Saturday, October 24, 2009

¿Beatificación de Juan Pablo II en Abril de 2010?


Si alguien nos pregunta (cosa que no pasará), les diremos que la cosa tiene sentido en vista a la futura visita de Benedicto XVI a Fátima en Mayo de 2010, nada raro tiene que la beatificación se haga en Fátima, con eso se reconfirmaría la idea esa de que “Fátima es cuestión del pasado”, ¿verdad, Card. Bertone...?

Información de agencia El Financiero de México, Oct-23-2009.

Prevén beatificación de Juan Pablo II en 2010
Internacional - Viernes 23 de octubre

La ceremonia se llevará a cabo el 2 de abril
"Un Papa que no muere", es el más reciente libro sobre la vida del pontífice polaco


Ciudad del Vaticano, 23 de octubre.- Gianfranco Svidercoschi, amigo personal del fallecido Papa Juan Pablo II y autor de varios libros sobre su vida, estimó hoy que la beatificación del pontífice polaco se llevará a cabo en abril de 2010.

Durante la presentación de su última obra dedicada a Karol Wojtyla: "Un Papa que no muere", efectuada en la sede romana de la Librería Editorial Vaticana, Svidercoschi rechazó que la beatificación esté programada para diciembre de este año.

"Según las previsiones, después de una reunión de los cardenales y los tiempos estimados se habla de la primavera del próximo año, quizás a finales del mes de abril o inicios de mayo", dijo el también periodista.

Descartó que la ceremonia de beatificación se lleve a cabo el 2 de abril, cuando se cumplan cinco años de la muerte de Juan Pablo II, porque en esas fechas Benedicto XVI estará ocupado con las celebraciones de Semana Santa.

En su conferencia, Svidercoschi recordó también los viajes del llamado "Papa peregrino" a México, sobre todo el primero de ellos -en enero de 1979- al cual calificó de "providencial" por la influencia que tuvo en el resto de su pontificado.

"En la Secretaría de Estado (del Vaticano) no estaban seguros de la visita porque estaba el movimiento de la teología de la liberación y no querían que fuera etiquetado inmediatamente (con esa ideología)", comentó.

"Pero él fue igual y de alguna manera inició una nueva manera de gobernar la cual, de a poco, fue madurando conforme avanzó en su papado", añadió.

Según el escritor, una de las razones por las cuales decidió aceptar la invitación para aquel viaje fue su convicción sobre el impacto político internacional que tendría su visita a un país sin relaciones diplomáticas con el Vaticano.

"Viajando a México quería lanzar una señal: hacer entender que el futuro de la humanidad sería inevitablemente decidido a lo largo de la directriz norte-sur", señaló Svidercoschi en el capítulo nueve de su libro, titulado "Viaje en la historia".

"Un Papa que no muere. La herencia de Juan Pablo II" es el más reciente libro sobre la vida del pontífice polaco, editado en italiano por la compañía católica San Pablo.

A través de sus 156 páginas, el autor recorrió los aspectos más sobresalientes de un pontificado de más de 27 años, además de revelar anécdotas y ofrecer algunos detalles íntimos de Wojtyla.

Entrevista con Mons. Guido Pozzo


Una corta entrevista con Mons. Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», publicada en el blog Messa In Latino. La versión en español tomada de La Buhardilla de Jerónimo. Una lastima que no hubiera habido campo para preguntar sobre el documento interpretativo del Motu Proprio Summorum Pontificum, del cual en otra entrada hablabamos ya lleva dos años de conocerse su existencia sin haber sido publicado.

Monseñor, una interpretación restrictiva ampliamente difundida del Motu Proprio [Summorum Pontificum] sostiene que la provisión papal se dirige primariamente, si no exclusivamente, a aquellos grupos e institutos que ya estaban adheridos a la forma tradicional, y que, por contraste, no busca en ningún modo promover la forma extraordinaria. A esto ya ha respondido el Cardenal Castrillón Hoyos, diciendo en Londres, en junio del 2008, que al Papa le gustaría tener el “Rito Gregoriano” en todas las parroquias. ¿Cuál es su opinión?

El Motu Proprio está dirigido a todos los fieles católicos que desean la forma extraordinaria de la liturgia romana, no sólo a aquellos que, previo a su promulgación, estaban adherido a la antigua forma del rito romano. Por cierto que busca dar cabida a estos últimos y sanar viejas heridas, pero el propósito del documento es también permitir la difusión de la forma extraordinaria, para el beneficio de aquellos que aún no la conocen (por ser demasiado jóvenes como para haber tenido experiencia de ella), o de aquellos que redescubren con gozo la Misa de su juventud. Una cada vez mayor difusión de este tesoro litúrgico, patrimonio de la Iglesia, puede traer muchos beneficios, espirituales y vocacionales, también a través del mutuo enriquecimiento entre ambas formas del rito romano.

La Carta del Papa que acompaña al Motu Proprio se refiere a un período de tres años, luego del cual se recogerán informes de los obispos, para evaluar la situación. ¿Esto podría significar, como algunos sostienen, que la liberalización del antiguo Misal estipulada por el Motu Proprio ha de ser comprendida como ad experimentum, o que al menos al fin de esta evaluación puede haber restricciones acerca de la forma extraordinaria, tales como, por ejemplo, el retorno a un régimen similar al de los indultos de 1984 o 1988?

