Wednesday, August 05, 2009

Mons. Ranjith: “No me arrepiento de lo que dije”



En la víspera de su partida para posesionarse como Arzobispo de Colombo, Sri Lanka, el diario Avvenire ha entrevistado al anterior Secretario de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Mons. Malcolm Ranjith (PDF aquí). Aparte traducido al español por Secretum Meum Mihi.

[...]

Excelencia, después de tres años y medio en el encargo de secretario para la Congregación para el Culto Divino...


Sigo estando profundamente agradecido con el Papa por haberme llamado a Roma para trabajar con Él en un campo decisivo como el de la liturgia. En estos años he tenido la alegría de poder vivir de cerca la acción del Papa y su insistencia en la renovación de la Iglesia intimamente vinculada a la renovación de la vida litúrgica.

¿Como se encontró en su labor en la Congregación?

Tuve la oportunidad de trabajar con dos cardenales —Francis Arinze primero y Antonio Cañizares Llovera por unos meses— verdaderamente a la altura de la situación. He intentado en estos pocos años asegurar que haya más debate y reflexión sobre aquellos aspectos de la liturgia que, infortunadamente, han sido relegados al márgen, pero que en realidad pertenecen a lo esencial, como también ha indicado en los diversos escritos sobre la materia el Papa. En cuanto al futuro, estoy seguro de que con el cardenal Cañizares la liturgia de la Iglesia está realmente en buenas manos.

¿Y en la Curia romana?

Como es sabido de todos, pasé ocho años al servicio de la Santa Sede. Esta experiencia me ha enriquecido tanto, ampliando los horizontes y haciendome disfrutar el misterio de aquella íntima unión entre la Iglesia y el Señor y Su acción santificadora por medio de ella, a menudo en silencio, con paciencia y, a pesar de las dificultades, de los obstáculos y de la diversidad de puntos de vista humanos, incluso entre sus discípulos.

¿No se arrepintió de algunas declaraciones hechas en el pasado y que se consideraron demasiado críticas acerca de la situación actual de la vida litúrgica de la Iglesia y muy positivas sobre el mundo tradicionalista ligado a los llamados ritos preconciliares?

Quizás a veces he usado tonos un poco fuertes, pero sinceramente no me arrepiento de lo que dije. La historia y el Señor me juzgarán.

[...]

Obispo de Copenhague celebra la Forma Extraordinaria de la Santa Misa


Vía The New Liturgical Movement, Ago-04-2009, nos enteramos de una curiosidad. Su Excelencia. Mons. Czeslaw Kozon, obispo de Copenhague, Dinamarca (København, Danmark), celebró la Santa Misa según la Forma Extraordinaria el pasado Domingo Ago-02-2009. El Grupo de San Carlos Borromeo informó (aquí) que cuando tuvieron dificultades para encontrar sacerdotes que celebráran durante el verano europeo, el obispo Kozon generosamente se ofreció él mismo para celebrar la Santa Misa el Domingo pasado.

¡Cómo nos gustaría relatar una historia parecida de un país, por ejemplo, de Centro o Sur América, en donde el Catolicismo es mayoría, y no de un país nórdico en donde no propiamente es que el católicismo sea la religión dominante!



La “dictadura del relativismo”


Queridos hermanos y hermanas, 150 años después de la muerte del Santo Cura de Ars, los desafíos de la sociedad de hoy no son menos difíciles, aunque tal vez, se han vuelto más complejos. Si entonces era la “dictadura del racionalismo”, en la epoca actual se registra en muchos ambientes como una especie de “dictadura del relativismo”. Ambas respuestas son inadecuadas para el justo derecho del hombre de usar plenamente la propia razón como un elemento distintivo y constitutivo de la propia identidad. El racionalismo es insuficiente porque no tiene en cuenta las limitaciones humanas y pretende elevar la sóla razón como medida de todas las cosas, transformándola en una diosa; el relativismo contemporáneo mortifica la razón, porque de hecho llega a afirmar que el ser humano no puede conocer nada con certeza más allá del campo científico positivo. Pero ahora, como entonces, el hombre “mendigo de sentido y plenitud” va en la continua busqueda de respuestas completas a las preguntas de fondo que no cesa de planearse.


Benedicto XVI
Catequésis en Audiencia General
Ago-05-2009.