Wednesday, August 19, 2009

Sr. Sacerdote: ¿Problemas cuando la gente recibe la Comunión en la mano y no puede constatar si la consumen?, ¡he aquí la solución!


Una nueva modalidad de hacer que las personas consuman la Comunión inmediatamente sea recibida en la mano ha aparecido: ¡amenazarlas con abofetearlas y asunto resuelto!

Información del diario El Heraldo de Barranquilla, Colombia, Ago-18-2009.

Sacerdote abofetea a niña en Misa
Por Miguel Barrios
Valledupar.


Una denuncia por lesiones personales reposa en la seccional de la Fiscalía de Chiriguaná contra el párroco del municipio de La Loma (Cesar), Ramón Muñoz, quien habría abofeteado a una niña de 11 años, porque después de recibir la hostia la pequeña se retiró de la fila y la enseñó a su hermana de 15 años.

El hecho de que la menor no llevara a su boca el llamado ‘cuerpo de Cristo’ molestó al sacerdote, por lo que se la arrebató de las manos y, enseguida, procedió a darle una cachetada ante la mirada atónita de los fieles asistentes.

El concejal Samuel Martínez, padre de la menor, afirmó que no es la primera vez que el sacerdote comete un acto similar durante las homilías, y lo acusa de estar obsesionado con la brujería. “En una ocasión quemó unos billetes en medio de una eucaristía en el corregimiento de Potrerillo, indicando que les iban a echar maleficios”, indicó.

De la misma forma, el papá de la menor aseguró que, tras recibir la bofetada, su hija se orinó y no pudo asistir al colegio durante varios días por causa del impacto sicológico que le produjo que la agresión propinada por el cura.

Luz Mary Vides, feligrés que presenció el episodio con la niña, sostuvo que fue algo impresionante y que llenó de temor a los asistentes a la misa porque después del agravio los mandó a todos a arrodillarse y a rezar tres credos.

El Concejal también dijo que el sacerdote de la parroquia Santísimo Cristo, de La Loma, no predica la palabra de Dios, pues “le pegó a mi hija diciendo que la habían mandado a llevarse la hostia para hacerle brujería”. Asimismo advirtió que “en el pueblo la gente le tiene miedo, pero yo no”, al tiempo que dijo que espera que se haga justicia.

Conciliación en fiscalía

El sacerdote Ramón Muñoz y el padre de la menor, Samuel Martínez, fueron citados por la Fiscalía de Chiriguaná a una conciliación que deberá cumplirse hoy, tras la denuncia interpuesta por el último.

Sin embargo, difícilmente el párroco podrá asistir porque se encuentra en un retiro religioso en la ciudad de Medellín.

EL HERALDO quiso consultar la versión del cura, pero no fue posible contactarlo, ya que no respondió su teléfono celular, pese a haberle marcado en repetidas ocasiones.

En la Diócesis de Valledupar tampoco fue posible ubicar al obispo Óscar José Vélez Isaza para que entregara su posición al respecto.