Tuesday, November 03, 2009

Visita apostólica a religosas estadounidenses puede tener efectos en otras partes del mundo



¡Pues los esperamos en los países hispanoparlantes, no saben ‘lo ortodoxas’ que son las religiosas en nuestros países!

El Boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha publicado hoy una declaración del Secretario de al Sagrada Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, Card. Franc Rodé, C.M., sobre la visita apostólica de los institutos femeninos en Estados Unidos. Al respecto reproducimos dos informes de prensa en español.

Información de agencia Notimex vía SDP Noticias.

Ciudad del Vaticano, 3 Nov (Notimex).- El Vaticano rechazó hoy cualquier hostilidad en la auditoría que se lleva a cabo en todas las congregaciones religiosas femeninas en Estados Unidos y aseguró que el objetivo es garantizar un futuro mejor para las monjas.

El cardenal Franc Rodé, responsable de los institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica de la Sede Apostólica, respondió oficialmente este martes a la polémica generada en Estados Unidos por la citada auditoría.

En una nota firmada, difundida por la sala de prensa vaticana, el cardenal rechazó que la visita apostólica en curso tenga intenciones hostiles como lo han señalado diversas superioras estadunidenses descontentas con la medida.

"Por muchos años este dicasterio ha escuchado preocupaciones de los católicos en Estados Unidos sobre el bienestar de las hermanas y en general de la vida consagrada, se ha establecido esta visita para certificar y afrontar constructivamente estas preocupaciones", expuso.

Según Rodé la revisión que fue anunciada en enero pasado y llegó al final de su primera etapa- puede ser una "oportunidad" para la "introspección" de las comunidades.

En Estados Unidos, la visita apostólica ha despertado la atención de los medios informativos y de la comunidad católica en general, mientras círculos liberales dentro de la Iglesia han expresado su contrariedad.

El debate se originó en las últimas semanas tras la publicación de un correo electrónico de sor Sandra Schneiders, docente de Nuevo Testamento y Espiritualidad cristiana en la escuela de Teología de los Jesuitas en Berkeley (California).

"No atribuyo absolutamente alguna credibilidad a la afirmación que se trate de una visita amigable, transparente, encaminada a ayudarnos. Es una maniobra hostil y las conclusiones ya están escritas", indicó la religiosa.

"No podemos impedirles indagar, pero podemos recibirles, cortés y gentilmente, por lo que son: huéspedes no invitados que son recibidos en la entrada y no son dejados deambular por la casa", agregó.

Al respecto, la nota del cardenal Rodé expresó su esperanza en que la visita apostólica provea al Vaticano de "un análisis cuidadoso de la condición de vida religiosa en Estados Unidos".

Además, aclaró que el organismo a su cargo no formulará conclusiones o planes de acción sin evaluar el reporte final que redactará la visitadora Mary Clare Millea.

Por ahora, "estoy animado por los esfuerzos para identificar los signos de esperanza, así como preocupaciones, dentro de las congregaciones religiosas en Estados Unidos, que probablemente afecten también a otras partes del mundo", estableció el purpurado.

Reporte de agencia ZENIT.

CIUDAD DEL VATICANO, martes 3 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- La Visita Apostólica que está examinando “aspectos fundamentales de las mujeres religiosas en los Estados Unidos” “es probable que también tenga consecuencias en otras partes del mundo”.

Así lo indica el cardenal Franc Rodé, C.M., prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, en una declaración sobre esa Visita publicada este martes por la Oficina de Información de la Santa Sede.

La Visita Apostólica a los Institutos de Mujeres Religiosas en los Estados Unidos responde a las preocupaciones, que católicos de los Estados Unidos habían hecho llegar, durante varios años, al dicasterio, “por el bienestar de las mujeres religiosas y la vida consagrada en general”.

En este sentido, la declaración indica que “la multitud y complejidad de estas cuestiones fue expuesta claramente por ponentes y participantes del Simposio sobre Vida Religiosa celebrado en Stonehill College en septiembre de 2008”.

“Eso me ayudó a entender que una evaluación de este tipo sobre los desafíos a los que se enfrentan religiosas individuales y sus congregaciones podría beneficiar a la Iglesia en su conjunto, así como a las religiosas y a los institutos implicados”, explica el cardenal Rodé.

“Se espera que esta Visita Apostólica aliente vocaciones y garantice un futuro mejor para las mujeres religiosas”, señala el purpurado que ordenó la Visita.

Y añade: “Mi esperanza es que la Visita Apostólica no sólo proporcione a la Santa Sede un análisis exhaustivo de las condiciones de la vida religiosa en los Estados Unidos, sino que también sea una oportunidad realista y de gracia para la introspección personal y comunitaria, como superioras y hermanas que cooperan con este estudio”.

