Saturday, September 19, 2009

El sacerdote, la bailarina exótica y el fruto de su amor

Una significativa manera de honrar el año de los sacerdotes conocemos hoy desde la Arquidiócesis de Miami en donde se desarrolla la siguiente historia.

Una mujer quien se autodescribe como antigua bailarina exótica ha solicitado una órden de restricción ante una corte de Miami contra un sacerdote de la Arquidiócesis de Miami, quien a su vez es el padre del hijo de Hernandez, por haberla atacado fisicamente.

La mujer llamada Beatrice Hernández dice haber conocido al P. David Dueppen cuando trabajaba en el club nocturno “Porky's”, entablando después una relación amorosa.

A comienzos de 2009 Hernández tuvo un hijo y exigió que Dueppen hiciera el test de paternidad. Luego de varios intentos para obtener el test de paternidad Dueppen atacó físicamente a Hernández.

“David [Dueppen] me dijo que si iba a los medios [de comunicación], me haría desaparecer y se llevaría a mi bebe”, dijo Hernández a CBS 4, canal local de Miami.

El último encargo de Dueppen fue como sacerdote adscrito a la iglesia San Maximiliano Kolbe en Pembroke Pines y actualmente no está asignado a ninguna parroquia, de acuerdo con Mary Ross Agosta, portavoz de la Arquidiócesis de Miami. Agosta dice que Dueppen pidió retirarse por un mes “por razones personales”.

Dueppen fue motivo noticioso en 2006, cuando The Miami Herald publicó un artículo en el que decía que una mujer fue abusada en 2005 por Dueppen. No es claro si aquella mujer es la misma Beatrice Hernández, pero la Arquidiócesis de Miami confirmó que un pago financiero fue hecho en 2006 a Hernández.


Entrada relacionada: ¡Que ‘padre’ tan responsable!, El regreso del sacerdote, la bailarina exótica y el fruto de su amor