Saturday, September 12, 2009

“Jesús de Nazaret II” a publicarse en 2010



La segúnda parte del libro “Jesús de Nazaret” de Benedicto XVI estaría por publicarse en la primavera próxima según anota este reporte de Rome Reports.



El Papa va a publicar en primavera de 2010 un nuevo libro
2009-09-11 14:52:28

11 de septiembre, 2009. A pesar de que en julio se rompió la muñeca, el Papa siguió trabajando en su libro y dictó las revisiones de la segunda parte de “Jesús de Nazaret”. Según el portavoz del Vaticano, publicará la obra en primavera.

Se trata de una triple reflexión histórica, teológica y ascética sobre la infancia, pasión, muerte y resurrección de Jesús.

De la primera versión dijo que no se trataba de una obra de magisterio papal, sino el resultado de su investigación personal y que por eso, nadie debe sentirse obligado a estar de acuerdo con él.

Joseph Ratzinger ha publicado más de cien libros. Jesús de Nazareth es el segundo que publica desde que fue nombrado Papa, si no se cuentan sus tres encíclicas ni las recopilaciones de discursos.


Entrada relacionada: “Jesús de Nazaret, Volumen II”, lanzamiento mundial en Febrero de 2011.

Diálogo Roma-FSSPX/SSPX: ¡No importa que no haya comenzado pero el Card. Schönborn ya sabe más de la cuenta!


El vaticano fijará su posición frente a la FSSPX/SSPX con respecto a las relaciones de la Iglesia con el Judaísmo, las cuales no son negociables, ha dicho el Cardenal austriaco Christof Schönborn en una entrevista aparecida hoy en el periódico Passauer Neue Presse.

Roma no le daría a este grupo una “entrada libre”, y el Papa se esfuerza por “alcanzar a un grupo de Católicos que se ha ido de la Iglesia y ponerlos de vuelta dentro de la barca”, dijo Schönborn.

Las posiciones no negociables que seran fijadas incluyen la posición de la Iglesia respecto a los judíos, otras religiones no Cristianas y otras confesiones Cristianas, y sobre la libertad religiosa como un derecho humano fundamental, de acuerdo con Schönborn.


Con información de agencia DPA.

Benedicto XVI en la segúnda ordenación episcopal de su pontificado


Todavía no tenemos la traducción oficial al español de la homilía del Santo Padre durante la Misa de Ordenación de cinco obispos, la segúnda de su pontificado, ocurrida hoy, pero por lo pronto traemos unos resumenes disponibles en español de la misma.





Cadena COPE.


Jornada bellísima, fiesta en la Iglesia. La Basílica vaticana, inundada de fieles, familiares, sacerdotes, obispos, cardenales, y la luz del sol. Cinco los nuevos obispos: monseñor Gabriele Giordano Caccia, nuncio en Líbano; monseñor Franco Coppola, nuncio en Burundi; monseñor Pietro Parolin, nuncio en Venezuela; monseñor Raffaelo Martinelli, para la diócesis de Frascati; y monseñor Giorgio Corbellini, presidente de la Oficina de Trabajo de la Sede Apostólica.

Cinco presbíteros llamados a formar parte del colegio episcopal en este «acontecimiento de oración», como ha dicho el Papa, en el que el Señor mismo, con la plegaria y la imposición de manos, asume a cada uno de estos hombres totalmente a su servicio. Igual que el sacerdocio de Jesús no es dominio, sino servicio.

Por eso, como ha subrayado Benedicto XVI en su homilía, Jesús mismo revela en el Evangelio las tres características para servir de la forma justa; las tres plasman el ministerio sacerdotal: fidelidad, prudencia y bondad.

El Señor confía un gran bien que no pertenece al sacerdote. La Iglesia, les dice el Papa, no es nuestra, sino que es la Iglesia de Dios.

«No ligamos a los hombres a nosotros -recalca-; no buscamos poder, prestigio, estima para nosotros mismos. Conducimos a los hombres hacia Jesucristo, y así, hacia el Dios vivo. Con ello les introducimos en la verdad y en la libertad que deriva de la verdad».

Una advertencia del Santo Padre: no sólo en la sociedad civil; también en la Iglesia se sufre que muchos, a los que se ha conferido una responsabilidad, trabajen para sí mismos y no por la comunidad. El siervo de Jesús no debe buscar adecuar su fe y su fidelidad a las modas; sólo Cristo tiene palabras de vida eterna, palabras que hay que llevar a la gente con una fidelidad creativa y libre de temores.

Otro punto para el siervo prudente: evitar la confusión con la mera astucia. La prudencia es virtud que indica el primado de la verdad. Ese es el criterio de actuación. Esencial, subraya el Papa, que la prudencia use la razón humilde, disciplinada y vigilante, ajena a los prejuicios y a los propios deseos; sólo guiada por la verdad, aunque ésta sea incómoda.

Y como en sentido pleno el único bueno es Dios, el siervo bueno es el que interiormente se orienta a Dios. La bondad crece uniéndose al Dios vivo. Por eso la bondad presupone la comunión con Dios, la relación viva con Jesucristo.

Los cinco nuevos obispos han trabajado en la Congregación vaticana para la Doctrina de la Fe, en la Secretaría de Estado o en el Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano. Con el mismo amor por Cristo y por las almas, dice el Papa, desarrollarán en sus nuevos campos de acción pastoral el ministerio que hoy se les ha confiado con la ordenación episcopal.

Agencia Notimex.

Ciudad del Vaticano, 12 Sep (Notimex).- El Papa Benedicto XVI lamentó hoy que "muchos" en la Iglesia Católica "trabajen para sí mismos" y pidió a quienes tienen puesto de mando evitar la búsqueda del prestigio personal.

El pontífice hizo su petición durante la homilía de la misa de ordenación de cinco nuevos obispos, entre ellos el recién designado nuncio apostólico en Venezuela, Pietro Parolin, en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

"Sabemos cómo las cosas en la sociedad civil, no raramente, también en la Iglesia sufren por el hecho que muchos a los cuales se les confirió una responsabilidad trabajan para sí mismos y no para la comunidad", dijo.

Recordó que Jesucristo pidió a sus seguidores desarrollar la fidelidad para servir "porque al siervo se le confío un gran bien, que no le pertenece".

"La Iglesia no es nuestra Iglesia, sino la suya, la Iglesia de Dios. El siervo debe dar cuentas de cómo ha administrado el bien confiado", apuntó el Papa.

Por ello pidió "no ligar" a los hombres, no buscar el poder y el prestigio, sino más bien conducir a los hombres hacia Jesucristo porque así se les introduce en la verdad y en la libertad.

De acuerdo al obispo de Roma, la fidelidad del siervo de Jesús consiste también en el hecho que él no busca adecuar la fe "a las modas del tiempo", de modo que tal fidelidad no tiene nada de estéril y de estático, es creatividad.

"La fidelidad no es miedo, está inspirada en el amor y en su dinamismo porque la fe requiere ser transmitida: no ha sido entregada para nosotros mismos", estableció.


Actualización Sep-18-2009: La traducción al español de la homilía del Santo Padre durante la ordenación de cinco obispos, Sep-12-2009, se encuentra ya disponible en la web del Vaticano.