Thursday, September 10, 2009

Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes: ¡Hasta la vista, baby!


La revista Golias (siempre desaconsejamos su lectura, nunca sobra decirlo) trae un artículo (del cual deploramos el modo en que está escrito) en el cual nos dice que el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes desaparecería para ser adscrito al Pontificio Consejo “Justicia y Paz”.

Le preocupa mucho a Golias que el Papa trate de asegurarse el control de la Curia Romana. Pero, ¿no es eso justamente lo que debería ocurrir?, antes de la reforma de la Curia Romana incluso el propio Papa era el prefecto del Santo Oficio, que es lo que ahora se llama Congregación para la Doctrina de la Fe.

De nuevo: ¡veremos...!

¿Un triunfo tradi: Vuelve la Sedia Gestatoria?


La batalla sobre la sedia gestatoria, la silla en la que los papas siempre habían sido transportados cuando aparecían en público, empezó a asumir proporciones extraordinarias. Luciani había arrumbado la famosa silla en el trastero. Los tradicionalistas empezaron entonces a ejercer presión para que la silla volviera a servir para sus longevos fines ceremoniales. El hecho de que unos asuntos tan triviales le hicieran perder muchísimo tiempo al pontífice constituye una cabal demostración de la amplitud de miras que existía en ciertos sectores de la Curia.

Luciani trataba de razonar con hombres como monseñor Noe; les hablaba como si fueran niños. El mundo en el que ellos vivían no era el mundo de Luciani, y estaba muy claro que éste no iba a consentir que le hicieran vivir en aquel mundo.

Hablando con Noe y con otros miembros de la Curia, Luciani manifestó que si andaba en público por su propio pie era porque no se consideraba mejor que ningún otro hombre. Detestaba la silla gestatoria y lo que ella representaba.

«Ah, pero la multitud no puede veros —le respondían los hombres de la Curia—. La gente exige que se vuelva a utilizar la silla porque todos tienen derecho a ver al papa.» Agudamente, Luciani les indicó que solía aparecer en televisión, y que todos los domingos salía al balcón de la plaza de San Pedro a la hora del Ángelus. También les señaló lo mucho que le repugnaba la idea de saberse transportado sobre las espaldas de otros hombres.

«Pero Su Santidad -le replicaron los de la Curia-, si lo que deseáis es sentiros más humilde de lo mucho que ya sois, ¿qué peor humillación que dejaros transportar en esa silla que tanto detestáis?» Enfrentado con un argumento de esta naturaleza, el papa se vio obligado a darse por vencido. En su segunda audiencia pública. Albino Luciani hizo su entrada en el Salón Nervi sobre la sedia gestatoria.


David Yallop
“En Nombre de Dios”
Editorial Oveja Negra
Bogotá, 1984






J. P. Sonnen sugiere hoy en su blog Orbis Catholicvs que la Sedia Gestatoria regresaría. La decisión vendría no del Papa mismo sino de su Secretario de Estado. ¿La razón?, los hijos quieren ver a su Papa. El último Pontífice en utilizarla fue Juan Pablo I, muy a pesar de sus preferencias personales como lo detalla la cita del comienzo.

¡Veremos!


Entrada relacionada: El asunto no resuelto de la Sedia Gestoria ¿Necesitan una razón para que regrese? ¡Apareció un buen motivo!.

Un sacerdote de la FSSPX celebró la Santa Misa en San Pedro


Información de Infocatólica, Sep-10-2009.

El padre Marcus Jasny, prior de una comunidad lefebvrista en Alemania
Un sacerdote de la FSSPX celebró la Santa Misa en San Pedro
Publicado el 2009-09-10 09:52:00


El padre Marcus Jasny, prior de la comunidad que la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X tiene en Neustadt an der Weinstrasse, en el suroeste de Alemania, celebró la Santa Misa según el «usus antiquior» en la Basílica de San Pedro en Roma. La Piusbruderschaft (Fraternidad de San Pío X en Alemania) ha informado del hecho en un reportaje publicado en su web sobre la peregrinación a Roma de graduadas del Instituto Schöneberg para chicas, cercano a Bonn.

(Kreuz.net/InfoCatólica) Las estudiantes visitaron la Ciudad Eterna del veinticuatro de agosto al dos de septiembre. La Misa se celebró a las siete de la mañana, antes de la llegada de los turistas.

La persona responsable de los permisos para celebrar misas en San Pedro aseguró que el sacerdote lefebvrista no había solicitado permiso por escito. Sin embargo, cualquier sacerdote puede pedirlo directamente en sacristía, ya que a nadie que demuestre su condición de sacerdote y pida el misal del Beato Juan XXIII se le niega el mismo.

No es la primera vez que los miembros de la FSSPX visitan el Vaticano y la Basílica de San Pedro. En el Año Jubilar celebrado en el 2.000, durante una gran peregrinación de fieles de dicha Fraternidad, realizaron en ella una solemne procesión, seguida del rezo del Santo Rosario y sermón de monseñor Fellay ante el altar de La confesión de San Pedro, seguida de la visita de los sacerdotes a la tumba de San Pío X.


Entrada relacionada: Ningún reparo con sacerdote de la FSSPX/SSPX que celebró Misa en la Basílica Vaticana.