Wednesday, October 21, 2009

Cardenal Cañizares presenta al Papa compendio sobre la Eucaristía


Traducción al español de un aparte de una información de L'Osservatore Romano, edición diaria en italiano, Oct-22-2009, pág 7.

En la audiencia general del miércoles 21 de Octubre el cardenal Antonio Cañizares Llovera, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha presentado al Papa el volumen Compendium eucharisticum (in Urbe Vaticana, apud Librariam Vaticanam, 2009, 467 páginas, 30 €), a cargo del dicasterio por él presidido y publicado el lúnes 19 de Octubre.

La necesidad de esta obra, un compendio de teología y espiritualidad eucarística, había sido indicada en octubre de 2005 por la undécima asamblea ordinaria del Sinodo de los Obispos que tuvo por tema la Eucaristía “fuente y cúlmen de la vida y de la misión de la Iglesia”.

Bernard Fellay: “Creo que el Vaticano nos dará la Prelatura Personal”



Entrevista con el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, en El Mercurio de Chile, Oct-18-2009.

A una semana de iniciar conversaciones con Roma:
La secreta visita del líder mundial de los lefebvristas a Chile


Bernard Fellay es el superior general de la Fraternidad San Pío X y uno de los cuatro obispos a los cuales el Papa Benedicto XVI levantó la excomunión en enero pasado.

GUSTAVO VILLAVICENCIO A.

No han pasado 24 horas de su arribo al país y la máxima autoridad mundial de los llamados "tradicionalistas", monseñor Bernard Fellay, recibe a "El Mercurio" en forma exclusiva en una casa de la calle Río Tajo, en la comuna de Las Condes, a una cuadra de donde actualmente se construye lo que será la nueva sede de los lefebvristas chilenos.

Monseñor Fellay no elude ninguna pregunta y asegura que en la Fraternidad "no hay nada oculto y que el Papa Benedicto XVI es mucho más abierto que algunos obispos de la Iglesia Católica".

Hoy a mediodía tendrá un encuentro masivo con sus fieles en el terreno donde se construye su futuro templo, con capacidad para 600 personas, en la calle Talaveras de la Reina. Su visita a Chile es en calidad de superior general de la orden; ayer asistió a una obra de teatro preparada por los fieles y se reunió con los cuatro sacerdotes que tiene la comunidad en Chile.

-¿Qué legado ha recibido su congregación de parte de la Iglesia Católica?

"Hemos recibido todo lo que es católico. Y por eso queremos mantenernos fieles a la Iglesia de nuestro bautismo".

-Según usted, ¿qué es lo que más los une a la Iglesia Católica?

"Tenemos todo lo que es necesario para ser miembros de la Iglesia Católica. Primero, la fe, ese tesoro que hemos recibido de la Iglesia y que queremos conservar hasta la muerte, porque sin fe es imposible agradar a Dios. Lo segundo, la gracia, la oración y la liturgia que nos vienen de la Iglesia, como muy bien lo ha expresado el Santo Padre en el Motu Proprio cuando dice que el rito antiguo de la misa jamás ha sido abrogado. Y por último, aunque pudiera parecer contradictorio, es el mismo Papa y la jerarquía de la Iglesia. La cabeza de la Iglesia, el Vicario de Cristo, es la autoridad que reconocemos".

-¿Eso significa que entre los tradicionalistas y la Iglesia todo está bien?

"No. Hay problemas, pero estos problemas no significan que hemos perdido esa relación de sumisión a la autoridad del Santo Padre".

-¿Se puede decir que ustedes han vivido separados de la Iglesia?

"Jamás. Hay peleas, como un cierto rechazo de una parte de la Iglesia, pero eso no significa separación. Jamás ha habido una declaración de cisma por parte de la Iglesia hacia nosotros. Se habló durante un tiempo de la excomunión de los obispos, pero jamás de una separación".

-¿Es necesaria esa especie de separación?

"El problema no es nuestro. Nosotros, como congregación, somos algo así como el indicio de un problema dentro de la Iglesia. Hay una separación real, aunque no definitiva, entre los que llamamos 'progresistas' y los 'conservadores'. Nosotros somos una especie de termómetro de la situación, que revela que hay un problema grave en la Iglesia".

"El mismo Papa actual, Benedicto XVI, ha condenado la opinión de que el Concilio Vaticano II y la reforma que le siguió constituyeran una ruptura con el pasado, que la Iglesia tuviera que cambiar".

-Mucho se ha especulado respecto de que la Fraternidad San Pío podría ser elevada a Prelatura Personal al igual que el Opus Dei. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

"Hay mucho de cierto. Creo que el Vaticano esta caminando hacia esa solución canónica".

-El obispo Williamson descartó hace algunos meses, en una entrevista con un medio sueco, la posibilidad de que seis millones de judíos murieran a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y estimó que a lo sumo hubo "entre 200.000 y 300.000 muertos en campos de concentración, pero ninguno en cámaras de gas" ¿Qué piensa de todo esto?

"Creo que esto fue un ataque muy bien planeado, no en contra de la Fraternidad, sino que directamente a la persona del Papa Benedicto XVI, a fin de empañar su gestión".

"El Papa Benedicto XVI es mucho más abierto que algunos obispos de la Iglesia Católica".

Card. Castrillón respecto del próximo inicio del diálogo Roma-FSSPX/SSPX


En una entrevista con Bruno Volpe para Pontifex, Oct-21-2009, el Presidente emérito de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Card. Darío Castrillón Hoyos, respecto del próximo inicio del diálogo Roma-FSSPX/SSPX, ha afirmado que “el diálogo es siempre positivo, aunque no es tan fácil como en este caso”, pero que espera que “podamos llegar lentamente a una solución”.

Preguntado si es medianamente optimista el Card. Castrillón “no hace ningún pronóstico”, y agrega que últimamente ha hablado con “muchos miembros de la Fraternidad San Pío X que de verdad no niegan el Concilio Vaticano II, sino algunas interpretaciones del mismo”, y continúa aclarando que en el llamado mundo tradicionalista hay muchos animos, unos que son moderados, a quienes respeta, los cuales parecen estar dispuestos a un diálogo conciliatorio en la diversidad, y otros que han negado y siguen negando el Concilio Vaticano II.

Para el Card. Castrillón el obstáculo principal en el diálogo es precisamente esa diversidad en el interior de la Fraternidad San Pío X, anotando que “ha leído en algunos sitios [de internet] que pertenecen a ella algunas cosas y valoraciones honestamente inaceptables”, pero al tiempo cree que “estas valoraciones un poco secas y fuertes son una minoría y no representan a todo el movimiento”.

Más adelante el Card. Castrillón destaca el modo positivo con que los tradicionalistas experimentan la Sagrada liturgia.