Thursday, March 11, 2010

Las comunidades menos liberales son a las que mas se aferran los fieles católicos



¡Vaya, vaya, vaya!, se confirma que mientras mas liberal sea una parroquia o una comunidad, menos afecto goza entre sus miembros.

En el marco del congreso teológico “Fidelidad de Cristo, Fidelidad del Sacerdote”, que se lleva a cabo en el aula magna de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, el Prof. Massimo Introvigne, Director del CESNUR (Centro de Estudios Sobre la Nuevas Religiones), ha pronunciado hoy su ponencia «“Recientes” mutaciones antropológicas», en la cual (basado en estudios recientes) ha afirmado que son las organizaciones, congregaciones y parroquias más rigurosas a las cuales mas se aferran los fieles católicos.

Tradis 1, progres 0.

La ponencia completa del Prof. Introvigne se puede leer (en italiano) en el propio sitio del CESNUR.

El cardenal medjugorista que se opone al celibato



Para ser exactos, hablamos del Card. Arzobispo de Viena, Christoph Schönborn. Escribiendo para la revista Thema Kirche, en Mar-09-2010, el Card. Schönborn, al referirse a los casos de pedofilia en la Iglesia que han saltado a las primeras páginas en estos días, ha cuestionado el celibato en la Iglesia de Rito Latino, presentandolo como una de las causales de tales abusos. Pueda que borren el artículo, por eso copiamos en la imagen superior lo que escribió el Card. Schönborn.

Estas escandalosas afirmaciones de Schönborn han sido reportadas ampliamente por los medios, pero ahora Erich Leitenberger, portavoz de la Arquidiócesis de Viena a salido a desmentir lo que es evidente que dijo Schönborn, y ahora le echa la culpa a la malinterpretación de algunos medios. Lo reporta la agencia SIR así:

El Card. Schönborn “en ningún modo ha cuestionado la regla del celibato en la Iglesia Católica de Rito Latino”, declaró ayer Erich Leitenberger, portavoz de la Arquidiócesis de Viena, al tiempo que clarificó los comentarios del arzobispo malinterpretados por algunos medios.

[...]

Comentando sobre las palabras de Schönborn, Leitenberger concluyó: “La honestidad es fundamental incluso al reportar las afirmaciones de los representantes de la Iglesia”.