La Visita Apostólica fue anunciada el pasado mes de enero. Ha concluido su primera fase, en la que superioras generales comunicaron sus esperanzas y preocupaciones directamente a la Visitadora Apostólica, la madre Mary Clare Millea, A.S.C.J.

Sobre esta primera fase, el cardenal Rodé ha realizado un balance positivo, indicando en su declaración del 3 de noviembre: “Estoy complacido por las respuesta voluntaria” de “más de tres cuartas partes de las superioras generales”.

Poco después, el Instrumentum Laboris (instrumento de trabajo) fue enviado a todas las superioras generales para que se lo hicieran llegar a cada hermana, para su consideración en la oración, su estudio y su debate con otras hermanas.

Ahora, la Visita se encuentra en su segunda fase, en la que “las superioras generales están respondiendo a un cuestionario, que ofrecerá un perfil de la realidad actual de cada instituto y de sus perspectivas de futuro”, explica el cardenal.

“El Center for Applied Research in the Apostolate, CARA, (Centro para la Investigación Aplicada al Apostolado) de la Universidad Georgetown, está cooperando en la recopilación de información y preparará un informe analítico sobre los datos recogidos en la Parte A del cuestionario”, continúa la declaración.

Y añade: “Este informe se hará público y deberá proporcionar importante información sobre las posibles tendencias futuras de la vida religiosa en los Estados Unidos”.

Según indica la declaración del cardenal Rodé, “Ésta es la práctica que la Santa Sede sigue en una Visita Apostólica que se realiza ad inquirendum et referendum (es decir, estudiada y referida al estudio)”.

El purpurado explica además que “este dicasterio no formulará conclusiones o planes de acción, si hay alguno, hasta que el informe final de la Visitadora haya sido evaluado”.

El cardenal continúa expresando su valoración positiva del transcurso de la Visita Apostólica, afirmando: “Hasta la fecha, me siento alentado por los esfuerzos por identificar los signos de esperanza, así como las preocupaciones, en las congregaciones religiosas en los Estados Unidos”.

Y la declaración concluye con una llamada del cardenal a la oración para apoyar la iniciativa: “Pido a toda la gente de buena voluntad que se una en oración por los frutos de este esfuerzo para promover la identidad católica y la vitalidad de la vida de las religiosas”.


Entrada relacionada: La Arquidiócesis de los Ángeles publica columna que cuestiona investigación del Vaticano a religiosas estadounidenses.

¡A que te beatifíco, a que no te beatifíco!


Lo anunciaba ayer en La Repubblica Orazio La Rocca: que la beatificación de Juan Pablo II sería en primavera de 2010, que se estaba eligiendo entre Cracovia y Roma, que si esto, que si lo otro.



En realidad es uno de esos continuos rumores que hemos venido oyendo hace cinco años y no vemos nada de raro en ello. Lo que si es llamativo es que en esta ocasión el P. Federico Lombardi salió rapidamente a desmentir.

Información de agencia AFP vía Univisión, Nov-02-2009.

La beatificación de Juan Pablo II se demorará, según el Vaticano

02 de Noviembre de 2009,
CIUDAD DEL VATICANO, 2 Nov 2009 (AFP)


La beatificación de Juan Pablo II se demorará debido a que aún no se han completado todos los pasos necesarios previstos por la Iglesia católica, explicó este lunes a la AFP el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

El vocero del Papa desmintió así la noticia publicada por el diario italiano La Repubblica en la que se asegura que la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II tendrá lugar en abril o mayo de 2010.

"Seguramente será beatificado, pero aún no se han completado todas las etapas, falta inclusive el decreto que certifica el milagro", aseguró el religioso.

"No tenemos previsto anuncios inminentes sobre ese tema", dijo.

El proceso de beatificación, primer paso para ser declarado santo, fue abierto en un plazo récord por su sucesor, Benedicto XVI, tan sólo dos meses después de su muerte, ocurrida en abril del 2005.

Venerado ya en vida por los católicos, Juan Pablo II deberá unirse a la larga lista de beatos del cristianismo en un plazo más largo, debido sobre todo a la cantidad de documentos que hay que examinar.

El papa Benedicto XVI realizará además en mayo próximo un viaje a Portugal, recordó Lombardi, quien desmintió igualmente que Roma y Cracovia luchen por ser la sede de la beatificación de Juan Pablo II.

"El Papa es el Papa y pertenece a la Iglesia universal", subrayó Lombardi, rechazando la posibilidad de que la ceremonia de beatificación se celebre en Cracovia, la ciudad polaca de la que Karol Wojtyla fue arzobispo de 1963 hasta 1978, año en el que fue elegido pontífice.

"Hay mucha expectativa por la beatificación, estamos avanzando, pero sin apuros excesivos", comentó Lombardi.