Thursday, September 09, 2010

El Papa afirma que los abusos del clero se solucionan con la conversión personal.


Regresaron al aula Nervi Paulo VI las audiencias papales de los miércoles. En el curso de la catequésis de ayer, Sep-08-2010, el Papa, continuando sobre Santa Hildegard de Bingen, dijo entre otras (traducción de Zenit):

Los cátaros, literalmente "puros", propugnaban una reforma radical de la Iglesia, sobre todo para combatir los abusos del clero. Ella les reprendió con fuerza por querer subvertir la naturaleza misma de la Iglesia, recordándoles que una verdadera renovación de la comunidad eclesial no se consigue tanto con el cambio de las estructuras, como con un sincero espíritu de penitencia y un camino de conversión.

Aquí ese mismo aparte en video con subtitulos en español proporcionado por Rome Reports.


China replanteará la política forzada del hijo único




Noticia de primera página de USA Today, Sep-09-2010. Entre otras dice:

Una población que está envejeciendo y la necesidad de más trabajadores han impulsado al Partido Comunista Chino a considerar relajar la prohibición de décadas de duración que restringe a la mayoría de las parejas a [tener] un hijo, una dura política marcada por abortos forzados, esterilizaciones y multas para aquellos que tienen más de uno.

En 2011, China va a poner en marcha proyectos pilotos en cinco provincias, todos las cuales tienen bajas tasas de natalidad, para permitir un segundo nacimiento si al menos uno de los cónyuges es hijo único, dice Yafu, un demógrafo independiente que está en estrecho contacto con los políticos.

[...]

¿Y qué con eso? Bueno, que esa política obligatoria en China del hijo único, también es obligatoria para los obispos y sacerdotes de la Asociación Católica Patriotica que es la iglesia cismática de caracter estatal (controlada por el estado ateo) en China que suplantó a la verdadera Iglesia en los años 50. Por obligatoria entiéndase que los ministros de esa iglesia estan obligados por medio de juramento a respetar, adherir y promover esa política estatal.

¿Y ahora que diran estos ministros, súbitamente cambiarán de parecer y se acomodarán a la nueva política?



Actualización Sep-29-2010: En vista de los rumores se ha desmentido los tales. Agencia AP, Sep-27-2010, vía El Nuevo Herald.

BEIJING (The Associated Press)-- China continuará limitando a la mayoría de las familias a que tengan solo un hijo en las próximas décadas, informaron medios de prensa el lunes, pese a que esa política ha generado efectos secundarios, como una cantidad muy inferior de mujeres y una población que está envejeciendo rápidamente.

China tiene la población más numerosa del mundo y le da crédito a su programa de planificación familiar, que cumple 30 años, el haber evitado que el país tuviera ahora 400 millones de personas adicionales y ayudar a romper una preferencia tradicional por las familias grandes que había dejado a muchos atrapados en ciclos de pobreza.

Recientemente habían crecido las especulaciones en medios de prensa chinos, expertos en población y entre la gente de que el gobierno podría relajar pronto su política, para permitirle a las parejas tener al menos dos hijos.

Un funcionario de planificación familiar en la provincia sureña de Guangdong dijo el sábado que el gobierno de su región aligeraría las restricciones para 2015 y posiblemente eliminaría los límites de un solo hijo para 2030.

Sin embargo, el diario China Daily citó el lunes a Li Bin, la directora de la Comisión de Población Nacional y Planificación Familiar, diciendo que no había planes para cambiar la política a corto plazo.

"El cambio histórico no llega fácil, y yo, en nombre de la Comisión de Población Nacional y Planificación Familiar, extiendo nuestro profundo agradecimiento a todos, a la gente en particular, por su apoyo al programa nacional", dijo Li, entrevistada el sábado en un acto para festejar las tres décadas de la política de un solo hijo.

"Por ello, mantendremos vigente la política de planificación familiar en las próximas décadas", agregó la funcionaria.

Las estrictas reglas de planificación familiar, que limitan a las parejas urbanas a tener un solo hijo y a las parejas rurales hasta dos, han frenado el crecimiento de la población en China, pero han generado nuevos problemas, como el aumento de la población anciana y una notable disminución en el nacimiento de niñas.

Además, los demógrafos consideraron que conforme vaya creciendo la población anciana será cada vez más difícil de mantener, porque la fuerza de trabajo joven comenzará también a disminuir en los próximos años.