Tuesday, October 20, 2009

Primado de la Comunión Anglicana Tradicional agradece gesto del Papa



El Arzobispo John Hepworth, Primado de la Comunión Anglicana Tradicional (TAC) en una nota dada a conocer hoy ha agradecido el gesto de Benedicto XVI al ofrecer una Constitución Apostólica para responder a las peticiones de los anglicanos que desean entrar en comunión plena con Roma.

«Nos sentimos profundamente conmovidos por la generosidad del Santo Padre, Papa Benedicto XVI. El ofrece en esta Constitución Apostólica los medios para que “antiguos Anglicanos entren en la plenitud de la comunión con la Iglesia Católica”», anota Hepworth.

«Primeramente puedo afirmar que es un acto de gran bondad de parte del Santo Padre. Él ha dedicado su pontificado a la causa de la unidad. Ello es más que coincidir con los sueños que nos atrevimso a incluir en nuestras peticiones de hace dos años. Ello es más que coincidir con nuestra oraciones. En estos dos años, hemos llegado a ser muy conscientes de las oraciones de nuestros amigos en la Iglesia católica. Tal vez sus oraciones osaron pedir mas que las nuestras», continúa mas adelante Hepworth en su comunicado.

El Arzobispo Hepworth añade que «en tanto esperan el texto completo de la Constitución Apostólica, se sienten conmovidos por la naturaleza pastoral de las Notas publicadas hoy por la Congregación para la Doctrina de la Fe». «Mis hermanos obispos han ciertamente firmado el Catecismo de la Iglesia Católica y han hecho una afiramción acerca del ministerio del Obispo de Ronma, reflejando las palabras de Juan Pablo II en su carta Ut Unum Sint”, prosigue Hepworth.

Más adelante el comunicado anuncia que el Arzobispo Hepworth ha hecho un compromiso con la Comunión Anglicana Tradicional para que la respuesta de la Santa Sede sea llevada a cada uno de sus Sinodos Nacionales.


Actualización Oct-21-2009: Original en inglés de la “Declaración del Reverendísimo John Hepworth, Primado de la Comunión Anglicana Tradicional” en The Messenger Journal, Oct-20-2009.

Traducción al español en La Buhardilla de Jerónimo.

Tenemos primer candidato Anglicano para que entre en comunión con la Iglesia Católica

Como ahora hay una “Constitución Apostólica para responder a las peticiones de los anglicanos que desean entrar en comunión plena con Roma”, les tenemos un candidato propicio.

Información de agencia EFE, Oct-20-2009.

Londres, 20 oct (EFE).- Un pastor anglicano se ha declarado en su blog [aquí y aquí] harto de oficiar en funerales en los que sólo suenan canciones de Tina Turner y otros ídolos de la música pop. Ed Tomlinson, de 35 años, se queja de que "los mensajes azucarados de las estrellas del pop" hayan sustituido a los himnos y las oraciones del pasado, informó hoy "The Daily Telegraph". Según el vicario, aunque los partidarios de una sociedad totalmente laica crean haber logrado una victoria sobre la Iglesia, los infieles "van a acabar en la hoguera sin esperanza alguna de resurrección".

"En los últimos años he comprobado dolorosamente que muchas familias a las que he asistido con funerales no tenían el mínimo deseo de que éstos tuviesen el mínimo contenido cristiano", critica.

"Me ha ocurrido muchas veces asistir a una cremación como un limón y preguntarme qué hacía yo en un funeral durante el cual los altavoces vomitaban melodías de Tina Turner o perogrulladas sentimentales de algún poeta humanista", comenta en su blog.

Según el sacerdote, el aumento del número de funerales laicos es un signo de la actual marginación de la Iglesia.

"Me preocupa igualmente el hecho de que el cuidado pastoral se deje últimamente en manos de gentes cuyo único objetivo es hacer dinero", afirma.

El Papa aprueba una Constitución Apostólica para responder a las peticiones de los anglicanos que desean entrar en comunión plena con Roma


Información de Radio Vaticano en español,Oct-20-2009.