El período de tres años se refiere simplemente a un balance de los primeros tres años de aplicación. Si se descubre que existen dificultades serias, se encontrarán los remedios apropiados, siempre teniendo en mente el propósito esencial del Motu Proprio.

Se ha informado de obstáculos de muchas partes en la implementación del Motu Proprio . Nosotros también los hemos experimentado... ¿Qué es lo que debería hacer un grupo de laicos que se encuentran en tales situaciones de dificultad para obtener una Misa semanal en la forma extraordinaria? ¿Y de qué forma puede intervenir la Comisión «Ecclesia Dei»?

La respuesta está ya escrita en el Motu Proprio: pedirlo al párroco y, posiblemente, buscar un sacerdote que está listo. Si esto se demuestra imposible, es necesario acudir al obispo propio, a quién se le pide que busque una solución apropiada. Si incluso de esta forma no se obtiene la satisfacción del pedido, escribir a la Comisión Ecclesia Dei que, no obstante, trata con los obispos, quienes son naturalmente nuestro interlocutor: se les pide una evaluación de la situación, para ver cuáles son las dificultades reales y cómo encontrar un remedio.

Cambiando de tema, ¿ha visto los resultados de la encuesta Doxa comisionada por Paix Liturgique y por nosotros [Messa In Latino]?

Sí, me alcanzaron un avance hace unos días. Estas cifras son verdaderamente notables y alentadoras, especialmente esa absoluta mayoría de los católicos practicantes que, al menos según la encuesta, consideran la existencia de las dos formas de la Misa en las parroquias como perfectamente normal. Entiendo que una copia de la encuesta ha llegado también al Santo Padre.

Bernard Fellay: el diálogo doctrinal Roma-FSSPX/SSPX durará largo tiempo


Vamos en 21 años, un año más un año menos, ¡qué más da...!

Entrevista del diario La Nación con el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, Oct-24-2009, Página 18. En esta ocasión no es que la entrevista contenga algo nuevo, lo cual no es culpa del entrevistado sino del entrevistador, ya que se trata de un medio secular, por lo tanto no puede ahondar en temas especializados.



-¿ Cuánto tiempo estiman que durará el diálogo con el Vaticano?

-Es difícil decir... En el Vaticano hablan de un año, por lo menos. Entonces, significa un largo tiempo.

-¿ El resultado de este proceso puede llegar a ser la integración definitiva de la Fraternidad a la Iglesia?

-Hay que distinguir la discusión de temas doctrinales de lo que usted llama integración. Son dos cosas paralelas. Sin embargo, en el Vaticano mismo dicen que esta integración no se dará antes de la aclaración de los puntos doctrinales que para nosotros son muy importantes porque hay hoy mucha confusión. Para mantener la unidad de la Iglesia, se necesita esta clarificación.

-En estos días que estuvo en Salta, ¿usted dijo que ciertos sectores progresistas de la Iglesia estarían impidiendo el acercamiento de la Fraternidad a la Santa Sede?

-Así es. Un ejemplo es que el presidente de la Conferencia Episcopal alemana dijo a un grupo de diputados que antes del fin de este año la Fraternidad estará de nuevo fuera de la Iglesia. Esto manifiesta muy claramente una intención más que hostil. Nuestro problema es un poco complicado porque hay peleas en el Vaticano. Entonces, ¿cuál es nuestro interlocutor? ¿Los progresistas y conservadores, o sólo uno de ellos? Es muy difícil de saber porque no es claro... En la Iglesia intentan mantener cierta unidad a pesar de estas divisiones.

-¿Y el Papa qué hace ante esto?

-Está más o menos en el medio. Quiere ser el papa de todos. Es muy difícil.

- Ustedes denunciaron que la difusión de la entrevista a Williamson, en la fecha en que se comunicó el levantamiento de la excomunión de los cuatro obispos lefebvristas, fue manipulada también por esos sectores.

-Sí; también en el Vaticano circuló un estudio que mostraba la posibilidad muy grande de una instrumentalización abusiva del caso. Solamente el hecho de que se difundiera a mediados de enero una entrevista que se había hecho a principios de noviembre ya es muy raro. Además, esa entrevista fue usada antes de ser difundida masivamente para impedirnos el uso de varios templos en Suecia. Se la mostraron a los que administran esos templos. Esto significa que había una intención maligna.

-¿Quién está detrás de esta instrumentalización?

-Están, por cierto, los progresistas, también la izquierda política y probablemente los masones. Usaron este episodio para golpearnos a nosotros y mucho más al Papa mismo. Esto es lo trágico de la historia. Ven un papa que poco a poco intenta hacer correcciones a algunas reformas, y no les gusta. Por eso, usaron este episodio infeliz como un bastón de oro para golpear a la Iglesia.

-En ese momento, usted aclaró que la posición de Williamson era personal. ¿Cuál es su situación ahora?

-La posición de monseñor Williamson es personal. Jamás fue para nosotros un problema este tema. El ahora está retirado, en uno de nuestros prioratos de Londres, donde reza y estudia.