidad de saludaros como representantes de tantos profesionales y voluntarios responsables de la protección de los niños en ámbitos eclesiales. La Iglesia tiene una larga tradición de cuidar a los niños desde su más temprana edad hasta la madurez, siguiendo el ejemplo del afecto de Cristo, que bendijo a los niños que le presentaban, y que enseñó a sus discípulos que, de quienes son como aquellos, es el Reino de los Cielos (cf. Mc 10,13-16).

Vuestro trabajo, realizado en el marco de las recomendaciones formuladas en primer lugar por el Informe Nolan y sucesivamente por la Comisión Cumberlege, ha brindado una contribución vital a la promoción de ambientes seguros para los jóvenes. Esto ayuda a garantizar que las medidas de prevención adoptadas sean eficaces, que se mantengan con atención, y que todas las denuncias de abuso se traten con rapidez y justicia. En nombre de los muchos niños a quienes servís y de sus padres, permitidme que os dé las gracias por el buen trabajo que habéis realizado y que seguís realizando en este campo.

Es deplorable que, en neta contradicción con la larga tradición de la Iglesia de cuidar a los niños, éstos hayan sufrido abusos y malos tratos por parte de algunos sacerdotes y religiosos. Todos nos hemos concienciado mucho más de la necesidad de proteger a los niños, y vosotros sois una parte importante de la respuesta de amplio alcance que la Iglesia está dando a este problema. Aunque nunca podremos estar satisfechos del todo, el crédito se debe dar cuando es merecido: hay que reconocer los esfuerzos de la Iglesia en este país y en otros lugares, especialmente en los últimos diez años, para garantizar la seguridad de niños y jóvenes y para mostrarles respeto a medida que se encaminan a la madurez. Rezo para que vuestro generoso servicio ayude a reforzar un clima de confianza y renovado compromiso con el bienestar de los niños, que son un don preciosísimo de Dios.

Que Dios haga fecunda vuestra labor y derrame sus bendiciones sobre vosotros.

>

Actualización Sep-20-2010: Aquí una alusión más de Benedicto XVI a los abusos sexuales en la Iglesia en el marco de su viaje apostólico al Reino Unido. Palabras pronunciadas a los obispos de Inglaterra, Gales y Escocia en la capilla del Oscott College de Birmingham en la tarde de Sep-19-2010, tal como las reporta V.I.S. en español.

[...]

“Otro asunto que ha llamado mucho la atención en los últimos meses, y que socava gravemente la credibilidad moral de los pastores de la Iglesia, es el vergonzoso abuso de niños y jóvenes por parte de sacerdotes y religiosos. (…) Sé que habéis adoptado serias medidas para poner remedio a esta situación, para asegurar que los niños estén eficazmente protegidos contra los daños y para hacer frente de forma adecuada y transparente a las denuncias que se presenten. Habéis reconocido públicamente vuestro profundo pesar por lo ocurrido, y las formas, a menudo insuficientes, con que esto se abordó en el pasado. Vuestra creciente toma de conciencia del alcance del abuso de menores en la sociedad, sus efectos devastadores, y la necesidad de proporcionar un correcto apoyo a las víctimas debería servir de incentivo para compartir las lecciones que habéis aprendido con la comunidad en general. En efecto, ¿qué mejor manera podría haber de reparar estos pecados que acercarse, con un espíritu humilde de compasión, a los niños que siguen sufriendo abusos en otros lugares? Nuestro deber de cuidar a los jóvenes no exige menos”.

[...]