20/10/2009
El Papa aprueba una Constitución Apostólica para responder a las peticiones de los anglicanos que desean entrar en comunión plena con Roma


Martes, 20 oct (RV).- Benedicto XVI aprueba una Constitución Apostólica para "responder a las numerosas peticiones de grupos de clérigos y fieles anglicanos que desean entrar en comunión plena y visible” con Roma. La estructura canónica será la de Ordinariatos Personales.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha hecho pública hoy una nota informativa a cerca de la preparación de una Constitución Apostólica, con la que Iglesia Católica responde y se dispone a aceptar las numerosas peticiones que llegan a la Santa Sede por parte de grupos de clérigos y fieles anglicanos que desean entrar en plena y visible comunión con Roma. A este respecto, el arzobispo católico de Westminster y primado de Inglaterra, Mons. Vincent Nichols y el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, primado de la comunión anglicana, han hecho pública una declaración conjunta.

En la Constitución Apostólica, que será publicada pronto, el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que dispone que esta reunión corporativa en el seno de la Iglesia se realice a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitan a los fieles anglicanos entrar en plena comunión con la Iglesia Católica, conservando al mismo tiempo elementos del específico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano.

Según el tenor de la Constitución Apostólica, la vigilancia y la guía pastoral para estos grupos de fieles serán aseguradas por un Ordinariato Personal, y el Ordinario será nombrado por el clero anglicano. La Constitución Apostólica intenta crear un equilibrio entre el interés por conservar el precioso patrimonio anglicano y, por otra parte, existe la preocupación de que estos grupos y su clero sean incorporados a la Iglesia católica. Por tanto la Constitución Apostólica, representa una respuesta razonable y necesaria ante un fenómeno global, al que se ofrece un único modelo canónico para la Iglesia universal.

Este modelo prevé la posibilidad de ordenaciones de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos. Por razones históricas y ecuménicas, en cambio, los obispos católicos no podrán ser hombres casados. Los seminaristas del Ordinariato serán preparados junto a los católicos, aunque en algunos casos se podrá abrir una casa de formación con el fin de responder a las particulares necesidades de formación en el patrimonio anglicano. El cardenal William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha señalado que con esta propuesta la Iglesia intenta responder a las legítimas aspiraciones de estos grupos anglicanos que desean una comunión plena y visible con el Obispo de Roma.

Recordamos, que desde el siglo XVI cuando el rey Enrique VIII declaró la independencia de la Iglesia de Inglaterra de la autoridad del Papa, la Iglesia de Inglaterra creó las propias confesiones doctrinales, usanzas litúrgicas y prácticas pastorales, incorporando a menudo ideas de la Reforma protestante que llegaban del continente europeo. En los más de 450 años de historia, la cuestión de la reunión entre anglicanos y católicos siempre se mantuvo viva.

En la mitad del siglo XIX el Movimiento de Oxford mostró un renovado interés por los aspectos católicos del anglicanismo. Y posteriormente, el Concilio Vaticano II, nutrió ulteriores esperanzas para la unión. Desde entonces las relaciones entre anglicanos y católicos romanos han creado un clima de mayor comprensión y mutua cooperación.

Reportando sobre el mismo asunto dice V.I.S. en español, Oct-20-2009:

NOTA SOBRE PASO DE FIELES ANGLICANOS A LA IGLESIA CATOLICA

CIUDAD DEL VATICANO, 20 OCT 2009 (VIS).-El cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y el arzobispo Joseph Augustine Di Noia, O.P., secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, explicaron esta mañana durante un encuentro con periodistas la nota sobre los Ordinariatos Personales para los anglicanos que entran a formar parte de la Iglesia católica.

El cardenal Levada comentó una nota informativa de su dicasterio en la que se dice que "la Iglesia católica responde con una Constitución Apostólica a las peticiones dirigidas a la Santa Sede de grupos de clérigos y fieles anglicanos de diversas partes del mundo, que desean entrar en la plena y visible comunión con ella".

"En esta Constitución Apostólica -dijo-, el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano. Según el tenor de la Constitución Apostólica, la atención y la guía pastoral para estos grupos de fieles ex anglicanos será asegurada por un Ordinariato Personal, del que el Ordinario será habitualmente nombrado por el clero ex anglicano".

