Wednesday, November 18, 2009

Documento interpretativo del Motu Proprio Summorum Pontificum no está en escritorio del Papa, está en estudio


Una gran novedad nos cuenta el Secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Mons. Guido Pozzo, en una entrevista para la revista L'homme Nouveau, publicada hoy Nov-18-2009. Contrariamente a lo que se nos había señalado por fuentes autorizadas cuando afirmaron que el documento interpretativo del Motu Proprio Summorum Pontificum estaba en el escritorio del Papa y dependía de Él su publicación, y de lo cual se han cumplido dos años; ahora Mons. Pozzo nos anuncia que tal documento, al que Mons. Pozzo ahora le da categoría de “proyecto”, está en estudio. ¿Quiere esto decir que el documento en cuestión jamás estuvo a punto de ser firmado por el Papa, ó, que el documento en efecto lo estuvo pero ahora ha sido modificado/reescrito?

Traducción al español de un aparte de la entrevista aludida con Mons. Pozzo.

[L'homme Nouveau:] Muchas solicitudes de misas celebradas según la forma extraordinaria, no parecen tener cauce en razón a la negativa de los sacerdotes o de los ordinarios. ¿Hay algún posible recurso ante su Comisión?

[Mons. Guido Pozzo:]
El procedimiento indicado por el motu proprio debe ser respetado. Los fieles deben en primer lugar dirigirse al sacerdote y, si hay dificultades, al obispo. Es solamente en caso de que surjan objeciones o impedimentos por parte del obispo para la aplicación del motu proprio, que los fieles podrían dirigirse a la Pontificia Comisión «Eclesia Dei»; por otra parte el propio obispo puede dirigirse a la Comisión con respecto a las dificultades que surgieren por distintos motivos, para que la Comisión pueda ofrecer su ayuda y sus sugerencias. Es necesario, sin embargo, precisar bien que la manera de proceder de la Comisión es institucional, como para todo otro organismo del Curia romana. Los interlocutores de la Comisión son los Ordinarios, obispos y superiores religiosos. Fieles que lo juzguen conveniente pueden enviar la información y señalar los posibles problemas y dificultades a la Pontificia Comisión, la cual se reserva por su parte el cuidado de examinar y decidir si y de qué manera es necesario proceder, en contacto con el Ordinario del lugar.

[L'homme Nouveau:] Un documento de interpretación del motu proprio se había anunciado ya hace varios meses. ¿Aparecerá próximamente?

[Mons. Guido Pozzo:]
En el artículo 11 del motu proprio se dice entre otras cosas que «Esta Comisión debe tener la forma, y cumplir las tareas y las normas que el Romano Pontífice quiera atribuirle.». Una instrucción debera oportunamente seguir para precisar ciertos aspectos concernientes a la competencia de la pontificia Comisión y a la aplicación de algunas disposiciones normativas. El proyecto está en estudio.


Actualización Nov-19-2009: Una traducción completa al español de la entrevista arriba aludida aparece en el blog de Una Voce Málaga, Nov-19-2009.

¡No más sacerdotes estrellitas de T.V.!


“La comunicación debe favorecer la comunión en la Iglesia de otra manera se convierte en protagonista o peor aún, introduce división. A la evangelización no sirven los sacerdotes showman que van a la T.V.” Lo ha dicho Mons. Mauro Piacenza, Secretario de la Congregación para el Clero, interviniendo esta mañana en la Jornada de Estudio sobre “La comunicación en la misión del sacerdote” organizada por la Facultad de Comunicación de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. “El sacerdote no debe improvisar cuando utiliza los medios de comunicación, ni puede comunicarse a sí mismo, sino [comunicar] dos mil años de comunión en la Fe”. “Este mensaje —concluye el prelado— puede ser transmitido solamente através de su propia experiencia y de su vida interior”.


Fuente: Pontificia Università Della Santa Croce, Nov-18-2009.


Actualización Dic-11-2009: El texto de la intervención de Mons. Piacenza fue publicado casi en su totalidad por L'Osservatore Romano edición diaria en lengua italiana, Nov-18-2009. Una traducción al español de dicho texto ha sido publicada hoy por el blog La Buhardilla de Jerónimo.