"La Constitución Apostólica, que está a punto de publicarse, representa una respuesta razonable e incluso necesaria a un fenómeno global, ofreciendo un único modelo canónico para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales, y en su aplicación universal, equitativa para los ex anglicanos. Este modelo prevé la posibilidad de la ordenación de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos. Razones históricas y ecuménicas no permiten la ordenación de hombres casados como obispos, tanto en la Iglesia católica como en las ortodoxas. Por tanto, la Constitución determina que el Ordinario pueda ser o un sacerdote o un obispo no casado. Los seminaristas del Ordinariato se prepararán junto a otros seminaristas católicos, pero el Ordinariato podrá abrir una casa de formación para responder a necesidades particulares de formación en el patrimonio anglicano".

"Esta nueva estructura -continúa la nota- está en consonancia con el compromiso en el diálogo ecuménico, que sigue siendo una prioridad para la Iglesia católica, en particular a través de los esfuerzos del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos". En este sentido, el cardenal Levada señaló que "la iniciativa proviene de varios grupos de anglicanos que han declarado que comparten la fe católica común, como expresa el Catecismo de la Iglesia Católica, y que aceptan el ministerio petrino como un elemento querido por Cristo para la Iglesia. Para ellos ha llegado el tiempo de expresar esta unión implícita en una forma visible de plena comunión".

El purpurado subrayó que "Benedicto XVI espera que el clero y los fieles anglicanos deseosos de la unión con la Iglesia católica encuentren en esta estructura canónica la oportunidad de preservar aquellas tradiciones anglicanas que son preciosas para ellos y conformes con la fe católica. En cuanto expresan en un modo distinto la fe profesada comúnmente, estas tradiciones son un don que hay que compartir en la Iglesia universal. La unión con la Iglesia no exige la uniformidad que ignora las diversidades culturales, como demuestra la historia del cristianismo. Además, las numerosas y diversas tradiciones hoy presentes en la Iglesia católica están todas enraizadas en el principio formulado por San Pablo en su carta a los Efesios: "Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo".

"Nuestra comunión -concluyó el cardenal Levada- se ha reforzado por diversidades legítimas como estas, y estamos contentos de que estos hombres y mujeres ofrezcan sus contribuciones particulares a nuestra vida de fe común".

En una declaración conjunta, los arzobispos de Westminster y Canterbury, respectivamente Vincent Gerard Nichols y Rowan Williams, afirman que el anuncio de la Constitución Apostólica "acaba con un período de incertidumbre para los grupos que nutrían esperanzas de nuevas formas para alcanzar la unidad con la Iglesia católica. Toca ahora a los que han cursado peticiones de ese tipo a la Santa Sede responder a la Constitución Apostólica", que es "consecuencia del diálogo ecuménico entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana".

"El actual diálogo oficial entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana -subrayan los prelados- sienta las bases para que prosiga nuestra cooperación. Los acuerdos de la Comisión Internacional Anglicano Católica (ARCIC) y de la Comisión Internacional Anglicano Católica para la Unidad y la Misión (IARCCUM) establecen con claridad el camino que seguiremos juntos".

"Con la ayuda de Dios y de la oración -concluyen- proclamamos nuestra determinación para reforzar el mutuo compromiso actual y la consulta sobre éste y otros argumentos. A nivel local, con el espíritu de la IARCCUM, quisiéramos adoptar el modelo de reuniones entre la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales y la Cámara Episcopal de la Iglesia de Inglaterra, centrándonos en la misión común".


NOTA INFORMATIVA DELLA CONGREGAZIONE PER LA DOTTRINA DELLA FEDE CIRCA GLI ORDINARIATI PERSONALI PER ANGLICANI CHE ENTRANO NELLA CHIESA CATTOLICA (Italiano)

NOTE OF THE CONGREGATION FOR THE DOCTRINE OF THE FAITH ABOUT PERSONAL ORDINARIATES FOR ANGLICANS ENTERING THE CATHOLIC CHURCH (Inglés)

NOTA DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE ACERCA DE LOS ORDINARIATOS PERSONALES PARA LOS ANGLICANOS QUE INGRESAN A LA IGLESIA CATÓLICA (Español)

JOINT STATEMENT BY THE ARCHBISHOP OF WESTMINSTER AND THE ARCHBISHOP OF CANTERBURY (Inglés)

DECLARACIÓN CONJUNTA DEL ARZOBISPO DE WESTMINSTER Y EL ARZOBISPO DE CANTERBURY (Español)